mejores vinos espumosos

Argentina es un país prolífico en materia de burbujas. Y así como se producen unos 42,5 millones de botellas al año, y crecen los estilos, saber cuáles son los mejores vinos espumosos del país es una pregunta que en Vinómanos nos formulamos por primera vez en 2017 cuando publicamos la primera versión del INFORME BURBUJAS.

Dos años más tarde, ya con estilos renovados y algunos millésimée con cosechas nuevas, repetimos el plan. Como la anterior, esta vez también catamos a ciegas: unas 250 etiquetas nacionales de las que, al final del cuento, recortamos los mejores 30 puntajes (desde 93,5) para armar este ranking de mejores vinos espumosos.

Hay de todo: desde algunos francamente accesibles a otros muy caros; desde vinos levadurales y de perfil terciario a unos bien frutados y frescos. Todos, sin embargo, tiene un carácter excepcional. Son:

Baron B Anniversaire Baron Bertrand Cuvée Prestige 100 Ans (95.5pts, $2250). Hace a penas unas semanas, Bodegas Chandon lanzó este espumoso ideal para coleccionistas. Se trata de una edición limitada, solo 1000 botellas, que conmemora los cien años del nacimiento del barón Bertrand de Ladoucette. Responsable de la apertura de la filial mendocina de Moet & Chandon y primera fuera de la Champagne, también fue la inspiración de la mítica etiqueta Baron B. Para este singular cuvée solo se utilizaron vinos de cosechas especiales seleccionados por el chef du cave: 1997, 2002, 2007, 2010, 2011 y 2012. El vino es de color amarillo brillante con burbujas finísimas y una aromática compleja y elegante que se apoya plenamente en la madurez los tonos tostados y los frutos secos con dejos azafranados. En boca es pleno, cremosos y grácil. Un joya.

Rosell Boher Grande Cuvée Millésimée 2015 (95pts, $1900). Todo gran espumoso debe ofrecer un estilo diferencial –que incluso se reconoce en cata ciegas–. Un desafío que el enólogo Alejandro Martínez Rosell emprendió en 1999 en las cavas de Rosell Boher y logra en cada añada de su Grande Cuvée Millésimée. Este vino monumental debe su carácter a los viñedos de altura, al assamblage (85% Pinot Noir y 15% Chardonnay) y a 40 meses de crianza en botella. La añada 2015 es de color amarillo dorado con finas burbujas y cuenta con una aromática compleja que recuerda a damascos, membrillos, ananá, peras, miel, manteca, brioche y praliné. En boca es imponente y franco con burbuja fina y mousse compacta. Largo y muy elegante, un clásico entre los mejores vinos espumosos locales.

Bressia Royale Brut Nature 2015 (95pts, $1500). Walter Bressia es un refinado creador de vinos de alta gama que, empleando uvas Chardonnay y Pinot Noir de Tupungato, elabora en su bodega familiar este espumosos champenoise de edición limitada y larga crianza. Con reflejos cobrizos y burbuja constante, su cosecha 2015 ofrece un perfil complejo y tostado. con frutos secos, brioche, pan tostado y mazapán con toque de peras maduras, piel de naranjas, membrillos y damascos maduros. Sabroso, invade el paladar con burbujas finas y agradables que afirman un sabor mientras fluye cremoso y prolongado.

Teho Remuage Nature (95pts, $955). Detrás de este soberbio espumante esta Alejandro Sejanovich quien elige personalmente las uvas de Pinot Noir y Chardonnay que va a usar en las bases con una única consigna: “que se exprese el lugar”. El origen es Gualtallary, Tupungato, y el punto de cosecha temprano explica la frescura lineal del vino. Con toma de espuma en botella, reposa 24 meses y no lleva dossage. Es amarillo perlado y complejo, muy apoyado en el método con tonos de levadura elegantes de brioche, pan tostado y frutos rojos maduros. Sabroso y fragante en boca, seco con buena mousse y frescura intensa. Final cítrico, largo y original.

