¡Mañana es el Día Internacional del Queso! Por eso pensamos en fiestas de queso y vino. A organizar eso se dedicaba Marissa Mullen, como una simple fan de esos productos. Pero esta (ahora) influencer le vio pasta a la idea y a través de la cuenta That Cheese Plate creada en 2013, puso sobre la mesa -literalmente- el arte que implica armar una tentadora y bella tabla de quesos y embutidos. 

Basta con asomarte a esa cuenta para entender el despliegue queseril: una sucesión de coloridas y exuberantes combinaciones armadas por Mullen, quien va desglosando el paso a paso en cada posteo con dibujos y fotos en slide. 

 

Día internacional del queso

Lejos de ser una maestra quesera o incluso una chef profesional, Mullen era una simple fanática que diseñaba wine&cheese parties como hobby. Por la originalidad de sus creaciones, sus amigos la animaron a dedicarse de lleno a esta actividad, que pasó a ser su profesión. 

Ayudada por el crecimiento en la importancia de la estética de la comida en redes, el tópico se convirtió en tendencia, desfiló por diversos programas de TV y hoy sus cuentan (también está al frente de Cheese by Numbers) amasan más de 250k de seguidores cada una. 

Además, tiene un libro publicado (That Cheese Plate Will Change Your Life), un método patentado y hasta un workshop en donde te enseñan a armar tablas. Queso y arte como terapia.

Día internacional del queso
Ilustración de That Cheese Plate, el libro de Marissa Mullen.

Día Internacional del Queso: los artistas

Pero Mullen no es la única que le da un nuevo significado al pornfood cuando de quesos se trata. Si pensás que exageramos en cuanto al arte de armar una tabla de queso y charcutería, te recomendamos que mires cuentas como Murray’s Cheese, donde las tablas parecen pinturas salidas de un museo. Allí, la reconocida casa de quesos Murray de Nueva York (que funciona desde 1940) exhibe el paso a paso para ordenar uno a uno los ingredientes según tipo de producto, sabor, color y textura. Arman tablas temáticas, otras especializadas en un tipo de queso o embutido y también estacionales.

 

Las hermanas Boo y Sarah Simms Hendrix también son lo que podría considerarse influencers del queso desde su pulida, femenina y super floral cuenta Lady & Larder, dedicada a crear y curar tablas de queso de manera estética. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Lady & Larder (@ladyandlarder)

Otra estilista del queso es Emma Nevison, quien desde Grazing Society arma composiciones muy bellas y delicadas en torno al queso, ya no sólo tablas, y sugiere combinaciones de sabor y maridajes que jamás imaginarías. Por ejemplo, queso azul, naranjas asadas y chocolate. 

 

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de GrazingSociety (@grazingsociety)

Y si hablamos de arte y queso, Dylan Stanfield, experto quesero, lleva adelante la cuenta Tinycowcreamery donde entre otras cosas, realiza miniaturas como para sentirse un gigante entre quesos liliputienses.

Creatividad argenta

Localmente no nos quedamos atrás, y si pensamos en un lugar con tablas tentadoras, productos de alta calidad y hermosa disposición, Santi Cheese Market viene inmediatamente a la mente. Creado y curado por Santi Valenti, con local ubicado en Chacarita, ofrecen un servicio de armado de tablas de quesos y charcuterie que envían a domicilio y que es un sueño. En su Instagram, y al estilo Mullen, pueden verse tomas cenitales de tablas perfectamente construidas en bandejas circulares, además de los ocasionales close-ups, maridajes con vino y más. 

De la familia Valenti también podés encontrar la cuenta de Salumeria Ragni, el proyecto de Adrián Valenti.

Otra cuenta local que no puede dejar de nombrarse, si de maestros se trata, es la de Mauricio Couly, el histórico quesero y chef que elabora sus propias recetas. Por eso habla de quesos de autor, cocina en el restó La Toscana (Neuquén) y lleva adelante su emprendimiento de quesos y almacén. Una cuenta para mirar, y sobre todo, aprender sobre quesos.

¿Pero siempre se trata de imágenes estilizadas y tablas preparadas con mucha anticipación? ¿Acaso no hay lugar para espontaneidad? Hay. Una cuenta que rinde culto a este producto es Devour Cheese con más de 200 mil seguidores, llevada adelante por la popular revista Devour Magazine, pero que a diferencia de los anteriores ejemplos muestra una imagen menos pulida, más real y francamente tentadora del queso en todas sus variantes. 

En la misma línea Cheesepulling le hace lugar en Instagram a la famosa técnica de que hace que el queso se estiiiiiiiiiire hasta tu boca. Es un conocido truco del foodstyling (estilismo de alimentos) para hacer parecer algo más tentador, y por eso se utiliza para comerciales de TV y gráficas en vía pública. La próxima vez que veas un envase de pizza congelada o algún producto con queso, fíjate. 

Ambas cuentas, tanto Devour como Cheesepulling, también ofrecen videos y suben lo que los propios usuarios proponen con las etiquetas sugeridas en la red.

Para cerrar y como bonus track te recomendamos Cheesecurlsofinstagram, que muestra fotos de Cheetos (los famosos chicitos estadounidenses) que se parecen a otras cosas, tomadas sin edición”. 

Si todavía te quedaste con ganas de seguir entrándole al queso con pretensiones artísticas, acá van algunas cuentas más:

https://www.instagram.com/cheeseboardqueen/

https://www.instagram.com/cheesetique/

https://www.instagram.com/mmefromage/

https://www.instagram.com/cheesesexdeath/