BAILEYS NO ES TAAAN IRLANDÉS COMO PARECE

No señor: el Baileys se creó en Londres allá por el lejano 1974 por un equipo de profesionales contratados para gestar una espirituosa que se convirtiera en la nueva exportación de Irlanda, nada menos. El inglés Tom Jago, jefe de innovación y desarrollo de International Distillers & Vintners (IDV) sumó al sudafricano David Gluckman y a Hugh Seymour-Davies, un británico de Oxford. Desde luego, el invento funcionó.

SU NOMBRE TAMPOCO ES 100% IRLANDÉS

Se eligió para sonar “angloirlandés”, según contó Gluckman en el Irish Times. Él y Seymour-Davies copiaron el nombre de Baileys Bistró, un restaurante ubicado debajo de la oficina a la que se mudarían en la zona de SoHo, Londres. El bistró también era de los dueños de la oficina, quienes, según Gluckman, “no eran una pareja especialmente irlandesa”. Para completar la falsa irlandesidad, Baileys se ha vuelto global: más de 80 millones de botellas se producen y envasan cada año en las instalaciones de la marca en Dublín y se exportan a 180 países.

CINCO NOMBRES SE DISPUTAN EL CRÉDITO

David Gluckman, David Dand, Mac Macpherson, Steve Wilson y Tom Jago afirman ser o han sido reconocidos como creadores de Baileys. Quizás el más creíble sea Jago, un pionero de las bebidas espirituosas que, junto a James Espey, también lanzó marcas tan exitosas como Johnnie Walker Blue Label y Malibu. Según Jago, Gluckman y Seymour-Davies eran redactores publicitarios, Macpherson era químico, Wilson su asistente y Dand el jefe de los dos últimos. Todos contribuyeron. “Pero ciertamente”, explica Jago, “David [Gluckman] fue quien llevó adelante la idea y con Hugh [Seymour-Davies] ensambló no solo el líquido (whisky irlandés, crema, azúcar y chocolate), sino el nombre y la etiqueta, casi exactamente como es al día de hoy”.

restaurante que dio nombre a Baileys
El restaurante que dio nombre a Baileys en el Soho londinense.

ORIGINALMENTE BAILEYS FUE CREADO PARA MUJERES

Gluckman y Jago la pensaron como una bebida “para chicas” y “el trago de la mujer”, respectivamente. En 2014, Baileys lanzó una campaña publicitaria centrada en las mujeres, “Por nosotras”, creada por un equipo mayoritariamente femenino en Diageo y en BBH London. Tenía anuncios “diseñados para presentar la marca a una nueva generación de mujeres millennials”, según Irish Central.

NACIÓ GRACIAS A UNA REBAJA FISCAL

Jago cuenta que “el gobierno irlandés, en una exitosa apuesta al crecimiento, ofreció una exención fiscal de quince años a cualquiera que exportara un nuevo producto o servicio, rembolsable libremente. Debíamos producir algo que pudiera exportarse de manera rentable”. IDV poseía “el nombre y las existencias de una pequeña marca de whisky irlandés. Una empresa hermana era dueña de una planta lechera en Cork, que tenía un producto de desecho llamado crema”, dijo, y luego agregó: “La verdad, no hicimos ninguna investigación”.

AHORA SÍ: SUS INGREDIENTES SON IRLANDESES (EN SU MAYORÍA)

El 80% del packaging y los ingredientes de Baileys Original Irish Cream proceden de Irlanda, como la crema láctea y el whisky, pero las semillas de cacao y el extracto de vainilla que le dan su rico sabor a chocolate se cosechan en África Occidental y se procesan en Francia. Nadie es perfecto.

LE SOBRAN SABORES

Además de Baileys Original Irish Cream, también existen el Baileys Sated Caramel, Baileys Espresso Creme, Baileys Chocolate Cherry y Baileys Vanilla Cinnamon. Para no ser superado por otras tendencias, el licor también está disponible en el sabor de temporada Baileys Pumpkin Spice, así como en la leche de almendras vegana Baileys Almande. Otras innovaciones incluyen Baileys Strawberries & Cream, Baileys Red Velvet Cupcake, Baileys Chocolat Luxe y Baileys Dulce de Leche (!)

