Comé+Plantas es una nueva herramienta pensada para que brote el consumo de vegetales: aparece como la solución perfecta para germinar ideas cuando te llega el bolsón de verdura y no sabés qué hacer con varias de las cosas que contiene. ¿Qué es esta hoja verde y gruesa que dice kale? ¿Es temporada de batatas? ¿De dónde es originaria la acelga? ¿Qué recetas puedo hacer con caqui? Además, cada vez que la abrís la app te tira uno de los esperados tips de su creadora, Narda Lepes.

La aplicación incluye inteligencia artificial de reconocimiento facial (desarrollo de Microsoft y Shifta, esta vez aplicado a frutas y verduras) y tecnología Machine Learning, así que si sacás una foto a algo que no conocés, al toque te revela de qué se trata.

La experiencia del usuario en Comé+Plantas es súper amigable: las láminas con contenido van pasando como si fueran stories de Instagram. Elegís zapallo, por ejemplo, y pantalla tras pantalla podés ver la familia botánica, el origen, las variedades, dónde se cultiva, cuándo está más rico, consejos (podés guardarlos y compartirlos con tus contactos), con qué otros ingredientes va bien, curiosidades y las recetas clásicas en las que es protagonista.Comé+plantas

Comé+Plantas incluye más de 1.000 tips e información de más de 90 vegetales pertenecientes a 30 familias botánicas, y Narda fue mucho más que su curadora. Fue también la cabeza que logró unir disciplinas diversas para su desarrollo. Desde ingenieros expertos en inteligencia artificial, ingenieros agrónomos del INTA, programadores, productores, diseñadores y operadores del Mercado Central hasta su propio backup de conocimiento.

Hablamos con ella sobre su nuevo chiche tecnológico que ya figura entre las app más descargadas de la semana.

¿Cuáles fueron las premisas a las que se ajustaron para elegir los 90 productos de Comé+Plantas?

Pensamos en los que son más accesibles en Argentina. Los que son de producción baja o que solo se consiguen en un lugar, no los pusimos. Queríamos productos que todo el mundo, en general, pudiera conseguir. Hicimos un balance entre lo que más se encuentra y lo que va a tener posibilidad de hacerse masivo, porque ya hay una decisión de producirlos, como caqui, granada o kale. Más tarde o más temprano, eso llegará a todas las verdulerías.

¿Qué patrones de búsqueda de info se desprenden a 10 días de lanzada la plataforma?

Todavía no tenemos patrones, necesitamos esperar a que cierre el primer mes de uso. Lo que sí sabemos es que le fue muy bien en calificaciones y en descargas, que son muchas. Empezamos a tener algunos datos acerca de cómo la está usando la gente. No falta el que le saca una foto al gato para ver qué hace la app; pero más allá de eso, estamos viendo cómo la usan los niños y eso me tiene entusiasmada, porque los chicos tienen la cabeza abierta para aprender de maneras no lineales. Desarrollamos un sistema de color para identificar cada familia botánica, entonces cada vegetal tiene un color de fondo. Esto significa que, por ejemplo, todos los rosas son cítricos y combinan bien entre sí. Hay chicos que juegan con otros a una especie de Trivia y tienen que adivinar de qué producto hablan sin mostrar la ilustración. Aprenden de maneras laterales. Eso me parece increíble.

¿Qué te sorprendió al desarrollarla?

Muchas cosas, pero reconozco que yo no le daba importancia a la herramienta de reconocimiento facial. Me parecía que bueh, si lo quieren poner, póngalo. Pero ahora, que ya está en uso, me doy cuenta de que es una herramienta que implica que la gente toque los productos, investigue. Los chicos, sobre todo, se divierten. Fue muy importante el trabajo interdisciplinario y en el futuro me gustaría hacerla regional.

Antes los productos tenían épocas muy marcadas: sandía en verano y espinaca solo en invierno. Hoy hay frutas y verduras todo el año, al menos en las grandes ciudades, por los cultivos a distintas latitudes, los avances de la genética y la tecnología de la conservación.

comé+plantas
¿Eso confunde al consumidor? ¿Perdimos la noción de estacionalidad?

