La Claudia los puso otra vez sobre la mesa, sin dudas (acordate, se consagró en Masterchef Celebrity con sus ñoquis de papa). Los ñoquis de la Tata parece que la rompen, así que nada mejor que aprender a hacerlos bien caseros. Es una receta bastante simple, pero los principiantes, acostumbrados a morfar los ñoquis de la nonna o de la vieja, corremos el peligro de que nos queden duros como piedra o, mucho peor, blandos, pegajosos, mal.

¡No temas, querido principiante! Acá te pasamos la receta posta de los ñoquis de papa. Ya habrá tiempo de hacerlos de remolacha, batata, calabaza, ricota y más. No te apures, cuando la base esté habrá tiempo de experimentar. Vamos primero con la receta:

ñoquis de papa

Ñoquis de papa

Para 4

  • 1 kg puré de papa
  • 300 a 400 g harina 0000 (depende de cuánto necesites, ya verás por qué más abajo)
  • 100 g queso rallado (opcional)
  • 1 a 2 huevos
  • 1 cdita de polvo de hornear (opcional)
  • Sal c/n
  • Nuez moscada c/n
  • Estofado para 4, c/n

Procedimiento para los ñoquis de papa

El puré. Amigos, acá está la papa del asunto. Una cosa es un puré aguachento (andá pensando cómo serán esos ñoquis…). Y otra muy distinta es arrancar con un puré bien sequito. ¿Cómo lograrlo? Hay un par de caminos posibles. Vamos por el más sencillo: lavá las papas con cepillo, sin retirar la piel. Secalas, envolvelas en papel aluminio y cocinalas al horno hasta que las puedas pinchar con un tenedor y estén cocidas. Querés hervirlas, ok, hacelo con papas enteras, lavadas, con piel. Que no se te pasen de cocción (léase: que no se despegue la cáscara) porque se llenarán de agua y no queremos eso. 

Si cocinaste las papas, las dejaste entibiar, les retiraste la piel y las pisaste y te parece que tienen mucha agua, entonces podés “secar” el puré revolviéndolo unos minutos en una sartén caliente, sin nada. Ojo, que no se te queme. Reservá el puré sequito hasta que esté tibio.

ñoquis de papa

La masa. Acá hay que tener en cuenta algunas cosas: no se amasa como un pan. No queremos que la harina desarrolle gluten (porque si hacemos eso, chau, ñoquis duros). Tonces, se trata de unir los ingredientes con cornet, con espátula o con la mano, pero sin amasar. Podés usar la técnica de fresage o fresado: aplastás la masa con la base de la palma de la mano para ligar bien todos los ingredientes. Puré + harina (tirale de a poco, a ver cuánto necesita. Cuanto menos, mejor. Dale tiempo) + queso + huevo (poné 1 y andá viendo si hace falta el otro) + polvo de hornear + sal y nuez moscada. Uniste, armaste un bollo. No necesita descanso.

Agua hirviendo. Mientras todo esto sucede, poné el agua a hervir en una olla grande. No tiene que burbujear a las chapas, tranqui. Ponele sal al agua: se calculan 10 g por kilo de harina.

Salsa y estofado. Ya lo tenés listo, campeón. Es lo primero que tenés que hacer, porque lleva rato. Cuando te ponés a hacer los ñoquis, el aroma del estofado te inunda la casa y todo el mundo hace cola para mojar el pancito. 

Receta exprés de estofado: En una cacerola con aceite dorá 1 kg de carne en cubos (roast beef, paleta, lo que quieras). Agregá 2 cebollas picadas, 1 zanahoria rallada, apio picado. Dejá que todo se dore. Agregá 1 vaso de vino blanco y dejalo que evapore el alcohol. Ahora sumá 1 taza de tomate cortado o 1 lata. Condimentás con ajo, laurel, sal, pimienta, ají molido, orégano y pimentón. Cocinás a fuego bajito, mínimo una hora, y sos feliz. 

Choricitos. Sobre la mesada apenas enharinada (¡apenas!), andá cortando porciones de masa y armando choricitos (de 2 cm de grosor, ponele). Cortá cada choricito en cubitos de un tamaño más o menos parejo. Podés hacer bolitas o pasar por la ñoquera o el tenedor directo. La idea es que no aplastes, simplemente acompañes la bolita por la madera acanalada, para que imprima la forma y se haga el huequito del medio. Eso garantizará que penetre primero el agua caliente, para que se cocinen, y más tarde la salsa.

ñoquis de papa

Tips de cocción. ¿Terminaste los ñoquis? Al agua, amigue. Una vez que floten, están listos. ¡Nada de pasarlos por agua fría, te lo pedimos por favor! Ya tenés la salsa lista, así que si querés hacer como un chef profesional, poné una sartén al fuego, sumá la salsa y mientras vas sacando los ñoquis con espumadera, los vas tirando directo a la sartén (si llevás un poquito del agua de cocción, bienvenida). Y listo che, emplatás, quesito, estofado por encima y ¡a comer!

¿Ñoquis de remolacha, calabaza, batata o coliflor?

¡Claro que sí! El tema es la humedad, porque eso es lo que mata al ñoqui. Todos estos vegetales se caracterizan porque tienen mucha agua… Entonces, ¿cómo compensar eso sin recurrir a ponerle más harina y que queden ñoquis pelota? Bueno, haciendo un puré sequito sequito. Cociná al horno, secá a la sartén. También podés sumar unas papas, darán estructura. 

¿Se pueden hacer ñoquis de papa y guardarlos en la heladera?

Mejor no. Los preparás y los cocinás. En todo caso, los podés armar y así como están, crudos, los guardás en el freezer. Y cuando los quieras comer, van directo al agua hirviendo.

¿Por qué se comen los 29?