TIENE LA VACA ATADA

Para producir sus cremosos licores, Baileys utiliza anualmente más de 250 millones de litros de leche entera de 40.000 vacas de 1500 granjas. Esa crema llega a las instalaciones de Baileys en Dublín 36 horas después de salir de las granjas. Si bien en sus inicios este licor duraba pocas semanas, mejoras en su proceso de producción lograron que hoy resista fresco en botella durante dos años (bien cerrado y lejos del calor y la luz, claro).

BAILEYS NACIÓ EN UNA BOTELLA DE SCHWEPPES (!)

Gluckman cuenta que, después de recibir la llamada del IDV, él y Seymour-Davies fueron al super más cercano y compraron whisky Jameson, chocolate en polvo Cadbury y crema. Lo mezclaron en una botella de gaseosa Schweppes (limpia, claro) con una licuadora casera Kenwood (!) y así nació la primera versión de Baileys.

PODÉS BEBERLO PARA EL DESAYUNO O COMO POSTRE

En 2019, Baileys presentó Baileys Irish Creamers, una línea tipo Coffee Mate de cremas para café (sin alcohol) elaboradas con leche y azúcar de caña. Los sabores incluyen Original Irish Cream, Vanilla Cream y Mocha Mudslide. Más tarde en ese año, Baileys anunció el lanzamiento del café cold brew enlatado, en los sabores Salted Caramel y Original Irish Cream, también sin alcohol. Por otro lado, Baileys se usa en diversos postres como cheesecake, brownies y yogur helado; de hecho Baileys incluso lanzó su propia línea de chips para hornear de chocolate semiamargo.

10 cosas que tenés que saber sobre Baileys 1
Para desayunar un Baileys

BONUS: Y SIGA SIGA SIGA EL BAILEYS

Hay vida más allá del Baileys y muchas marcas y variedades pasando el universo irish cream; algunos ejemplos son estos:

AMARULA: Oriundo de Sudáfrica, se elabora con la fruta homónima que se fermenta, pasa por una doble destilación y se añeja en barricas de roble durante dos años. Luego se mezcla con crema y se embotella con un 17% de alcohol. Su sabor es fresco con notas de nueces, flores y, por supuesto, fruta.

MOZART ROSE GOLD CHOCOLATE CREAM: En la austríaca Salzburgo la firma Mozart Chocolate Liqueur produce variedades de licores de chocolate a la crema como el que aquí mencionamos, también de 17%. Se hace con alcohol de remolacha azucarera, chocolate belga, cacao de Ghana, vainilla de Madagascar, crema y manteca de cacao, y reposa 6 meses en barricas usadas para el bourbon.

SHERIDAN’S COFFEE LIQUEUR: De los más inusuales, es un licor de dos capas único. Un tercio es licor de crema de vainilla, el resto es licor de café a base de whisky irlandés. Su particular botella, con dos recipientes, mantiene las proporciones deseadas al verter los licores en la copa, donde se combinan a la perfección.

GUAPPA: Creado por Antica Distilleria Petrone en Mondragone, Italia, se destaca por no estar elaborado con crema de leche de vaca, sino con D.O.P. crema de leche de búfala de la región de Campania. Su nombre homenajea a una variedad de búfalo llamada “Guappa” (guapa, precisamente). La crema se mezcla con brandy añejo y se embotella al 17% de alcohol. El sabor tiene una cremosidad única, similar al de la mozzarella de leche de búfala.
/p>

Frank Blumetti
Periodista desde 1984, su afición/pasión por las artes lo llevó primero a escribir sobre rock en revistas como Cerdos & Peces o Madhouse y años más tarde sobre gastronomía en RSVP, La Nación Revista, Página/12, JOY, El Conocedor y otros medios. Desde 2019 está en Vinómanos, con las mismas ganas de experimentar, descubrir e informar, tan vivas como su espíritu punk.