Edmond de Rothschild Heritage es una de las compañías vitivinícolas más importantes del mundo. En el país están presentes desde 2003 con su única bodega argentina, Flechas de los Andes, en el Valle de Uco.

Junto a su bodega mendocina, Edmond de Rothschild Heritage cuenta con otras siete propiedades distribuidas en los mejores terruños de Francia, España, Sudáfrica y Nueva Zelanda. De este modo, la empresa mantiene vivo el entusiasmo y legado de su fundador, quien fuera una de las personalidades más importantes de la vitivinicultura mundial, siempre dispuesto a impulsar nuevas regiones o rescatar joyas del patrimonio vitícola universal.

Todos los que trabajamos para Edmond de Rothschild Heritage somos conscientes de la importancia de honrar el legado del Baron y a la actual generación a cargo de la compañía”, explica Pablo Richardi, chief winemaker de Flechas de los Andes. “Es por esto que decidimos introducir diferentes vinos del grupo en el mercado argentino. Qué mejor modo de hacerlo que acercando sus creaciones a más amantes del vino”.

Richardi mismo se ocupó de presentar cada uno de los vinos del mundo que él mismo eligió para importar a Argentina y que hoy están presentes en las vinotecas más exclusivas del país. “Hemos traído los vinos de Bordeaux y Nueva Zelanda que sin dudas ofrecen un estilo que gusta mucho al paladar argentino y que por otro lado son muy diferentes a los que producimos en el país. Nuestra intención es que estos vinos estén disponibles para aquellos que quieran seguir aprendiendo o bien recorrer el mundo desde una copa. Son todos vinos muy destacados en sus países y sobre todo de una relación precio-calidad que sorprenderá a muchos”.

En esta incursión con vinos importados, la curaduría de Pablo Richardi incluye etiquetas de Chateau Clarke y Château des Laurets de Bordeaux (Francia) y Rimapere de Malrborough (Nueva Zelanda), el proyecto más exótico de Edmond de Rothschild Heritage.

Chateau Clarke, el orgullo del Baron Edmond de Rothschild

Se trata de una propiedad histórica de Listrac-Medoc, apelación de origen de Bordeaux que debe gran parte de su prestigio a esta bodega fundada en 1771. En 1973 Chateau Clarke fue adquirido por el Baron Edmond de Rothschild, quien contrató al célebre Emile Peynaud para recuperar la viña y las instalaciones. Así logró posicionarlo entre los chateaux más reconocidos de esta región vecina de Paulliac y Margaux.

Actualmente, Chateau Clarke cuenta con 58 hectáreas de viñedos, una superficie muy considerable al tratarse de Médoc, dónde las características más notables del terroir son los suelos calcáreos, ricos en arcilla y gravas, además del clima fresco influenciado por el río Gironde.

Chateau Clarke

La cepa más cultivada por Chateau Clarke ($7800) es Merlot y representa un 70% de este corte clásico bordelés con 30% de Cabernet Sauvignon, otra cepa que se luce desde siempre en esta región gracias al microclima del viñedo. Elaborado a partir de una combinación de uvas fermentadas en acero inoxidable y barricas de roble, el vino ícono de chateau pasa dos temporadas en crianza hasta alcanzar su carácter sobrio y tradicional.

También cultivan Sauvignon Blanc, Semillón y Muscadelle para la elaboración de Le Merle Blanc de Chateau Clarke ($4800), que tras un paso por barrica ofrecen el carácter típico de bordelés de frescura tensa y expresión frutal.

A partir del empeño del Baron Edmond de Rothschild en la recuperación de esta bodega, actualmente Chateau Clarke es la propiedad emblemática de Edmond de Rothschlid Heritage.

Château des Laurets, el redescubrimiento de Saint-Emilion

Construido en 1860, Château des Laurets se encuentra en Puisseguin-Saint-Émilion una de las apelaciones satélite de Saint-Émilion más pujantes del momento. Adquirido por el Baron Benjamin de Rothschild y su esposa en 2003, la propiedad cuenta con 95 hectáreas de un viñedo cuyo origen se remonta al siglo XII.

Sin embargo, durante muchos años la producción de Château des Laurets era vendida a diferentes productores hasta que Rothschild comprendió el potencial de estos viñedos plantados en laderas de exposición sur sobre afloramientos de piedra caliza, un suelo arcilloso-calcáreo óptimo para cultivar Merlot.

Chateau Des Laurets

Fue entonces que iniciaron una recuperación del viñedo y la bodega donde producen dos vinos que hoy generan enormes expectativas entre los expertos. Incluso, muchos ya destacan el ascenso en la calidad de estos vinos y consideran a Château des Laurets uno de los productores más prometedores del nuevo Saint-Émilion.

Ambas etiquetas están disponibles en Argentina. El primero es Château des Laurets ($4800), un clásico Saint-Emilion elaborado con 80% Merlot y 20% Cabernet Franc. Mientras que la máxima expresión de esta propiedad es Château des Laurets Cuvee Baron Selection Parcellaire ($9200) un Merlot puro elaborado con uvas de las mejores 4 hectáreas del viñedo, un vino que es sin dudas la quintessence y mejor exponente de Puisseguin-Saint-Émilion.

Rimapere, la joya maorí de Rothschild

El Baron Benjamin de Rothschild, al igual que su padre Edmond, fue un apasionado de los vinos y disfrutaba de asumir desafíos más allá de las regiones más consagradas de Bordeaux. Fue justamente ese entusiasmo el que lo convenció de invertir en Mendoza para fundar Flechas de los Andes y más tarde crear un nuevo proyecto en Rapaura, Marlborough, Nueva Zelanda.

Rimapere

Esta última bodega recibió el nombre de Rimapere que significa cinco flechas en maorí, en clara referencia al escudo de la familia Rothschild. De este modo, Benjamin de Rothschild cumplió el sueño de elaborar un Sauvignon Blanc en una de las regiones emblemáticas del Nuevo Mundo para este varietal.

En Rapaura, isla sur de Nueva Zelanda, encontró las condiciones perfectas para desarrollar un viñedo de 20 hectáreas de Sauvignon Blanc y 4 de Pinot Noir en sociedad con Terry Peabody, reconocido productor neozelandés. Aquí el clima fresco aporta al Rimapere Sauvignon Blanc ($4600) una frescura exquisita con acidez vibrante y aromas de hierba fresca, limón y pomelo.

Distribuidas en Argentina por Soma Vinos, estas etiquetas pueden encontrarse en locales especializados como Vinoteca SOIL y Vino El Salvador.