Progenie I (95pts, $1750). Carlos Pulenta comenzó a elaborar espumosos en su bodega Vistalba con un único propósito de beberlos en familia. Sólo pidió seleccionar los mejores componentes y que la toma de espuma fuera por método tradicional, de modo que las botellas se degollaran de acuerdo a la sed de los Pulenta. Pero el vino final lo sorprendió y así nació Progenie I, en referencia a sus hijos. La última edición estuvo 36 meses sobre borras y llega sin licor de expedición a la copa. Asalmonado a la vista, delicado y seductor, ofrece un perfil levadural profundo con praliné, brioche, turrón, sabayón y confitura de frutos rojos, su ataque es seco, refrescante y cremosos. Gusta por su fina burbujas y final franco.

Baron B Cuvée Millésimée Brut Nature 2015 (94,5pts, $900). Para los consumidores locales, una botella de Baron B representa siempre una ocasión especial, más aun si se trata de alguno de sus Millésimée, clásico entre los mejores espumosos argentinos. Entre ellos, este año destacamos el Brut Nature 2015, un vino de perfil seco definido, elegante y expresivo. Assemblage de Chardonnay y Pinot Noir de Valle de Uco, es amarillo perlado y recuerda a brioche, levaduras, miel, hinojo y anís con frutos blancos frescos y cítricos. En boca es sabroso, con frescura lineal, centro de boca exquisito y sabor prolongado.

Cruzat Millésimée Blanc de Noir 2006 (94,5pts, $2300). Diez años sobre lías demando la elaboración de este Millésimée creado por el legendario enólogo Pedro Rosell con la ayuda de Lorena Mulet y usando Pinot Noir de Tupungato, Valle de Uco. Una apuesta a la altura de los Cuvée Prestige de Champagne con una expresión muy cercana. De color cobrizo, producto de los años, mantiene una burbuja incansable. Aromáticamente es tostado con frutos rojos y blancos maduros, especias de la india y azafrán. En boca es cremoso con burbuja delicada y sabor firme. Largo y elegante. Un vino como único.

Estancia Uspallata Brut Nature 2015 (94,5pts, $980). Estancia Uspallata es uno de los proyectos más extremos de Mendoza y en su viñedo, a 2000 metros de altura, el Pinot Noir da cuenta de un potencial muy interesante para las burbujas. De manera que el wine maker Alejandro Sejanovich decidió elaborar este varietal criado 14 meses sobre borras. Amarillo perlado con finas burbujas a la vista, resulta intenso en aromas de cerezas y guindas confitadas. Se aprecian flores blancas, trazos de levadura fresca, miel y cítricos. Ataque pleno y seco con mousse refinada y burbuja sutil. Final largo y refrescante.

P.Ferrer Bosch Cuvée Rosé (94,5pts, $806). Finca Ferrer, es una bodega de Gualtallary con perfil bajo en el mercado local y mucho potencial para aprovechar. Este espumoso rosé de Pinot Noir alta gama lleva el nombre del fundador del grupo catalán Freixenet, propietarios de la bodega, es de color asalmonado con tonos cobrizos y fuerte impronta del método champenoise. Los armas de cerezas, frambuesas y frutillas se mezclan con mazapán, brioche y frutos secos tostados. En paladar es seco con finísimas burbujas, ágiles y amables. Centro de boca amplio y frutado de regusto fragante.

Apartado Brut Nature 2016 (94,5pts, $3000). La línea más exclusiva de Rutini Wines suma su primer espumoso, esta vez elaborado por Mariano Di Paola hijo en dupla con su padre, chief winemaker histórico de la bodega. Para el cuvée seleccionaron los mejores Pinot Noir y Chardonnay de la cosecha 2016. La toma de espuma fue en botella y la crianza sobre lías de 36 meses de modo que lograron un vino de color amarillo dorado con finísimas burbujas y una aromática compleja que recuerda a los frutos rojos, membrillo, praliné y un dejo de azafrán. En boca es cremosos y fresco con tensión notable y sabores francos.

