Si el Malbec es una usina creativa, como ya hemos dicho en otras oportunidades, lo es porque hay un nutrido grupo de productores empujando los límites de la variedad.

Entre ellos, sin embargo, los pequeños productores son los más interesantes: con ánimo de destacarse, de innovar y de proponer un sabor que les dé renombre, son el verdadero motor del Malbec en materia estilística. Por eso, cada año elaboramos el ranking de los mejores Malbec de pequeños productores, dentro de nuestro Informe Malbec.

Es siempre un listado ecléctico. Por la sencilla razón de que, al trazar una línea acerca de qué es un pequeño productor y qué no, nos metemos en arbitrariedades que tienen sus riesgos.

En las generales de la ley, hablamos de proyectos libres, que inventan su estilo y que proponen una llegada personal a la hora de hablar de vinos. Algunos embotellan unas 2.000 o 3.000 botellas por año. Otros, ya pisan las 100.000. Comparados con bodegas que producen 1,5 millones de unidades, son bastante pequeños.

Cualquiera sea el caso, la necesidad de encontrar un lugar en el mercado los lleva a definir estilos. Y es ahí cuando los mejores Malbec de pequeños productores ofrecen lo mejor de sí: perlitas para renovar el paladar, hallazgos fuera del radar, sabores con los que aún no teníamos buen feeling.

Sin más, estos son los mejores Malbec de pequeños productores que probamos este año.

Mejores Malbec de pequeños productores