Brindemos: tenemos ya al mejor bartender argentino 2021. Fran Vaccalluzo, del bar Francis, de la ciudad de Córdoba, tiene más motivos que nunca para chocar tragos porque se consagró como el líder en su oficio, tras ganar la final de la edición nacional de World Class, el prestigioso certamen mundial de coctelería organizado por Diageo.

El concurso tuvo lugar el pasado lunes 5 en el highball bar de Johnnie Walker en el Campo Argentino de Polo, en un espacio que, como corresponde, cumplió con todas las normativas sanitarias vigentes. 

A la última etapa del certamen habían llegado ocho competidores. Vaccalluzo, de Francis; Flavia Arroyo, de Casa Cavia, y Santiago Elkin, de Niño Gordo, sumaron los tres mejores puntajes totales para avanzar a la última ronda, un speed round considerado el reto más integral del certamen. Ahí el ganador sobresalió con un servicio perfecto y se coronó como World Class Bartender del Año 2021.

La competencia fue organizada por Diageo, líder mundial en bebidas espirituosas premium, que posee marcas emblemáticas como los whiskies Johnnie Walker, los vodkas Smirnoff y las cervezas Guinness. 

Fran Vaccalluzo
Fran Vacalluzo el ganador de World Class Argentina

Fran Vaccalluzo, alto nivel

“Es muy satisfactorio haber ganado después de tanto tiempo de laburo y preparación. Estoy muy contento por el apoyo y el cariño que me llega desde afuera. Disfruté mucho, me sentí muy bien y confiado en todas las etapas a medida que iba cumpliendo con cada presentación. La última jornada dejó en evidencia el nivel y el potencial de la coctelería en Argentina de la mano de todos los competidores”, dijo Fran Vaccalluzo.

Por su parte, Santiago Michelis, Regional Brand Ambassador de Diageo, señaló: “Lo que los ocho finalistas demostraron es que la coctelería argentina tiene muchísimo para dar y evoluciona año tras año. Tenemos bartenders con un talento y creatividad fuera de serie. Fue una decisión difícil para el jurado. Fran ya fue finalista en la edición anterior de World Class, y hoy sacó a relucir lo que mejor sabe hacer mostrando creatividad, consistencia y capacidad de adaptación”.

Expertos

Esta edición contó por primera vez con dos paneles de jurados. El primero estuvo compuesto por Omar Chamorro, amplio conocedor de la coctelería internacional; Agustín Neglia, conductor que recorre el mundo con “Modo Selfie”, y Natalia Torres, periodista especializada en gastronomía. Los tres fueron responsables de evaluar a los finalistas en el primer desafío. Los bartenders debieron preparar un cóctel ready to drink de Tanqueray, en línea con las nuevas tendencias de coctelería a domicilio. 

Los siguientes desafíos fueron juzgados por un panel de profesionales de la industria, compuesto por Adriano Marcellino, bartender multipremiado y propietario de BrukBar; Luis Morandi, restauranteur y propietario de Gran Bar Danzon y BASA, y Marina Beltrame, sommelier y directora de la Escuela Argentina de Sommeliers (EAS).

La siguiente prueba testeó la capacidad de improvisación de los bartenders a la hora de maridar un bar snack con un cocktail que debieron preparar con ingredientes sorpresa. En la que enfrentaron a continuación, los finalistas realizaron un twist de un cocktail clásico con Johnnie Walker Black Label, cambiando su textura para crear una nueva experiencia.

Finalmente, el speed round fue el desafío que puso a prueba las habilidades y nervios de acero frente al reloj para preparar ocho cócteles en ocho minutos sin dejar de brindar un servicio y con interacción con los presentes, como si se tratara de una barra de bar de calidad global. 

“Tuvimos una final dividida hasta el último minuto, muchos de los competidores mostraron excelentes performances en algunas pruebas y tal vez rutinas no tan sorprendentes en otras. Claramente el mejor bartender de la Argentina fue quien estuvo a la altura de cada uno de los desafíos”, comentó Adriano Marcellino.

“Fue sorprendentemente alto el nivel de los participantes, tanto en técnica como en conceptos. Además, en el desafío delivery en particular, demostraron cómo la resiliencia y creatividad son dos herramientas enormemente necesarias en momentos de pandemia. Por sobre todas las cosas, estas son épocas de adaptarse rápidamente a desafíos inesperados, y la instancia final de World Class se trata justamente de eso”, explicó por su lado Natalia Torres.

A Madrid

Los otros finalistas que compitieron por el título de Bartender del Año fueron, aparte de Flavia Arroyo y Santiago Elkin, Gabriela Nieva (concursó como independiente); Manuel Menéndez, de Chila; “Machi” Martínez de Tiki Bar; Marcos Dujmovic de Uptown, y Magalí Caviasso de El Riel.

Desde el inicio de World Class, más de 250.000 bartenders de todo el mundo han formado parte de esta iniciativa. Las finales de la competencia mundial ya se han llevado a cabo en Londres, Atenas, Nueva Delhi, Río de Janeiro, un crucero por el Mediterráneo y Berlín, entre otros sitios. El número de países participantes en la competencia se ha triplicado entre el 2009 y 2017: supera ahora los 60.

La edición anterior contó -por segunda vez en la historia de la competencia- con un representante argentino: Juan Cruz Oviedo, de El Dorado Speakeasy, en Bahía Blanca, quien lució los colores celeste y blanco en la final global disputada en Berlín.

Ahora Fran Vaccalluzo representará a Argentina en el evento de este año, que se hará en Madrid durante la semana del 5 de julio. Se realizará en un formato híbrido que se adaptará al contexto actual, contemplando participación presencial o remota vía videoconferencia. De cualquier forma, el ganador o ganadora podrá alzar la copa para celebrar su triunfo.