Los que vivimos en el centro del país estamos en situación de privilegio porque todo viene hacia nosotros. Pero a gran escala, los productos que se consumen y comercializan son muy pocos; lo dicen los estudios del Conicet y el Mercado Central: mucha gente solo come papa, tomate, cebolla, zapallo y zanahoria, y naranja, mandarina, manzana y banana. Por eso cuando trabajamos en la app me preguntaban ¿cuál es el target? Y yo decía: no hay target, es para todos, para chicos, viejos, grandes. De todas maneras, elegimos no hablar de estación, sino de cuándo un producto está óptimo. Porque si yo solo te digo que el tomate es de verano, dejo afuera que en Jujuy se cosechan antes y son espectaculares. Por eso hay que aprender a distinguir cuándo es más rico.

Comé+Plantas no incluye info nutricional. ¿Por qué?

Ni calorías, ni vitaminas, ni nada. Vos comé plantas, ése es el mensaje. Esa información nutricional nos la vienen contando hace mil años y mirá cómo nos fue: solo comemos cinco cosas. Yo no quiero decirle a la gente ojo, no comas este tomate de cámara, ni si es orgánico o tiene agrotóxicos. No, yo solo te digo comé más plantas. Cuando todos comamos más plantas, podremos fijarnos en más data. Ahora estamos trabajando en más info gráfica para el que ya tiene data, nivel 2, ponele.

También incluye tus ya célebres tips. ¿Se volvieron más importantes que las recetas?

No, son distintas cosas. Los tips tienen punch, permiten verbalizar conocimientos que uno tiene empíricamente. Uno cocina y hace sin pensar: un puerro, lo lavás bien porque sabés que tiene tierra, sabés que no lo podés dorar demasiado porque se transforma en una soga de cuero asquerosa. Todo eso te sale natural, aprendés haciéndolo. Pero si yo solo te digo saltear el puerro en una receta, tenés 90% de probabilidades de cagarla. Hay mucha gente que no tiene ni idea. Me pasó cuando hice Doña Petrona por Narda, que agarré el libro y decía en cuatro renglones: “Hacer un merengue clásico, batirlo con crema y ponerle ralladura de limón”. Hoy sería imposible publicar una receta así; tendría mil párrafos, porque la gente no sabe lo que es un merengue clásico. Necesitamos aprender a preparar los alimentos, saber cuál es la mejor época del año para consumirlos, entender de dónde vienen, cómo se cultivan y cómo llegan a nosotros e incorporar variedad. Los tips ayudan en eso. Recetas hay miles.

Comé+Plantas se lanza en plena cuarentena, cuando se puso de manifiesto la necesidad de cocinar y la desconexión que mucha gente tenía con la cocina. ¿Cómo impactará todo esto en el futuro?

Pienso que la cuarentena sirvió para que mucha gente sintiera por primera vez el olor del pan recién hecho, de la cebolla dorada. Muchos tuvieron que ir a la verdulería, elegir tomates, darse cuenta de que no es lo mismo éste o aquel. Y, además, quien estuvo atento pudo registrar que la cuarentena comenzó cuando todavía había productos de verano, comíamos duraznos. Pasamos todo el otoño, comimos caqui y ahora ya no hay más. Estamos en invierno, los tomates no son los mismos. Quien le haya prestado atención a todo eso se habrá enriquecido.

Para descargar la aplicación desde la web: comemasplantas.co

Laura Litvin
Es periodista especializada en gastronomía y trabaja en la producción de Cocineros Argentinos, el programa de cocina de la TV Pública. Escribió en La Nación Revista, El Planeta Urbano, El Gourmet, Revista Alta, entre otros medios. Además, es editora de libros en Editorial Planeta y está a cargo de las investigaciones sobre producto para el ciclo M.E.S.A. de Estación. Escribe notas sobre la cocina argentina en distintos medios extranjeros.