En noviembre pasado, el vino argentino recibía una gran noticia: un Malbec de Paraje Altamira, Valle de Uco, obtenía el puntaje perfecto de The Wine Advocate. Se trataba de Zuccardi Finca Piedra Infinita 2016, un Malbec al que Luis Gutiérrez, catador para Sudamérica de la publicación creada por Robert Parker, le estampaba ni más ni menos que 100 puntos. 

Según Sebastián Zuccardi, creador de este vino con uvas de la finca homónima en Paraje Altamira –donde también se encuentra la mejor bodega del mundo, según The World’s Best Vineyards– Zuccardi Finca Piedra Infinita 2016conjuga la historia del lugar, de un productor y de una añada en particular”. El winemaker ampliaría: “Creo que han valorado la unicidad, precisión, fineza y simetría que logramos en este vino, que sintetiza nuestra búsqueda de la expresión del lugar”.

En cuanto al significado de estos primeros 100 puntos para la bodega, Zuccardi oportunamente nos manifestó: “Recibimos la noticia con alegría y a la vez con una gran responsabilidad. Tomamos estos 100 puntos como un reconocimiento al trabajo que mi familia comenzó hace más de una generación, con un fuerte compromiso con el lugar y la valentía de hacer vinos con una mirada de autenticidad y confianza. Me alegra principalmente por la familia y por el equipo. Esto es el resultado de cómo vivimos lo que hacemos y haber apostado al largo plazo”. 

Hoy, luego de una para nada corta espera, el vino llega a los mercados del mundo a un valor de U$S150 la botella. 

Desde hoy ya está disponible en el Zuccardi Club de Vinos

Sebastián Zuccardi en la bodega
El Vino

Hablar de Zuccardi Finca Piedra Infinita Malbec es hacer referencia a la finca que le da nombre y vida. Plantado en 2009, este viñedo se encuentra en el corazón del abanico aluvial del río Tunuyán y expresa la diversidad típica de los suelos calcáreos de Paraje Altamira. La viticultura en esta finca se practica con principal atención en el tipo de suelos del viñedo, aluviales y poco profundos que en superficie muestran una textura arenosa mientras en el subsuelo se encuentran grandes piedras cubiertas de carbonato de calcio.

Las uvas utilizadas para su elaboración desde 2012, año de la primera cosecha, provienen de una selección de las parcelas con suelos menos profundos donde predominan las piedras menos erosionadas y con recubrimiento calcáreo. 

En cuanto a la cosecha 2016 vale destacar que se trató de una añada fría con un proceso de maduración largo y bajos rendimientos. De este modo, los frutos obtenidos no solo fueron de gran calidad sino que conservaron un frescura muy singular. Posteriormente, el 30% del vino fue criado en barricas de roble de 500 litros usadas y el 70% restante en piletas de hormigón. 

Para conservar el carácter del año y del lugar, Sebastián Zuccardi elaboró este vino en piletas troncocónicas de concreto sin recubrimiento de epoxi. En la añada 2016 solo se elaboraron 6400 botellas.

 

Por qué 100 puntos

Al momento de conocerse la noticia, Gutiérrez escribió en su informe de vinos argentinos que Zuccardi “ha hecho progresos notables en calidad desde que comencé a revisar los vinos de Argentina, en 2014. Sus vinos se han mostrado mejores con cada cosecha. El 2016 fue el año decisivo, cuando la precisión de su trabajo alcanzó niveles inauditos”.

Por esto mismo, respecto a Zuccardi Finca Piedra Infinita 2016 sostenía que “ha alcanzado un nivel de precisión estratosférico. La simetría y elegancia de esta cosecha es realmente cautivante. Todo parece estar en su correcto lugar, hay una grandiosa armonía, sus aromas son limpios y puros y su textura de tiza líquida es marcada. Combina potencia y elegancia, energía y fineza. Creo que es el mejor vino que Zuccardi ha producido hasta ahora y le ha valido lograr una puntuación de tres dígitos”.

El sistema de calificación utilizado por Gutiérrez es el que Parker desarrolló a mediados de la década de 1970 para su publicación The Wine Advocate (WA). Sus reportes emplean una escala de 50 a 100 puntos concedidos en función de la calidad y el estilo que refleja la región de donde proviene el vino. Una puntuación de 100 significa que el vino es extraordinario. 

Estas calificaciones, popularmente conocidas como Puntos Parker, dieron forma a un sistema de puntuación de vinos que hoy ejerce una notable influencia sobre los consumidores del mundo.