¿Sos de los que pone mil excusas antes de entrar a una pescadería? ¿Te da cosita el “olor a pescado”? ¿Que tienen espinas? Conocemos todos tus trucos para no comer más pescado.

Ok, tenemos buenas noticias para vos (y para todos aquellos que quieren sumar productos marinos a su dieta y que por H o por B no encontraban la manera). Suenan redoblantes, sale placa roja: llegó la hora del pescado congelado. 

Sí, claro, ya existía a.C (antes del Coronavirus). ¿Quién no ha visto la heladera en la pescadería o en el supermercado? Pero con la pandemia aumentó el consumo y gracias a eso surgieron nuevos jugadores en la plaza. Una nueva ola. ¿Dónde comprar pescado congelado?

En los últimos meses proliferaron los deliverys que ofrecen distintos servicios (boxes con especies varias, fileteadas o enteras, por kilo, por menos, con o sin frutos de mar, mariscos únicos de la Patagonia o peces de los lagos del sur o de río, entre otros) y ¡hasta tenemos una cadena de pescaderías 100% frozen (@pez.almacen)!

dónde comprar pescado congelado
Las heladeras prolijamente ordenadas de Pez Almacén.

¿Qué pasó? El pescado congelado resulta práctico (lo ponés en el freezer y está disponible en cualquier momento, porcionado, sin espinas, listo para usar); es limpio (viene en bolsas acondicionadas, no tenés ni que tocarlo hasta el momento de cocinar. No hay olores molestos (igual, vale la aclaración, el pescado fresco o congelado no debe oler más que a mar. Si huele a pescado… desconfiemos).

Además no te corre el tiempo (algo que sí sucede cuando comprás pescado fresco, que es mejor consumirlo el mismo día). Si a eso le sumamos que la carne cada vez está más cara, que el pollo industrial tiene cada vez menos fans y que se recomienda incorporar pescado a la dieta semanal por una cuestión de salud, ¡bingo!

¿Dónde comprar pescado congelado?

La pescadería 100% bajo cero

Pez Almacén es una cadena de pescaderías solo de pescado congelado. El primer local abrió en octubre de 2019 en Caballito, CABA. Hoy ya cuentan con 14 en distintos puntos de la ciudad. Desde el primer momento llamó la atención: imagen de diseño, todo pulcro, heladeras perfectamente ordenadas, todo etiquetado, en porciones pensadas para una familia o para alguien que vive solo. 

dónde comprar pescado congelado

Somos la única marca en el país que se dedica 100% a la venta de pescado congelado. Nuestros productos están excelentemente conservados, y tenemos como política que si por algún motivo no cubre las expectativas del cliente se lo reemplazamos o le devolvemos el dinero. También ofrecemos algunos platos listos como sorrentinos, pizza frutti di mare que se puede poner directo en el horno, paella, risotto, guarniciones. Calculamos que a fin de año vamos a abrir de 15 a 20 nuevos locales y franquicias, y además promovemos la venta en nuestra plataforma de ecommerce, para la que contamos con movilidad propia”, dice Fernando Barberis, socio gerente de la cadena Pez Almacén.

Entre sus perlitas, ofrecen lomitos de atún rojo, cachetes de abadejo, pulpo español, lenguado y más. Claro, no falta la brótola, la merluza y el calamar.

Fish Delivery, del mar a tu casa

“Históricamente los productos congelados no eran bien vistos en el mercado, por mal manejo o escasez de tecnología. Pero hoy en día ese mito ya fue derrumbado. Si bien trabajamos algunos productos frescos, la gran mayoría es supercongelado, pero de reciente extracción/cosecha, aspecto clave en el cual nos enfocamos. Estos productos son fáciles de guardar y permiten planificar las comidas”, dice Hernán Virzi, de FishBox, un emprendimiento global que tiene pata en Argentina gracias a una familia de Comodoro Rivadavia que desde hace 10 años provee a gastronómicos, caterings y supermercados.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por FishBox® AR (@fishbox.ar)

“A fines de 2018 lanzamos nuestra unidad de negocio FISHBOX AR, orientada al consumidor final y delivery. Esta modalidad se potenció con el surgimiento de la pandemia. Ahora es un plus poder seleccionar los productos de tu preferencia y esperarlos tranquilo en casa”, dice Virzi. 

En el futuro cercano, FishBox planea lanzar una línea de platos sous vide, al vacío, con recetas de chefs reconocidos, y una línea de vinos para acompañar las cajas junto con una membresía para fans, con descuentos, obsequios y sorpresas.

Hoy ofrecen distintas alternativas para armar tu caja propia, se destacan sus sardinas portuguesas, el atún rojo, los pescados de río. Y también ofrecen box conceptuales, como FishBox Paella, España, Patagónico o Litoral, solo a modo de ejemplo.

