Un viejo dicho popular armenio dice que una mujer, para ser considerada de valor, debe saber preparar berenjenas de 40 formas diferentes. Más allá de las exigencias de la comunidad para aprobar a sus chicas casaderas, una cosa es segura con la berenjena: es versátil, rica y nutritiva. No en vano allá en el Cáucaso la convirtieron en el eje de una gastronomía tan rica como variada.

Y ahora en que las berenjenas llegan a las verdulerías y su brillo petróleo atrapa la vista, nada mejor que pensar en un recetario que las ponga en valor. Es verdad, están quienes se quejan de su amargor, algo que no siempre es marcado, y que bien combinado es un toque muy distintivo. Pero también hay que saber que cortadas en agua con sal por unos 20 minutos se lo sacás.

La recomendación es comprarlas justo antes de consumirlas y no con mucho tiempo de anticipación. Te das cuenta que están frescas si el tallo está verde, la piel debe ser lisa, brillante y no tiene que presentar manchas ni cicatrices. Deben estar firmes, tanto que no ceden si se las apireta un poco. Hay que tener en cuenta que a mayor tamaño menos agua tiene y más seca van a resultar. El modo de preparación también cambia mucho el sabor de la berenjena. Y si bien no serán 40, con estas tres recetas sencillas podrás darte un gusto a lo grande.

Tortilla de berenjenas y verdeo
Es una versión un poco más liviana que la de papa y muy sabrosa. Una tortilla para dos personas, lleva:
2 berenjenas medianas
2 zuchinis
3 cebollas de verdeo
3 huevos
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Rehogar con un poco de aceite de oliva las berenjenas y los zuchinis cortados en dados de un centímetros. Al cabo de unos minutos, sumarle la cebolla cortada en aros y cocinar unos minutos más. Apagar y reservar. Batir los huevos con un tenedor hasta que se forme un líquido espumoso, agregar sal a gusto y pimienta negra recién molida. Volcar en la preparación anterior y llevar a una sartén caliente. Cuando el huevo empiece a cuajar, damos vuelta la tortilla para que termine de hacerse.

Lasagna de Berenjenas
Si estás en plan abandono de las harinas, esta receta para 4 personas es perfecta.
5 berenjenas
300 gr de queso muzarella
100 gr de queso parmesano
250 gr de jamón cocido natural
1 lata de salsa de tomate
1 pote de crema de leche
Sal y pimienta

Cortar las berenjenas a lo largo en fetas del grosor de una galletita. Si tenés una mandolina es hora de usarla. Untar con aceite una asadera para horno y colocar un piso de berenjenas, encima sumarle la muzarella –puede ser en fetas o picada-, después agregar una capa de jamón, cubrir todo con la salsa de tomate y montar encima la crema de leche. Repetir la misma capa de cada ingrediente y por último espolvorear con parmesano. Llevar al horno bien caliente durante 50 minutos, por lo menos.

Milanesas de berenjenas con avena
Son como las tradicionales pero sin carne y con un twist de sabor. Para dos personas, precisás:
2 berenjenas medianas
1 taza de avena extra fina
2 huevos
1 diente de ajo
1 cucharada de mostaza de Dijon
Perejil
Sal y pimienta

Cortar las berenjenas a lo largo en fetas guresas, de un centímetro de espesor. Colocarlas en una rejilla con sal gruesa en ambos lados, dejar reposar 10 minutos, enjuagar con agua fría y secar con papel absorbente. Batir los huevos con el ajo bien picado, el perejil, la mostaza, sal y pimienta. Pasar las berenjenas por el huevo y luego rebozar en la avena. Rociar una placa de horno con aceite vegetal y cocinar 10 minutos de cada lado, a temperatura media. Las podés acompañar con una ensalada caprese  que lleva tomates cherry, unas bochas de muzarella y albaca.

Emiliano Rodríguez Egaña

Es el mejor cocinero del mundo para los que tenemos el gusto de sentarnos a su mesa. Capaz de cruzar la ciudad por unas ostras o de sudar la gota gorda frente a un caldero durante horas, para el resto de los mortales es un estratega de la comunicación digital, el marketing de contenidos y otros tantos menesteres. Trabaja desde hace más de 18 años en medios digitales. Es el responsable de que no fallen los códigos de Vinómanos (plataforma que fundó en 2013), donde también escribe sobre su pasiones como la cocina, las bebidas, los viajes y la sobremesa.