Quién sabe, pero parece que fue cosa de un milagro. La tradición se remonta al noreste de Italia, cerca de Venecia. En el siglo VIII, un joven San Pantaleón predicaba y curaba enfermos en esa zona. Un 29 de julio, una familia de pescadores lo invitó a comer ñoquis.

En agradecimiento por la comida, en medio de un año malo para la cosecha de frutos marinos, Pantaleón les auguró bienestar y buena pesca en los meses siguientes. Como todo eso se cumplió, cada 29 se comían ñoquis en honor al santo. Otra versión, más creíble, dice que en plena Segunda Guerra no había qué comer. Y entonces, para estirar la masa de la pasta, los campesinos le agregaban puré de papa. Así nacieron los ñoquis y así llegaron al Río de la Plata.

Listo, habemus papa, salen los ñoquis. ¡Viva Italia!

 

Ñoquis de papa de 10, igualitos a los de la Claudia
Ñoquis de papa igualitos a los de la Claudia 1

Si la ex del Diego ganó Masterchef Celebrity, vos te podés ganar el aplauso de toda tu flia y, claro, de tus seguidores en las redes. Manos a la masa: ñoquis de papa caserísimos con la receta de las abuelas.

Tipo: Principal

Cocina: Italiana

Palabras claves: ñoquis, ñoqui, receta de ñoquis, gnocchi

Rendimiento de la receta: 4

Calorías: 350 KC

Tiempo de preparación: PT1H00M

Tiempo de cocinado: PT15M

Tiempo total: PT1H15M

Ingredientes de la receta:

  • 1 kg puré de papa
  • 300 a 400 g harina 0000 (depende de cuánto necesites, ya verás por qué más abajo)
  • 100 g queso rallado (opcional)
  • 1 a 2 huevos
  • 1 cdita de polvo de hornear (opcional)
  • Sal c/n
  • Nuez moscada, a gusto
  • Estofado para 4 personas

Instrucciones de la receta:

1:

  • El puré. Amigos, acá está la papa del asunto. Una cosa es un puré aguachento (andá pensando cómo serán esos ñoquis…). Y otra muy distinta es arrancar con un puré bien sequito. ¿Cómo lograrlo? Hay un par de caminos posibles. Vamos por el más sencillo: lavá las papas con cepillo, sin retirar la piel. Secalas, envolvelas en papel aluminio y cocinalas al horno hasta que las puedas pinchar con un tenedor y estén cocidas. Querés hervirlas, ok, hacelo con papas enteras, lavadas, con piel. Que no se te pasen de cocción (léase: que no se despegue la cáscara) porque se llenarán de agua y no queremos eso. Si cocinaste las papas, las dejaste entibiar, les retiraste la piel y las pisaste y te parece que tienen mucha agua, entonces podés “secar” el puré revolviéndolo unos minutos en una sartén caliente, sin nada. Ojo, que no se te queme. Reservá el puré sequito hasta que esté tibio.

2:

  • La masa. Acá hay que tener en cuenta algunas cosas: no se amasa como un pan. No queremos que la harina desarrolle gluten (porque si hacemos eso, chau, ñoquis duros). Tonces, se trata de unir los ingredientes con cornet, con espátula o con la mano, pero sin amasar. Podés usar la técnica de fresage o fresado: aplastás la masa con la base de la palma de la mano para ligar bien todos los ingredientes. Puré + harina (tirale de a poco, a ver cuánto necesita. Cuanto menos, mejor. Dale tiempo) + queso + huevo (poné 1 y andá viendo si hace falta el otro) + polvo de hornear + sal y nuez moscada. Uniste, armaste un bollo. No necesita descanso.

3:

  • Agua hirviendo. Mientras todo esto sucede, poné el agua a hervir en una olla grande. No tiene que burbujear a las chapas, tranqui. Ponele sal al agua: se calculan 10 g por kilo de harina.

4:

  • Salsa y estofado. Ya lo tenés listo, campeón. Es lo primero que tenés que hacer, porque lleva rato. Cuando te ponés a hacer los ñoquis, el aroma del estofado te inunda la casa y todo el mundo hace cola para mojar el pancito. Receta exprés de estofado: En una cacerola con aceite dorá 1 kg de carne en cubos (roast beef, paleta, lo que quieras). Agregá 2 cebollas picadas, 1 zanahoria rallada, apio picado. Dejá que todo se dore. Agregá 1 vaso de vino blanco y dejalo que evapore el alcohol. Ahora sumá 1 taza de tomate cortado o 1 lata. Condimentás con ajo, laurel, sal, pimienta, ají molido, orégano y pimentón. Cocinás a fuego bajito, mínimo una hora, y sos feliz.

5:

  • Choricitos. Sobre la mesada apenas enharinada (¡apenas!), andá cortando porciones de masa y armando choricitos (de 2 cm de grosor, ponele). Cortá cada choricito en cubitos de un tamaño más o menos parejo. Podés hacer bolitas o pasar por la ñoquera o el tenedor directo. La idea es que no aplastes, simplemente acompañes la bolita por la madera acanalada, para que imprima la forma y se haga el huequito del medio. Eso garantizará que penetre primero el agua caliente, para que se cocinen, y más tarde la salsa.

6:

  • Tips de cocción. ¿Terminaste los ñoquis? Al agua, amigue. Una vez que floten, están listos. ¡Nada de pasarlos por agua fría, te lo pedimos por favor! Ya tenés la salsa lista, así que si querés hacer como un chef profesional, poné una sartén al fuego, sumá la salsa y mientras vas sacando los ñoquis con espumadera, los vas tirando directo a la sartén (si llevás un poquito del agua de cocción, bienvenida). Y listo che, emplatás, quesito, estofado por encima y ¡a comer!

Puntuación del editor:
5