Paladini le puso la tapa a tus comidas de siempre y sacudió el mercado. ¿Cómo? Es que reforzó su línea de harinas, formada hasta ahora por sus propuestas de ravioles y ñoquis, con un nuevo toque gastronómico: discos para tartas y empanadas.

Desde Ushuaia a La Quiaca, desde la ciudad de Buenos Aires hasta Mendoza, ya están disponibles las tapas de la marca para saborear una pascualina o una docena de carne suave, de jamón y queso o de humita. 

Claro que los nuevos productos tendrán variantes: las tapas para tarta vienen en su versión hojaldrada y criolla, y las que son para empanadas en hojaldrada, criolla y para freír. 

tapas empanadas
Paladini ofrece una nueva línea de productos derivados de la harina: tapas para empanadas y tartas.

Paladini es una empresa con una larga tradición en fiambres, pero en los últimos años puso en marcha su plan de transformación hacia una compañía integral de alimentos mediante la incorporación de nuevas categorías de productos refrigerados.

Así, al jamón (común y el reducido en sodio), el salame, la bondiola, la mortadela, la línea parrillera (chorizo, morcilla y salchichas) y los productos untables –picadillo y paté– le sumó rebozados de pollo y vegetales, milanesas de soja incluidas; hamburguesas, papas congeladas, quesos y pastas.

Justamente en su web tiene disponibles algunas recetas originales, como esta lasagna hecha a partir de ravioles.

Siempre a mano

“Paladini tiene como propósito la innovación permanente gracias a la experiencia, tradición y calidad en la producción de alimentos. Para nosotros es indispensable acompañar el día a día de nuestros consumidores, ofreciéndoles cada vez más variantes de productos para poner a su disposición soluciones ricas y prácticas, a un precio competitivo”, afirma Marcelo Díaz, gerente de Marketing y Planeamiento de Paladini.

Líder de la Argentina en la producción de alimentos refrigerados y casi centenaria (la compañía nació en Santa Fe, en 1923), fue la primera planta del país habilitada para exportar a China, en 2019. El debut fue con carne porcina congelada. 

La empresa está ubicada en un predio de 50 hectáreas, con 46.000 m2 de instalaciones y más de 2.400 empleados, que procesan anualmente 31.000 toneladas de carne porcina y 10.000 de bovina. Además, cuenta con dos criaderos de cerdos propios, uno de ellos ubicado en Villa Amelia, localidad distante a 15 km de la planta, y el otro en la ciudad de La Toma, provincia de San Luis. 

Paladini tiene 9 sucursales a lo largo del país: Buenos Aires, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata, Tucumán, Resistencia, Neuquén, Bahía Blanca y Santo Tomé.

“Algo rico siempre a mano” promete la publicidad institucional de las nuevas tapas para tartas y empanadas. Y en épocas donde faltan tiempo o energía, qué mejor que tener cerca productos de calidad, sabrosos y sencillos de hacer. 

“Nacimos para esto” es otro de los lemas de Paladini. Y la variedad de su catálogo de delicias parece darle la razón.