En esta semana decile, al menos por un rato, bye bye a las hamburguesas, addio a las pizzas y adieu al ratatouille, las baguettes y los crepes. Declarale la independencia a esos sabores y firmá el acta por la cual te aferrás con fervor patrio a los gustos locales, que los próceres están de tu lado.

Sí, estamos influenciadísimos por recetas europeas, ya lo sabemos. Pero juguemos a que somos de verdad soberanos en materia alimenticia y que tenemos una identidad absolutamente nacional. En ese espíritu, queremos proponerte 9 comidas típicas argentinas para que elijas con cuál vas a festejar esta 9 de julio, esta semana de liberación. Y como somos generosos a la hora de cantarle a nuestras rotas cadenas, también te damos una yapa con dos gustos de helados artesanales nuevos y bien argentos.

Así que empezá a tildar todo lo que te guste, que lo que no se come va al freezer y podés seguir sintiéndote libre varios meses más.

1. Locro, infaltable

Laborioso de preparar, en Argentina lo planificamos con tiempo para alguna fecha patria, pero se lo merece porque es un plato popular y rendidor. Acá tenés una receta espectacular entre las comidas típicas argentinas:

Te recomendamos los mejores vinos para el locro del 9 de julio

2. Arroz con leche

Postre de abuela, de esas mujeres que siempre sacaban de la galera (del batón, en este caso) una cuota de dulzor para los voraces paladares infantiles de la casa, te acercamos la receta de arroz con leche clásico, que se hace con ingredientes que están en cualquier casa y que solo demanda controlar su preparación como si fuera un risotto. En definitiva, necesitamos un rato de amor en la cocina: no por nada cuando recordamos a nuestra abuela la vemos ahí.

Receta de arroz con leche clásico, el postre para hacer con lo que tenés a mano

3. Empanadas

Christian Petersen es un crack. Y como tal, también tiene una versión de las empanadas, el plato federal y argentino por excelencia. Cada región tiene su receta, cada una se hace con un corte de carne especial, se utilizan distintas especias; algunas llevan papas, otras no; algunas tienen más cebolla, otras tienen un número exacto de repulgues y así, la lista de las características de las empanadas nacionales puede ser interminable.

Sin embargo, no se discute que es uno de las comidas típicas argentinas: en todas las casas y celebraciones argentinas se comen empanadas y en cualquier destino este bocado perfecto de masa y relleno sabroso siempre da la bienvenida. Por eso, y porque es un experto en cocina argentina y recorrió el país haciendo innumerables programas de televisión, Christian Petersen tiene una versión de las empanadas carne. Y nosotros te la compartimos:

Empanadas de lomo: la versión perfecta del chef Christian Petersen

4. Queremos flan

Querés comer flan casero argentino. Ese que es firme, con agujeritos, que chorrea caramelo y se come con bocha de dulce de leche y crema. Sí, sí, sabemos que el flan profesional debe ser liso y suave, pero hoy, en estas tardes eteeernas, seguro querés un flan casero argentino.
Como somos muy grossos, le preguntamos a Osvaldo Gross si nos podía contar todos los secretos de este postre. Y se copó. Fijate:

¿Cómo hacer el flan casero argentino sin usar 12 huevos?

5. Carbonada para todos

Si están antojadísimo de guiso patrio pero te da fiaca cocinar, tenemos la solución: una de las mejores opciones en esta temporada de alto guiso es la carbonada, ese plato que se hace dentro del zapallo y lleva orejones de durazno. Podés pedirlo con delivery en @1810cocinaregional.Comidas típicas argentinas

6. Pastelitos dulces

¿Los preferimos rellenos de membrillo o dulce de batata? Entre las batallas por la independencia actual, este asunto divide a los argentinos.

Y a vos, ¿cuál te gusta más? Para resolver esta cuestión y lograr la tan ansiada unidad nacional después de 200 años en los que hubo tantas penas y olvidos, nada mejor que aprender a hacer el pastelito de la conciliación y rellenarlo con lo que sea que nos venga en ganas, que también puede ser dulce de leche repostero, por qué no. Tomá nota:

La batalla por la independencia: los pastelitos ¿de membrillo o batata?

7. Nada como un puchero

Es un despliegue de ingredientes, de cacharros, de ollas, de vajilla que atemoriza a más de uno, a más de una. Pero, tranca, que sin falsa modestia te vamos a resolver la vida. El puchero, ícono de la gastronomía abundante, fantasía concreta de equilibrio justo y delicado, potaje sacrosanto y columpio perfecto para la siesta dominical (mejor aún si es en día frío y nublado), te traemos la llave de la felicidad: la receta para el puchero más fácil del mundo entre las comidas típicas argentinas:

Cómo preparar el puchero más fácil del mundo

8. Chuuuuuurros

Son un placer antiguo (forman parte de las denominadas “frutas de sartén”, un concepto que se usa desde la época medieval para nombrar a los alimentos fritos elaborados con masa y rellenos de dulce) y si hay algo de lo que Buenos Aires puede jactarse es de que tiene muchas y muy buenas churrerías barriales.

Todos esos negocios están signados por una verdad gastronómica irrefutable: cuanto más en el momento se fríe el churro, más crocancia y mejor sabor tiene. Pero en estos tiempos pandémicos en los que los movimientos están limitados, si no tenemos churrería a mano una buena opción es incluirlos en las facturas que buscás en la panadería cercana.

Acá, una nota en la que rendimos homenaje a esas dulzuras domingueras:

Facturas argentinas, edición cuarentena: la hora de la calidad

9. ¿Asado?

En este caso, fuimos a la fuente de la felicidad: Gastón Rivera, el creador de La Cabrera, nos contó cómo elegir la carne, qué tipo preferir, cuáles son los mejores cortes, a qué temperatura hay que llevar la parrilla, qué condimentos tener a mano, cuándo leña y cuándo carbón y un montón de secretos más.

La Cabrera te revela sus secretos para que seas un gran asador

Y una yapa

En el noveno lugar, como viste, tenemos un clásico argento, sí, aunque no se trata de un sabor específicamente patrio porque en realidad es un long seller que comemos todo el año, con cualquier excusa. De puro arbitrarios incluimos el asado en este listado pero no somos taaaaan caprichosos como para decir que tenemos la sartén por el mango y entonces aceptamos tus propuestas. ¿Qué sumarías vos como comida típica argentina en caso de que la parrillada te resulte discutible por omnipresente en la dieta nacional? ¡Contanos en los comentarios, que somos todo oídos!

Y como además somos muy fans de nuestro trabajo, te damos un último regalo con este datazo-novedad: si no se te ocurre nada para aportar a la lista, tenemos en este 9 de julio dos helados que son una verdadera revelación celeste y blanca.

Como esos que debutan en la Selección y todos miramos con desconfianza pero después aplaudimos, hacen su ingreso a la cancha patria dos sabores escarapelados: helado de queso y membrillo y helado de alfajorcito de maicena. El primero es la indudable versión fría del postre vigilante, y el segundo, con reminiscencias de esa masa que se deshace y tiene corazón de inocultable, y argento, dulce de leche.

Estos sabores estarán disponibles a partir del 9 de julio en las heladerías artesanales que figuren con bandera argentina en este mapa patrio interactivo del helado.