Teia, la nueva línea de vinos de Lagarde, es una muestra de la visión de la tercera generación familiar a cargo de esta bodega centenaria. Esta propuesta de Sofía y Lucila Pescarmona, llevada a cabo por Juan Roby, ofrece dos tintos de corte elaborados con mínima intervención para resaltar al máximo la calidad de las uvas de los viñedos propios de la bodega, fruto de años de trabajo sustentable.

Cómo es Teia, lo nuevo de Lagarde

La particularidad de estos nuevos blends es que nacieron a partir de dos co-fermentaciones, técnica en que las diferentes variedades del corte fermentan juntas, complementandose para una mejor expresión final. Es un proceso similar al que se da entre Sofía y Lucila, que hoy se entusiasman al descubrir y experimentar con las diferentes facetas del terroir mendocino ese legado familiar que esperan legar algún día a la próxima generación.

Los frutos para ambos vinos se cosecharon de forma manual, mientras que la elaboración fue tradicional, con levaduras naturales y sin paso por madera. La fermentación se hizo en tanques de acero inoxidable con remontajes diarios, a una temperatura controlada por debajo de 30°. La maceración duró 20 días y se definió mediante degustaciones diarias del equipo enológico. La fermentación maloláctica se produjo espontáneamente.

Para Teia Malbec – Petit Verdot 2020 las uvas provienen de Agrelo y Perdriel, mientras que para Teia Cabernet Sauvignon – Cabernet Franc 2020 el origen seleccionado fue Perdriel, de microrregiones de Luján de Cuyo bien conocidas por Juan Roby y su equipo.

El resultado son dos tintos de colores profundos y brillantes con buena expresión frutal y frescura vibrante en paladar. Son vinos con carácter, redondos y de gran presencia.

Teia: los nuevos vinos de Lagarde 1
Sofia y Lucila Pescarmona junto a Juan Roby, winemaker de Bodega Lagarde.

“Nuestros vinos están cada vez más vinculados a la naturaleza y sus frutos. Con Teia, quisimos seguir experimentando con las posibilidades que nos brindan los blends, que cada vez nos gustan más por su sofisticación y elegancia. Son vinos con los que podemos innovar y seguir creando sensaciones diferentes”, explicó Sofía Pescarmona, CEO y copropietaria de la bodega, fundada en 1897 y adquirida por su familia en los años ´70.

La etiqueta de Teia muestra un recorte del universo con la presencia de la Osa Mayor, una constelación cuyas estrellas pueden verse desde Mendoza -en parte- durante el verano. La artista a cargo de este trabajo fue Luciana Garabello, una acuarelista radicada en Buenos Aires.

“Teia es el vino que podés tomar después de tu clase de yoga o mientras ves tu serie favorita. Es el vino perfecto para acompañar el día a día, pero que también nos reencuentra con lo que más disfrutamos, con lo simple y natural”, agregó Lucila Pescarmona, Directora de Ventas de Lagarde en Norteamérica y copropietaria de Lagarde.

¿Qué significa Teia?

Teia es la palabra con la que Basilio, hijo de Sofía, nombraba a las estrellas para saludarlas cuando era un niño. “Este nuevo proyecto nos ilumina para reconectarnos con toda esa existencia, con los dibujos y constelaciones que vemos en ella. Teia es mirar hacia el universo para reencontrarnos. Teia son vinos que, como cuando éramos chicos, nos permiten experimentar con las oportunidades que el terroir mendocino nos regala para obtener así una serie de cortes pensados para ser disfrutados, pero también para verlos crecer”.

Lagarde Teia

Los vinos Teia saldrán al mercado este mes y podrán encontrarse en vinotecas y tiendas especializadas a un precio sugerido de $900 por botella.