¿Se armó picada virtual con tus amigos en Zoom? ¿Te dieron ganas hacer receta de hummus cermoso pero no tenés idea de cómo prepararlo? Es hora de aprender la receta casera porque ¡es muy sencilla!

Y ya que estamos, se nos ocurrió ofrecer la “experiencia hummus” completa porque ¿vale comer hummus cremoso sin pan pita? ¿Vale hacer hummus sin salsa tahine? Ponele que pasa e igual es rico; pero si tenemos la posibilidad de hacer todo eso en casa… VAMOS POR TODO.

Combo hummus

Como hay tiempo y ganas de divertirte cocinando, vamos por el pack completo: hummus tradicional, sus variantes con otros sabores, cómo hacer salsa tahine en casa y receta express de pan árabe. ¡Llamá ya! (O, mejor dicho, ¡leé ya mismo esta nota!)

La receta de hummus cremoso

La forma tradicional es tan fácil como hacer lo siguiente: procesás 2 tazas de garbanzos hervidos (previo retirarles el pellejito que se desprende con la cocción) con un diente de ajo rallado, 2 o 3 cdas. de jugo de limón, 1 cda. generosa de tahine (pasta de sésamo, ya hablaremos de esto más adelante); sal, pimentón y comino a gusto y 80 cc de aceite de oliva. Lo servís frío con un hueco en el medio, donde ponés un chorrito de aceite de oliva y rociás con pimentón y perejil fresco picado. Listo, tenés tu hummus.

Ahora bien, varias cosas se pueden decir de algunas partes de esta receta. Vamos de a una por vez:

receta de hummusSin garbanzos no hay paraíso

Estamos en cuarentena, usamos todo lo que hay en casa, como esas hermosas latas de garbanzos que compraste alguna vez y juntan polvo en tu estante más alto. Pulgar arriba, vamos con ésas. Si sos purista, y además tenés un paquete de garbanzos, entonces primero lo primero:

Tips de cocción para los garbanzos

Remojarlos en agua acorta los tiempos de cocción. Lo mejor, comprar garbanzos del año, pero en cuarentena usamos los que haya, así que una noche será suficiente para que se hidraten. Escurrilos y llevalos al fuego en agua nueva.
Conviene cocinarlos a fuego medio hasta que llegan a ebullición y luego se recomienda bajar el fuego para que no se rompan. Se cocinan lentamente hasta lograr una textura suave, ideal para hacer hummus cremoso.

Variantes de sabor y color

Hemos visto en las redes hummus de todo tipo. Los más viralizados son los de remolacha, calabaza y palta. ¿Cómo lograrlo? Tan sencillo como reemplazar una parte de garbanzos por alguno de estos productos. Más o menos, según tu gusto. Pero ojo, garbanzo lleva siempre, si no será otra pasta, incluso riquísima, pero no hummus. Y por supuesto, podés agregar nuevos sabores: más especias, como zaatar; cebolla rallada cruda, huevo duro encima…

Para cancherear

Va datazo para tu reunión virtual: el hummus nació en Medio Oriente, pero ya es un plato global. Su Día Internacional se celebra el 13 de mayo y, pocos saben esto, su producción industrial lo convirtió en un plato emblema de la comida callejera de Israel y Medio Oriente. Muchos consideran que es el bocado de la paz, todos lo comen a pesar de las diferencias. No importa lo que pidas, viene con hummus.

receta de hummusÁbrete sésamo (tahini o tahine)

La pasta de sésamo es la figurita difícil de la receta. Raro que la encuentres en el chino de la vuelta. Si tenés un frasco, bárbaro. Si no, podés acercarte a su sabor si tenés en casa 100 g de semillas de sésamo: tostalas con mucho cuidado unos minutos (ojo que se queman rápido) y procesalas con 45 cc de aceite de oliva o agua (cambiará la intensidad del sabor) y sal. Eso es todo amigos. No tenés sésamo y descubriste un frasco de pasta de maní, ¡va como piña! ¿Nada de esto? ¡No importa! El hummus sale igual.

Pan árabe express

¡Otra receta re fácil!: te pasamos cantidades para que te sobre, así podés freezar.

Volcá 1 kg de harina 000 y 20 g de sal sobre la mesada. Realizá una corona y en el centro colocá 15 o 20 gr de levadura seca, 30 cc de aceite neutro y 500 cc de agua de a poco. Amasá hasta obtener un bollo homogéneo. Dejá reposar en un bol tapado hasta duplicar volumen. Después hacé bollos de 100 gr o de 50 gr (si querés panes más chiquitos) y dejalos reposar por 20 minutos más.

Estirá con palote sobre mesada enharinada (bastante) y cortá discos de 1 cm de espesor. Mientras tanto, dejá calentar una placa en el horno. Disponelos en la placa caliente y cociná en horno fuerte por 5 minutos. Es normal que se inflen, no temas. Los sacás y una vez fríos, los podés freezar apilados.

¡Picada lista para tu meeting (por ahora virtual) con amigos!

Laura Litvin
Es periodista especializada en gastronomía y trabaja en la producción de Cocineros Argentinos, el programa de cocina de la TV Pública. Escribió en La Nación Revista, El Planeta Urbano, El Gourmet, Revista Alta, entre otros medios. Además, es editora de libros en Editorial Planeta y está a cargo de las investigaciones sobre producto para el ciclo M.E.S.A. de Estación. Escribe notas sobre la cocina argentina en distintos medios extranjeros.