Este 31 de diciembre es especial en todo el mundo regido por el calendario Gregoriano: para dejar atrás un año plagado de dudas y angustias, la Nochevieja del 2020 será, casi con toda seguridad, un tablado de exorcismo laico y una mesa de sacrificio gastronómico en pos de conseguir un 2021 algo mejor que estos doce meses que quedarán para el recuerdo (aunque más justicia les haría el olvido). 

En ese marco no faltarán las bebidas alcohólicas, de las buenas y de las malas, de las ricas y de las no tan ricas, pero que siguiendo con el plan de tirar la mufa por la borda servirán de antídoto u ofrenda. El problema, ya se intuye, será la resaca que dejará el adiós al 2020 como puerta inaugural a un 2021 que debería amanecer despejado y radiante, listo para un futuro mejor. ¿Qué tomar para la resaca? La gran pregunta.

qué tomar para la resaca
Deshidratación y malestar hepático, los malestares frecuentes post festejo. ¿Qué tomar? ¡Agua!

Lo sabemos: no hay alerta que valga en este asunto de dejar atrás un año horrible. Pero para evitar arrancar, como mínimo, con dolor de cabeza, sequedad de boca y acidez estomacal, la moderación puede ser un buen consejo.

Pero si la ecuanimidad y el equilibrio de ingesta de alcohol y comida no está en tus horizontes, entonces estos buenos consejos para saber qué tomar para la resaca del 2020 deberían, si no aliviarte, al menos darte esperanzas de resurrección el año entrante.

Qué tomar para la resaca

Agua, mucha agua

Ahora, cuando ya arrancó, imparable, la locomotora de fin de año, hay que recordar las sabias palabras del taoísmo criollo: una copa de vino, una de agua; un vaso de espirituosa, tres de agua; un chop de cerveza, uno y medio de agua. La hidratación continua con agua es un antídoto infalible. De hecho, si algo aprendimos este 2020 es que el alcohol al 70% acaba con el virus porque esta sustancia embriagadora es higroscópica y por lo tanto deshidratante. Así que ante la pregunta: ¿qué tomar para la resaca? Pues, agua.

Si vas por tu tercera copa y no podés decir la palabra higroscópico de un tirón, es hora de meterle agua al cuerpo. De hecho, eso significa el término: que absorbe agua. Evitar que seque el tanque es la clave.

Dos tipos de resaca

Llega un momento en la vida en que uno reconoce cuándo patina con el tema. Y en general es al día siguiente, como genialmente lo galvanizó un tal García cuando rezaba “Por favor no hagas promesas sobre el bidet”. Para no prometer, entonces, es bueno conocer los dos tipos de resacas básicas:

Deshidratación. Ya lo dijimos, el alcohol absorbe agua, por lo que genera un estado de deshidratación que pone patas para arriba el funcionamiento del cuerpo. Se manifiesta como un pungente dolor de cabeza y la boca seca como un médano. Dato delicioso para el manual del buen escabiador: todas las bebidas alcohólicas deshidratan, pero la cerveza un poco más –contrariamente a lo que se piensa– porque el lúpulo suma una propiedad diurética al desierto general.

Malestar hepático. La más terrible de las resacas combina generalmente la falta de agua con una poética pero precisa descripción de “patada al hígado”. En este caso, el más fulero, hay poco que hacer más que hidratarse, bancar con unas gotas de limón en el agua y dormir la mona. Llegado el caso, hay algún fármaco que agiliza al metabolismo hepático y un desinflamatorio baja el rango del dolor de cabeza. Y siempre, siempre: mucha agua.

qué tomar para la resaca
¿Qué tomar para la resaca? En principio, bebidas de calidad. Y agua, mucha agua.

Ante cualquier duda

El dato de color está en las malas bebidas. Las dulces o muy dulces, las berretas o muy berretas, y sobre todo la explosiva mezcla de bebidas dulces y berretas, llegan al hígado con los tapones de punta: o bien tienen conservantes que actúan como un gancho en las costillas, o bien tienen alcoholes no muy destilados que hacen un directo a la sien como el de Maravilla Martínez contra Miguel Fadiño en agosto pasado. Si no querés terminar en la lona, poné un mango más en buenas bebidas.

Pero si el 1° de enero estás en modo exorcista, ese en que todo te gira y lanzás blasfemias y lo que sea que haya quedado en el cuerpo de la noche anterior, mejor llamá a un médico. Seguro te prometés que es la última vez y todo eso. Sabé que te queda por delante todo el 2021 para cumplir. Y fijate qué tomar para la resaca.

Si te gustan los tragos a la hora del brindis, acá tenés ideas piolas: https://vinomanos.com/2020/12/cocteles-para-fiestas/