Especiales de la Patagonia

Julio Álvarez, de Mariscos de la Patagonia, ofrece un listado sumamente interesante de productos seleccionados en el puerto, fileteados y congelados en el día y enviados inmediatamente a Buenos Aires. Más allá de los clásicos filetes de merluza, tienen productos seleccionados de la Patagonia, como vieiras, ostras, langostinos pelados, pulpitos, trucha arco iris y más. Todo congelado prolijamente, envasado impecable de 1 kg o de 600 g, y que llega perfecto a casa cada semana. 

Benjamín Girolami, de Fishy, una empresa de Mar del Plata dedicada a la distribución de productos congelados a bordo (atención Rosario que llegan directo a vos), agrega: “La venta de pescado congelado viene creciendo hace un par de años. Sobre todo, por los métodos nuevos de congelación y por lo práctico y fácil de cómo se conserva el producto. Si antes los camiones viajaban con un 80% fresco y un 20% congelado, hoy esa ecuación se invirtió”, asegura.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por Fishy Co. (@fishy.com.ar)

En su perfil de Instagram, además de fotos super apetecibles de platos terminados, ofrece excelente información sobre cómo se congelan los pescados y mariscos y consejos de experto para descongelar y cocinar.

Tips para comprar y manipular pescado congelado

  1. Si la bolsa está llena de hielo o tiene hielo escamado por fuera, es porque perdió la cadena de frío.
  2. Fijate que no haya líquido en la bolsa, eso es fatal. El color del producto debe ser igual al original previo al congelamiento y no debe presentar áreas resecas, lo que sería un indicio de que ha permanecido demasiado tiempo expuesto a las bajas temperaturas y se deshidrató.
  3. Para descongelar, lo mejor es bajarlo a la heladera bien protegido en un tupper y dejarlo a su ritmo. Nada de pasarlo por agua caliente o en el microondas. Lo ideal, para evitar problemas, dicen los consultados, es usarlo directo del freezer si tu receta lo permite.

Congelado, el pescado nuestro de cada día

Si el proceso de congelamiento está bien hecho, permite preservar las cualidades nutricionales y las características organolépticas de la carne. Para eso, cuando más rápido se congele, mejor. Y, de paso, ofrece una manera más accesible de tenerlo a mano siempre.

Se sabe, las normas de la cocina dicen que el pescado cuanto más fresco mejor. Pero qué pasa cuando vivimos a más de 400 km del puerto más cercano. Fresco… relativo. Entonces, acá te contamos cómo se procesa el pescado congelado, sus beneficios y los tips básicos para observar antes de comprar.

¿Cómo se congelan los pescados?

Tal como nos explican los responsables de la Campaña de Promoción del Consumo de Pescados y Mariscos Argentinos del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca, la pesca se divide básicamente en barcos congeladores (que tienen una planta de procesamiento a bordo) y barcos fresqueros (los rojos, amarillos o costeros) que traen el producto fresco a puerto y lo procesan en una planta en tierra. Ya dijimos: cuanto más rápido se congele, más características de su frescura conservará. 

Hay distintos procesos de congelado, depende cuál sea el destino final. Sencillito: se puede congelar pieza por pieza, de manera individual (método IQF o Individual Quick Freezing) o en placa o bloque (muchos pescados al mismo tiempo). El primero congela más rápido y permite utilizar cada filete por separado, gol. El otro tarda más (por una cuestión de volumen). 

dónde comprar pescados congelados

“La congelación de manera individual permite descongelar la cantidad de producto deseada y no el bloque completo. No necesitás descongelar para cocinar, lo podés usar directo para la cocción. La congelación IQF no necesita de ningún tipo de químicos o preservantes, porque con el cambio brusco de temperatura se reduce de forma importante la presencia de microorganismos”, cuenta Barberis, de Pez Almacén.

En el proceso, los pescados pasan por lo que en la industria se llama “el glaseado”, una lluvia de agua de mar o potable que protege al pescado de la quemazón que produce el frío extremo. Ojo al piojo: algunos (solo algunos) glasean de más… y entonces el pescado pesa más. Lo que no quiere decir que en esa bolsa haya más carne. Te vas a dar cuenta si lo ves, se trata de una capa de hielo que debería ser imperceptible.

Luego viene el empaque, el rótulo que indica fecha de envasado y de vencimiento. Todo debe ser aprobado por SENASA. Fijate la etiqueta cuando compres pescado congelado: los vencimientos pueden ser de 12 a 24 meses.

Para finalizar, recordá que la campaña “Los 19 de cada mes comemos pescado”, que tiene la misión de fomentar el volumen de pescados y mariscos en la mesa, en una Argentina que apenas consume 6,2 kg por persona por año, frente a un promedio mundial per cápita del orden de los 20,5 kg, de acuerdo con la FAO.

Bienvenido pescado congelado, ya no te tenemos miedo. Ahora ya sabemos dónde comprar pescado congelado.