Las buenas noticias corren tan rápido que, a las pocas horas de abrir las puertas de PickUp, el nuevo local en San Isidro de Christian Petersen, ya había cola de gente esperando para sentarse. 

Tal vez muchos lleguen hasta allí por la curiosidad de ver en el local al cocinero de la tele (Christian es ultra archi conocido por mil programas en El Gourmet ; jurado de El Gran Premio de la Cocina, por Canal 13, y coanfitrión de Parrilla para todos los días), controlando que todo funcione bien, charlando con los comensales, colaborando en el servicio de las mesas.

Muchos se acercan a esta esquina blanca porque saben que, si está él, es garantía de comida rica. Y, especialmente, de carne de alta calidad.  

PickUp
Hamburguesa de bife de chorizo, tapa de asado y roast beef de Angus, calidad de exportación.

¿De qué se trata PickUp? 

“Son dos conceptos en realidad. Uno se llama “Todo el día” y comienza a la mañana con desayunos, jugos naturales, cafés especiales y las piezas de panadería y pastelería de La Valiente (otro de sus emprendimientos para el que convocó al panadero Germán Torres). 

Al mediodía, sirven la especialidad de la casa. “Ofrecemos hamburguesas y milanesas con carne de exportación, con vegetales de estación, y también hay opciones veggies para quienes no coman carne. Y a la tarde, vuelve a ser cafetería”, cuenta Christian. 

Pero eso no es todo. El local se llama PickUp porque podés retirar tus encargos de P_Milas, el delivery de milanesas y hamburguesas que sale directo de la cocina de P Hermanos , la parrilla de los hermanos Petersen cerca del Hipódromo de San Isidro. 

PickUp
Las milanesas de bife de chorizo y rebozado especial de Pick Up y P_Milas.

“Queríamos que la gente pueda probar las milanesas antes de encargarlas. Por eso acá pueden comerlas y después, ya cuando las compran, tuvieron la experiencia. Salen congeladas directo para ir al freezer”, explica.

La hamburguesa de PickUp

Cuando llega a la mesa (probamos la versión LPQT), se destaca por su simpleza: un medallón potente de carne perfecta con apenas tomate, queso, lechuga y mayonesa casera. Todo enmarcado por un pan brioche suave y esponjoso, medio dulzón, hecho a base de harinas orgánicas que son las que se usan en todos los productos de La Valiente. 

Nada de fuegos artificiales, salsas exóticas, pickles pasados de acidez, toppings de mil colores o quesos naranjas chorreantes. No hay estilo mexicano, thai o vaya a saber qué. Es una hamburguesa simple, perfecta, en la que se destaca por sobre todas las cosas el sabor de la carne.

“Nuestra idea fue hacer una hamburguesa un poco más sana, más ligera y de buena carne. Por eso lo que usamos es carne de exportación, con poca grasa. Probé muchas, hice bastante investigación y la mayoría de las hamburguesas tiene un 30% de grasa. La nuestra tiene apenas un 9%. Es todo carne magra y suave de bife de chorizo, un 10% de roast beef y 10% de tapa de asado que tiene 21 días de maduración. Carne de exportación de la raza Angus de la que tenemos total trazabilidad”, cuenta el chef.

Las hamburguesas se pueden pedir al plato y al pan, solas, con queso y aderezo especial o como contamos, completas (de $500 a $600) y vienen con guarnición de papitas al horno en cuadraditos, listas para meter dentro del pan.

Las milanesas, el otro jugador de PickUp

La mejor milanesa es la que hacés en tu casa”, dice Christian. Y para muchos puede ser así hasta que prueben las de PickUp. “Me gusta incorporar el sabor a los huevos (pastoriles), antes de rebozar. Yo voy por lo clásico: sal, pimienta, mostaza, perejil, ajo confitado. Y usamos pan rallado especial, una mezcla de pan de masa madre, de focaccia, de centeno, de maíz, que es riquísimo”, cuenta.

PickUp
El sándiwch de milanesa de PickUp viene en pan de masa madre de La Valiente, la panadería de Christian Petersen.

El sándwich es de milanesa de bife de chorizo, y también viene con lechuga, tomate y mayonesa casera, en dos tostadas de pan de masa madre ($600). Se llama “Clásica Tucumana” y es, justamente, un tributo a la provincia que supo hacer del sándwich de milanesa un emblema nacional. 

“Tengo muchos tucumanos en mi cocina, son geniales cocinando y quise rendir un homenaje a esta milanesa tan nuestra. Me encanta la simpleza de este sándwich tan argentino que ellos hacen fantástico”, explica Petersen.

También podés pedir la versión de pollo que viene con ensalada Caesar ($550) o la versión vegetariana, con gírgolas, lechuga, tomate, mayonesa de ajos confitados y hierbas + kale crocante ($600).

Hay ensaladas clásicas (coleslaw, Caesar; rúcula, lentejas, tomate, palta y mozzarella); calabazas confitadas, papas al limón o vegetales baby asados para acompañar los sándwiches. Y si estás con ganas, también podés sumar panceta ahumada caserísima como extra.

De beber, pedí una cerveza artesanal ZN (Zona Norte), un emprendimiento super pequeño que ofrece estilos clásicos, ideales para acompañar esta propuesta.

Desayunos y meriendas son oportunidades ideales para tomar café o tés con carrot cake, budines, brownies, rogelitos, medialunas, tostados, tostada con palta y tomate o una cheese toast.

El local es luminoso, ameno, combina colores claros, la calidez de la madera y los muebles cómodos. Podés disfrutar del almuerzo al aire libre en la vereda, en la galería o sentado a la barra.

GPS- PickUp. Juan Segundo Fernández 141, San Isidro. Lunes a domingos de 8 a 19.

Es periodista especializada en gastronomía y trabaja en la producción de Cocineros Argentinos, el programa de cocina de la TV Pública. Escribió en La Nación Revista, El Planeta Urbano, El Gourmet, Revista Alta, entre otros medios. Además, es editora de libros en Editorial Planeta y está a cargo de las investigaciones sobre producto para el ciclo M.E.S.A. de Estación. Escribe notas sobre la cocina argentina en distintos medios extranjeros.