“Comida rica y fresca recién hecha”, se lee en el Instagram de Benedetta, el restaurante y también café que abrió hace pocos meses el chef Agustín Brañas. Seguro recordás a Agustín de la tele: suele visitar el piso de Cocineros Argentinos, porque viajó por todo el país (y por el planeta) y conoce muy bien cada región.

Cómo es Benedetta restó

Concepto

Una propuesta moderna en lo estético, con platos elaborados con excelente materia prima y buenas técnicas, en los que siempre se reconoce sus primeros pasos como cocinero en la Patagonia, las recetas de abuela y algunos clásicos de bodegón. No faltan los sabores del mundo que tan bien conoce Agustín tras haber viajado durante años.

Su amor por los fuegos, los vegetales y las carnes tratadas con cariño y buenas técnicas no fallan. En Benedetta restó no hay rarezas o extravagancias, sino todo lo contrario: hay conceptos y platos de siempre con vueltitas gourmet, hermosamente presentados y ricos. Hay opciones veganas y sin TACC, bien marcadas en la carta.

Las carnes –una de las especialidades de Brañas- tienen su espacio protagonista y salen con ricas guarniciones (que también se pueden pedir como platitos). Pastas caseras, tartas, ensaladas y sándwiches completan las propuestas de mediodía, para almorzar liviano. De noche, la carta propone algunas opciones más elegantes y elaboradas.

Benedetta, el precioso restó contemporáneo de Agustín Brañas 1
Una propuesta moderna en lo estético, con platos elaborados con excelente materia prima y buenas técnicas.

La trazabilidad

“Yo sé de dónde viene cada producto que uso, trato de contar con todo lo más fresco posible. Uso pesca de anzuelo de Mar del Plata, y carnes seleccionadas de frigoríficos que trabajan con alimentación a pasto, de alta calidad. Los vegetales lo mismo: quise que en Benedetta restó hubiera muchos, bien tratados, con sabores y técnicas cuidadas”, cuenta.

Agustín quiere que Benedetta se convierta en el restaurante del barrio, para ir a comer seguido. O para llevar a casa, porque tienen Take Away. También podés ir a tomar un café a la tarde con rica pastelería.

El chef

Su historia es singular: estudió en Ott College y su primer trabajo fue en la Patagonia. Eso lo marcó para siempre y la cocina de fuegos hoy es una de sus huellas de identidad. Pero ese solo sería su primer viaje, el primero de mil, porque se formó y trabajó en distintos lugares del planeta. Tantos, que desde hace más de 20 años los aeropuertos son su segunda casa. Algunos restós por los que pasó: The Ivy, The River Café, Tragabuches, Mugaritz y Maskana y más.

Benedetta, el precioso restó contemporáneo de Agustín Brañas 2
Algunos restós por los que pasó: The Ivy, The River Café, Tragabuches, Mugaritz y Maskana y más.

Además, desde 2015 dirige las cocinas de una veintena de lodges de lujo en América Latina y en 2015 abrió Chubut Food & Fire, un restaurante de fuegos y cocina argentina en los Alpes Suizos, en Gstaad (reconocido por la Guía Michelin y Trip Advisor; premiado con el Best Award of Excellence en 2016 por Wine Spectator por tener una de las mejores cartas de vino del mundo y distinguido por la revista Vogue París como el mejor restaurante de carnes del mundo en dos oportunidades).

Amante de la naturaleza, inquieto, curioso y conocedor de la riqueza de la despensa argentina, quiso abrir su propio local en Buenos Aires. Así nació Benedetta -el nombre es el de su primera hija- para plasmar todas las vetas de su trayectoria.

El lugar

Está ubicado en la esquina de Demaría y Sinclair, con un diseño luminoso en el que se destacan colores que rememoran al Mediterráneo: hay azulejos azules y turquesas, sillas blancas impecables y mesas con texturas de patio, madera blanca que evoca el mar. Se respira verano, sol, playa. En el segundo piso hay otro gran salón, ideal para eventos familiares o corporativos.

Benedetta, el precioso restó contemporáneo de Agustín Brañas 3
En el lugar se respira verano, sol, playa.

La carta

Todo es rico, pero hay algunos bocados que nos tentaron primero como entradas: croquetas de osobuco con alioli, perfectas, crujientes por fuera y suaves por dentro. Buñuelos de acelga que salen con labneh (una especie de yogur griego) cítrico y ciboulette. Probamos el Pastrón de Benedetta, hecho muy suave, todo casero, que sale con alcaparras fritas, pickles de hinojos, mostaza de remolacha y rúcula. Original. Las albóndigas al pomodoro, gol. Ahh, la humita con queso cuartirolo quiquirimichi y maíz quemado, no podés parar de comer.

Principales

Nos copamos con el pulpo con dressing de tomate cherry, ajo negro, emulsión de palta y chips de papines… cocción impecable. Si vas por algo más power, probá la quijada braseada con puré de papas. Hay pie de cortero en masa hojaldrada que es para compartir; arroz con hongos en paella; raviolones de batata y provolone con pomodoro y pesto genovés. Rico.

Guarniciones

La verdad es que también valen como platitos: carpaccio de remolacha con Patagonzola (el queso de Mauricio Couly), naranja, cebolla morada, pickles y algo fresco, muy bueno. Las zanahorias quemadas con queso de cabra, avellanas y cilantro, también. ¡Papa rösti! Muy rica. Y si vas por algo simple, podés pedir las empanadas cortadas a cuchillo o de jamón y queso cuartirolo.

Benedetta, el precioso restó contemporáneo de Agustín Brañas 4
El imperdible carpaccio de remolacha con Patagonzola.

Dulces

Hacete lugar para los postres, especialmente los helados caseros, y no te pierdas el de pistacho. Mousse de chocolate, flan de dulce de leche, ¡panqueques con helado de banana! o tarta de peras y almendras con helado de fior di latte, por ejemplo.

Beber

Vinos originales de bodegas de autor y clásicos. Muy buena coctelería (asesora en la carta uno de los bartenders de Boticario).

GPS. Demaría 4709, Palermo. De domingo a martes de 12 a 23:30. Instagram

Es periodista especializada en gastronomía desde 2006. En Vinómanos escribe sobre restaurantes, entrevista a cocineros y productores, investiga sobre productos y está en permanente contacto con los protagonistas de la escena culinaria nacional. Es editora de libros de cocina en Editorial Planeta y también colabora en distintos medios como La Nación, Forbes, eldiario.ar y Wines of Argentina, entre otros. Trabajó en la producción de Cocineros Argentinos, en la revista El Gourmet, en El Planeta Urbano y fue la editora del suplemento de cocina del diario Tiempo Argentino.