Este invierno 2020 será la mejor temporada –quizás la única de nuestras vidas– para practicar el hygge. Sí, la palabra danesa que empezamos a escuchar hace unos cinco años relacionada con el bienestar interior, con el disfrute de lo básico, con encontrar placer en las costumbres domésticas y con la alegría de quedarnos en casa, justamente la consigna que viene marcando el ritmo de la vida desde que comenzó la pandemia.

Una de las imágenes más utilizadas para representar el espíritu hygge es la de una persona tomando un té sentada en un sillón leyendo un libro al calor del fuego de una chimenea. Si hay algo que se vincula con el disfrute del invierno dentro del hogar es el ritual del té.  Y en estos tiempos de bares cerrados y confinamiento extendido, aparecen las condiciones ideales para que explote el consumo de esta infusión. Por eso, te contamos las novedades del segmento para que las descubras junto a una humeante taza.

¿Dónde comprar té en hebras y online?

Argentina ocupa el noveno lugar en la lista de los países con mayor producción de té en el mundo. El interés por esta bebida viene aumentando gradualmente desde hace más de una década debido a la aparición de un consumidor interesado en los impactos saludables de la receta milenaria y a la creciente gourmetización del sector. Un informe de la FAO de 2018, con proyecciones a 2027, indicaba que el aumento en la producción de té se debía en gran parte a la disminución del consumo de las bebidas light, leche y jugos de frutas.

comprar te en hebrasTodavía no podemos conocer el impacto del COVID-19 y de la cuarentena en el mercado del té. En el país, los exportadores esperan que abran las fronteras para poder trasladar la producción principalmente a Estados Unidos donde un 70% del ice tea se elabora con materia prima argentina. A la vez, las ventas online aumentan por la cuarentena y porque la estructura comercial formal del té en hebras se construyó sobre la base de las tiendas virtuales.

“El pico de venta de té en Europa es la época de Navidad. Hoy, con la pandemia, el consumo se encuentra en ese mismo nivel pero a través del comercio electrónico. Los teashops que ofrecen productos de alta gama y los emprendimientos artesanales que se caracterizan por la creatividad en sus blends han tenido un importante crecimiento”, explica Victoria Bisogno, presidenta y fundadora de la escuela El club del té.

Desde Cura Té Alma, Belén Avico, su creadora, asegura que a partir del inicio de la cuarentena las ventas online crecieron significativamente. De la misma manera, Guillermo Casarotti, director de Inti Zen, señala que el negocio digital creció al doble de lo usual: “Las tres variedades de tés verdes –señala– son las más vendidas”.

El creciente uso del formato hebras en blends. “Acá se usa el té en saquitos pero de a poco se incorpora el té en hebras como un ritual. La múltiple variedad de blends permite que todos los paladares encuentren el sabor que les queda bien. Es imposible definir uno en particular”, explica Avico, de Cura Té Alma, empresa que produce y exporta té en hebras y en saquitos, blends de té y yerba mate e infusiones con materia prima argentina y de importación. Los blends combinan variedades de té –negro, verde, blanco, rojo– con flores, frutos, especias y hierbas. Las opciones son infinitas

comprar té en hebrasDel té en saquito al té en hebras

La pregunta que más escuchamos es dónde comprar té en hebras. “Lo que está pasando con la pandemia nos hace afinar los sentidos: debemos encontrar en los espacios pequeños lo que antes hallábamos en los grandes”, señala Inés Bertón, dueña de Tealosophy y uno de los nombres de la vanguardia del té en el país. La tienda online de la marca ofrece una caja para degustar veinte blends clásicos y elegir un favorito, y otra para viajar a través del té con ingredientes de Madagascar, del Mediterráneo, de la China y del Japón, entre varios destinos.

Los kits de sabores surtidos y las líneas identificadas de acuerdo con sus efectos –energía, serenidad, concentración, voluntad– son los productos estrella de la cuarentena. “Hace dos años abrimos la tienda online y ahora con esta larga temporada puertas adentro las ventas crecieron de manera exponencial”, asegura la teadesigner Mery Kramer, una de las socias de Teeson, un negocio que comprar té en hebras y otros tes elaborados con materia prima de distintas partes del mundo. “Esta temporada de frío los blends Gentle Ginger –té negro de Ceylon con jengibre, durazno y maracuyá– y el Marrakech –dos tipos de té verde con hojas de menta– vienen primeros en consumo”, indica Kramer.

Cura Té Alma motiva a quedarse en casa con minipacks de té de seis blends diferentes, que incluyen un té verde tropical, un clásico Earl Grey y uno de chocolate y almendras, entre otros. “El producto estrella de la cuarentena es el blend Calma de té verde, lavanda, manzanilla, melisa, tilo y rosas”, señala Avico.

comprar te en hebrasCrecen los té livianos

El mayor consumo de las infusiones sin teína. Las infusiones sin teína a base de hebras también se encuentran en el menú de la cuarentena. Tealosophy estrenó una línea de tres sabores dedicados al público infantil para que los niños también incorporen el ritual. “Uno es de manzanas caramelizadas con canela que se llama Winter Apple. Otro es de manzana, rosa mosqueta y pétalos de girasol. Y otro más de flores de verbena, que es digestivo y relajante”, explica Bertón.

La marca de infusiones de hierbas Chamaná ofrece sus versiones en saquitos. Sus blends combinan también frutos, flores y especias como canela, moras, rosa mosqueta y menta, entre otros ingredientes. Teeson, finalmente, cuenta con una línea de tres tisanas: una de frutos rojos, otra de especias y una más cítrica.