El Pinot Noir está en alza. No sólo porque es una variedad que los consumidores descubren cada vez más y se enamoran, sino porque para los enólogos supone una línea divisoria: hay un antes y un después de elaborarlo y dar en la tecla, que implica, también, entrar el selecto mundo de los que hacen un buen Pinot Noir.

Precisamente por ello, los Pinot Noir forman un grupo heterogéneo en la góndola. Los hay más en un plan tinto clásico, con intenciones de cuerpo y fruta madura, y también están los que van por una sintonía más delgada y de fruta roja, ligeros y de buena tensión. Es entre estos últimos donde están los más interesantes. 

mejores pinot noir argentinos

La realidad, sin embargo, es que los Pinot en Argentina vienen creciendo en estilo. Algunos datos dan buena cuenta de ello: en el país hay 2.036 hectáreas, lo que representa un 1,77% del total de tintas. 

Mejores Pinot Noir argentinos

Mendoza cubre el 74% de la superficie, con Valle de Uco contabilizando 1060 hectáreas, es decir, apenas por arriba de la mitad de la Argentina. El dato es que Tupungato, el departamento más elevado y frío de Uco, cubre 1/3 de la superficie total del país, mientras que toda Patagonia alcanza a casi a 1/5 (358 ha).

Esos viñedos de altura y patagónicos son los que están dando el paso adelante en materia de estilos. Este año probamos unos 50 ejemplares para el Informe de Vinos Tintos. 

Hay algunos especiales de Salta, y otros de Valle de Uco, con un puñado de Patagonia, desde Neuquén hasta Chubut. Los mejores Pinot Noir argentinos, son: