Las inclasificables hermanas Xipolitakis preparan costillas a la riojana. Belu Lucius, influencer, sirve lomo de ternera con repollitos de Bruselas y hay un contrapunto en el jurado sobre si ese plato “parece comida de avión” o no. El actor Boy Olmi mete las manos en una masa a la que le hace falta más agua y en otro momento cuenta que quiere cocinar langostinos porque recuerda ese sabor desde su infancia.

Germán Martitegui, Damián Betular y Donato De Santis son parte del tribunal gastronómico que, con ceño fruncido y microsilencios antes de dar su sentencia, prueba y juzga, desde una tarima que los eleva respecto de los participantes, un pescado con hinojo y puerro, una milanesa con tortilla de papas o un crumble de manzana. Todo eso sucede en Masterchef Celebrity, que este lunes regresa por Telefé en su segunda edición, con la promesa de ponerle pimienta a la tele.

masterchef argentina

“La cocina sirve para transformar, y la TV para divertir”, dice el chef Martín Molteni sobre el programa que tuvo calientes picos de rating durante buena parte de 2020 y que en esa edición consagró a Claudia Villafañe como ganadora, secundada por Analía Franchín. En la nueva versión, que sigue conducida por Santiago Del Moro, estarán juntos personajes tan diferentes entre sí como la periodista y politóloga María O’Donnell y otro inclasificable, Alexander Caniggia. Pero hay más opciones en el menú de celebrities: el músico Juanse, la actriz Georgina Barbarrosa, la modelo Sol Pérez y el actor Daniel Aráoz.

Masterchef Argentina, cocción larga

Masterchef Argentina marida dos géneros televisivos distintos: el reality show y el programa de cocina. Así, del primero tiene la idea de competencia, de eliminación y de mostrar en tiempo real alguna tarea a resolver; y del segundo, la preparación de los platos y la información sobre ingredientes, recetas y trucos.

Claro que preparar comida en la tele es una fórmula que la industria experimentó desde los comienzos del medio. En 1951 debutó la legendaria Doña Petrona en “Variedades hogareñas”, que iba por Canal 7, la única emisora que existía entonces. Ya en 1960 pasó a ser una de las estrellas del ciclo “Buenas tardes, mucho gusto”, que conducía Annamaría Muchnik.

masterchef argentina
Donato de Santis, Damián Betular y Germán Martitegui, los jurados imbatibles.

Con el correr de los años maduraron otras estrellas de la cocina por TV, como Choly de Berreteaga, Fanny Polimeni, Chichita de Erquiaga, Alicia Berger, Dolli Irigoyen y Blanca Cotta. Con el avance del cable se popularizaría la figura del “Gato” Dumas y hasta nacería El Gourmet, una señal exclusivamente dedicada a la gastronomía, en el año 2000.

Desde entonces desbordan los contenidos gastronómicos por tele y la lista de cocineros mediáticos y programas culinarios es interminable: desde el vasco Karlos Arguiñano y Francis Mallman hasta la Hermana Bernarda y Maru Botana, pasando por el propio Martitegui, Jimena Monteverde, Narda Lepes, Osvaldo Gross, el programa “Cocineros Argentinos”, “Ariel a la parrilla” y muchos más. ¡Hasta el actor Rodolfo Ranni tuvo un programa de cocina, “Ranni en su salsa”!

Producto de importación

Ya en los últimos años llegaron los realities gastronómicos, como Masterchef (que tuvo su versión Junior también), “Bake Off” y “El gran premio de la cocina”, aparte de otros no tan recordados como “Divina comida”, “Los dueños de la cocina” y “El gran bartender”.

Por supuesto existen diferencias entre aquella cocina televisiva propuesta por Doña Petrona y las actuales. “Hay una larga historia entre televisión y comida. Ahora, el mundo gourmet revierte la mirada sobre los alimentos. Uno ve Masterchef para cosas sofisticadas; es un programa popular pero también aspiracional. Las recetas de las abuelas, madres o las de Doña Petrona no se buscaban para aspirar a otra cosa”, explica Matías Bruera, sociólogo y autor de dos libros enriquecedores: Argentina fermentada y Meditaciones sobre el gusto.

masterchef argentina
Los protagonistas de la última edición de Masterchef en la que ganó Claudia Villafañe.

