La Liga de Enólogos, vinos hechos por amigos para amigos

Llega un Día del Amigo distinto y La Liga propone también hacer algo distinto: ya sea por zoom o whatsapp no dejes de alzar la copa con tus amigos.

La Liga de Enologos

Este será un año difícil de olvidar aunque no alcanzó para poner a en juego el valor de la amistad. Por esto mismo y par a que no dejes de celebrar el Día del Amigo, La Liga de Enólogos se convierte en “La Liga de los Amigos”.

Así es, la marca de vinos creada por siete amigos enólogos enólogos de diferentes regiones del país en 2018, propone una vez más reencontrarse, verse las caras (aunque sea virtualmente) y elevar las copas bien alto para brindar por la amistad que se sostiene a pesar de todo.

Porque descubrimos que estar distanciados no significa estar desconectados y encontramos nuevas formas de compartir sin la necesidad de estar físicamente en un mismo lugar.

Este lunes 20 de Julio festeja la amistad de lejos pero cerca con una copa de #Malbec, #BlenddeTintas, #CriollaRosado o #BlenddeBlancasDulces. Porque, aunque estemos compartiendo de una forma diferente, lo importante es que estamos juntos.

Para sumarte a los festejos del Día del Amigo con La Liga seguilos en Instagram (@laligadenologos) y Facebook, La Liga de Enólogos.

Para más información ingresá a www.laligadeenologos.com.ar

 

La liga de enólogos 

Los amigos de la liga

El Bautismo es su primera línea de vinos de perfil joven, ágil y fácil de tomar. Compuesta por cuatro etiquetas, un Blend de tintas, un Blend de blancas dulces, una Criolla rosada y un Malbec, sus creadores son Carolina Cristofani, Emile Chaumont, Alejandra Riofrío, Juan Ignacio Arnulphi, Victoria Flores, Fernando Sirerol Herrera y Tomás Bustos.

 

En este tiempo compartido en las redes sociales, La Liga fue conquistando al público más joven -los millennnials- para acercarlos al consumo de lo mejor que ofrece el mundo del vino, el placer de brindar y disfrutar de la amistad de un modo que solo se puede sentir a través de la mirada a los ojos y una buena copa de vino. La diversidad de sus orígenes, su formación y en especial el amor por los suelos, llevó a estos jóvenes enólogos a realizar pequeños grupos para co-crear los diferentes varietales que dieron origen a El Bautismo. Vinos frescos, frutados, ligeros y fáciles de tomar que no pretenden ser protagonistas, sino cómplices de esos momentos; creados y pensados para quienes buscan disfrutar de cada comida, de cada juntada, de cada charla, valorando y apreciando lo verdaderamente importante de cada momento.

 

Este 2020 La Liga se convirtió más que nunca en el resultado del trabajo en equipo, que a pesar de las distancias y la falta del calor de la cercanía, el valor de la amistad se notó más en la confianza en el otro y de creer que, más allá de las dificultades, tener un proyecto entre amigos es posible a pesar de todo. Sigamos el ejemplo de La Liga de Enólogos y seamos creadores de más momentos con amigos. ¡Salud!