Pyros Vineyard Limestone Hill Malbec: el nombre del vino dice mucho más de lo que uno imagina; encierra la llave de un terruño único en la Argentina y de escasa comparación con otros lugares del mundo. Elaborado con Malbec del Valle de Pedernal, en San Juan, Pyros Limestone Hill alude al tipo de suelo de una parcela del viñedo donde se encuentra una combinación de calcáreos rocosos meteorizados desde las laderas de los cerros. Allí mismo nace este vino que se ha convertido en un punto de inflexión en la historia de la bodega.

Valle de Pedernal, un terroir sorprendente

Con apenas 800 hectáreas de viñedos, el Valle de Pedernal es una de las Indicaciones Geográficas más prometedoras de Argentina. Sus peculiares condiciones para la elaboración de vino de clase mundial llamaron la atención de Myndert Pon, el holandés fundador de Bodega Salentein en Mendoza, quien en 2008 adquirió una finca de 350 hectáreas y plantó el Viñedo Pyros en esta remota región al sur de la provincia de San Juan. Un nombre que remite al fuego que los aborígenes encendían con las chispas que se generan al chocar las piedras de pedernal o sílex como las que cubren la superficie de gran parte de estas viñas.

En plena precordillera andina y protegidos por los paredones naturales de la sierra de Pedernal, los viñedos se encuentran entre los 1250 y los 1500 msnm. Aisladas de plagas naturales y lejos de los centros urbanos –están a 90 kilómetros de la capital provincial– estas hectáreas reúnen condiciones únicas que hoy pueden apreciarse en las etiquetas de Pyros Wines , tal es el caso de Pyros Limestone Hill Malbec.

Viñedos Valle del Pedernal
Los viñedos se encuentran entre los 1250 y los 1500 msnm.

Suelos calcáreos, el gran diferencial

El principal diferencial de este valle de altura son los suelos calcáreos de origen geológico formados hace más de 480 millones de años, condición sólo presente en el 7% de la superficie terrestre y exclusiva del Valle de Pedernal para la vitivinicultura argentina.

Hablamos de suelos de textura franco arenosos con diferentes porcentajes de rocas calizas, dolomías, alternadas con otras a base de óxidos de silicio como el pedernal. Esta combinación asegura una excelente infiltración y retención de agua”, explica Gustavo Matocq, ingeniero agrónomo a cargo del Viñedo Pyros.

Emplazado sobre una ladera descendiente hacia el valle, el viñedo Pyros posee suelos calcáreos de diversas composiciones que permiten elaborar interesantes vinos de parcela. Junto a Gustavo Matocq trabajaron en las identificaciones de las diferentes parcelas el geólogo argentino Carlos Valero y los microbiólogos de suelo franceses Claude y Lydia Bourguignon. “El trabajo que realizamos junto a estos expertos nos permitió reconfirmar –dice Matocq– lo que creímos desde un comienzo: el Valle de Pedernal es un lugar único en el mundo para hacer vinos excepcionales”.

Los expertos concluyeron que en el viñedo Pyros se combinaban factores nunca antes vistos juntos en otra parte del mundo: suelos calcáreos de textura franco-arenosa y origen coluvial en una región árida y ubicados a 1400 metros de altura. Lo que se dice un terroir único. “Trabajar con el matrimonio Bourgignon nos develó el tesoro en los suelos del Valle de Pedernal con nombre y apellido. Esto nos permitió reafirmar nuestra visión y convencernos de seguir investigando el potencial de nuestro viñedo”, concluye Matocq.

Gustavo Matocq
Gustavo Matocq (centro) con Leo Neila (izquierda) y Fernando Atencio (derecha) del equipo agronómico de Pyros

El clima, el otro factor clave

El clima continental de gran amplitud térmica de este valle es otro factor clave. Con temperaturas máximas promedio que no superan los 28°C –debido a la altura–, aquí las uvas desarrollan pieles más gruesas, con mayor concentración y balance entre azúcares, polifenoles y ácidos.

Este clima, la altitud y los suelos calcáreos dan como resultado un terroir único en el mundo que hoy da vida a vinos de colores intensos con una notable expresión, buena estructura tánica y acidez natural vibrante.

Para saber más sobre los vinos de Pyros Wines, acá te dejamos más info.

Pyros Vineyard, la expresión más precisa del Valle de Pedernal

Desde 2013, Pyros Wines elabora vinos de alta gama a partir de su viñedo ubicado en el sector sur de la Sierra de Pedernal, a 1.400 msnm. Pero esta fecha también marca el inicio de intensas investigaciones que permitieron crear una nueva línea a partir de la exploración continúa sobre este micro-terroir.

Como primera muestra de este esfuerzo de investigación y desarrollo por obtener un mayor conocimiento de sus viñedos, acaban de lanzar Pyros Vineyard Parcela Limestone Hill Malbec 2016. Sin dudas, el más revelador de sus vinos.

Elaborado con uvas de la única parcela de la ladera de la Sierra de Pedernal donde los suelos de arena, limo y arcilla se mezclan con rocas calcáreas de 480 millones de años de antigüedad, Pyros Vineyard Limestone Hill 2016 es un Malbec singular concebido como los “Grand Cru de la Borgoña“.

Las uvas de nuestra parcela Limestone Hill fueron cosechadas manualmente durante la primera semana de abril de 2016”, explica Paula González, winemaker de Pyros Wines. “Luego, la fermentación alcohólica -con levaduras indígenas- tuvo lugar en barricas de roble y pequeños tanques de acero inoxidable. Finalizada la fermentación, el vino fue criado en barricas de roble por 12 meses”.

Paula González
Paula González, winemaker de Pyros Wines.

De este modo nace un Malbec singular, de textura única en el paladar que remire a la sensación polvorienta y de tiza, también definida como mineralidad, y complejas capas de sabor que lo diferencian de otros grandes Malbec de Argentina.

Disponible desde agosto de 2020, cada una de las 5.392 botellas de Limestone Hill Malbec 2016 tiene un valor de $ 3000.