Claro que Masterchef es un formato importado, creado originalmente en Gran Bretaña por el cineasta Franc Roddam (¿es casual que haya sido alguien del cine el que pensó esta receta mediática?) y que desbordó desde su país de origen hasta llegar a distintos rincones del mundo. Además de las versiones argentinas (la primera fue en 2014, sin famosos), hubo Masterchef en países tan distantes entre sí como República Dominicana, Vietnam y Sudáfrica

Los participantes de la edición 2021 en Argentina, como en 2020, fueron elegidos en su mayoría más por su histrionismo o por a priori no tener que ver con la cocina que por sus habilidades culinarias: aparte de O’Donnell, Juanse, Sol Pérez, Barbarossa, Aráoz y Caniggia, estarán Dani La Chepi, Andrea Rincón, Cae, Candela Vetrano, Fernando Carlos, Flavia Palmiero, Mariano Dalla Líbera, Gastón Dalmau, Hernán “Loco” Montenegro y Claudia Fontán, que reemplaza a Carmen Barbieri, convaleciente por Covid.

Receta y trucos

¿Pero qué atrae de ver cocinar en televisión? “La cocina es un lenguaje básico del ser humano. Masterchef Argentina y ese tipo de programa son como una hoja de ruta para volver a las ollas y sartenes y pensar qué cocinarle a mis hijos o a mi pareja”, dice Martín Molteni, a cargo de Pura Tierra, su empresa hoy concentrada en servicios de catering y cursos sobre gastronomía.

masterchef argentina
El chef Martín Molteni considera que Masterchef es un éxito por la cocina, pero también por el “pan y circo”.

Claro que hay otro interés aparte de la cocina. Somos espectadores de peleas y reacciones ajenas; vemos cómo Betular critica que la ensalada que prepara el “Mono” de Kapanga tiene pocos condimentos, o que Martitegui, que funciona como villano, reta a Rocío Marengo por cómo hizo su bife angosto con pastel de zanahoria y salsa criolla. Y así seguimos el recorrido de cada personaje en el show, que, por más que sea un reality, no deja de estar muy sazonado de elementos de ficción.

Dice al respecto Molteni que Masterchef “tiene tres temas que atrapan: el primero, la novela culinaria que seguís a través de los personajes. Luego, el pan y circo, quién es el héroe, quién es el villano.  Y finalmente que la gente aprende a cocinar a través de terceros que le dan una guía de trabajo, tips y pequeños datos”.

masterchef argentina
En esta edición también conducida por Santiago del Moro, serán de la partida María O´donnel, Alexander Cannigia y Mariano Dalla Libera, entre otros.

Pero hay otro elemento que puede explicar el boom Masterchef Argentina, sobre todo en tiempos donde estuvo penalizado el contacto. Cocinar implica, además de una tarea vital que realiza cualquier persona en cualquier cultura, tocar algo, sean harina, huevos, bandejas, frutillas, cucharas, aceiteras, naranjas, virutas de chocolate, patas de pollo, delantales, saleros. “En un mundo que avanza en su creciente adicción a lo digital, con la inmersión en un universo desmaterializado y dominado por las pantallas, el comer sigue siendo experimentación, es un anclaje material”, razona Bruera, cuya tesis de doctorado en Ciencias Sociales será sobre filosofía y comida. 

La espesa historia entre tele y gastronomía sigue al fuego desde el lunes con esta nueva competencia, aunque Molteni dice que le gustaría “ver programas de televisión donde se prepare lo que se hace y recoge en una huerta, o programas en los que abuelos y chicos cocinen juntos”. 

Bruera recuerda que alrededor de 2001 se dio otro boom de popularización de lo gourmet. “Este tipo de cosas pegan en momentos muy difíciles”, advierte. 

Por lo pronto, está servida la mesa para la olla a presión de otro gran show televisivo. A todo vapor.