Alma 4 Pinot Rosé 2015 (94pts, $725). Hace 20 años, Marcela Manini, Agustín López, Sebastián Zuccardi y Mauricio Castro, cuando aun estaban con un pie en el colegio secundario, crearon Alma 4, un proyecto enfocado en la elaboración de espumosos. El Rosé de Pinot es un hit de la marca cuya cosecha 2015 maduró durante 20 meses sobre lías para lograr una deliciosa elegancia. Rosado con tintes cobrizos, combina aromas de frutos rojos maduros, una impronta tostada definida y una evolución que suma complejidad. Frutillas, brioche, caramelo de cereza y almendras son de la partida en nariz y boca. Su ataque es seco y refrescante, con rico volumen y fina burbuja. Fluye cremoso y su final es largo.

D.V. Catena Nature (94pts, $1500). Alejandro Vigil está detrás de este assemblage con base de 70% Pinot Noir y resto Chardonnay, ambos de Tupungato, y elaborado por método tradicional con 30 meses de crianza sobre borras.

Chandon Cuvée Reserve Pinot Noir (94pts, $530). Lo espumosos suelen ser vinos de corte pero si la calidad de los componentes los amerita, bien pueden ser varietales. Así nació esta etiqueta de Bodegas Chandon.

Cruzat Cuvée Nature (94pts, $690). Una de las creaciones más sabrosas dele enólogo Pedro Rosell es este espumoso de Pinot Noir y Chardonnay que luego de 24 meses de crianza en botellas recibe un licor de expedición seco de vino criados por años sobre borras. Vino con sobrado mérito para estar entre los mejores vinos espumosos argentinos.

Schroeder Brut Nature Partidas Selectas (94pts, $1390). El enólogo Leonardo Puppato es el creador de este rico espumoso patagónico elaborado, para nuestra sorpresa, por el método Charmat Lungo. La clave es una crianza sobre lías de cuatro meses para los vinos base 60% Chardonnay y resto Pinot Noir. Hallazgo que se cuela con mérito propio entre los 30 mejores espumosos del INFORME BURBUJAS 2019.

Las Perdices Nuit 730 Brut Nature (94pts, $1700). Convertidos en referentes del mercado de las burbujas, en Viña Las Perdices decidieron lazar en 2017 este espumoso champenoise madurado por 730 noches sobre levaduras. El corte es 60% Pinot Noir y resto de Chardonnay, con burbuja dócil, cremoso y largo.

Norton Cosecha Especial Vintage 2014 (94pts, $698). Bodega Norton se ubicó entre los preferidos del mercado en materia de burbujas y para celebrarlo crearon con el cambio de la década este espumante de añada que ya va por su cuarta edición, la 2014. Corte 60% Chardonnay con Pinto Noir criado durante 18 meses en botella, ofrece holgado sabor para estar entre los mejores vinos espumosos.

Rutini Extra Brut 2014 (94pts, $1077). En su cosecha 2014, el espumoso elaborado por Mariano Di Paola para Rutini Wines es un assemblage de Chardonnay y Pinot Noir procedente de Gualtallary que pasa 18 meses sobre las lías dentro de las botellas. Fluye equilibrado y elegante con fina efervescencia.

Alyda Van Salentein Cuveé Prestige Brut Nature (94pts, $770). En 2017, Bodega Salentein lanzó esta línea de espumosos premium que conjugan la investigación de sus viñas del Valle de Uco y la enología precisa de Carlos Bauzá. El assemblage involucra Chardonnay, Pinot Noir y Pinot Meunier. Paladar seco, amplio y  con finas burbuja.

Vinyes Ocults Brut Nature (94pts, $519). En 2017 descubrimos el proyecto de Tomás Stahringer cuando sus burbujas se destacaron entre las novedades del año. Brut Nature de Pinot Noir La Consulta, Valle de Uco. Seco, equilibrado y fragante.

Casa Boher Extra Brut (93,5pts, $770). En Rosell Boher, Alejandro Martínez Rosell lleva adelante una vinificación muy singular para sus espumosos. En el caso de este Extra Brut reposa por 18 meses sobre lías. De paladar seco, amplio y franco con burbujas firmes y textura plena.

Lui Brut Nature Método Champenoise (93,5pts, $1300). El enólogo Mauricio Vegetti debe gran parte de su reputación a los espumosos que elabora bajo la marca LUI. Este es su tope de gama, un corte Chardonnay y Pinto Noir que madura 42 meses en botella. Es largo y equilibrado, con sobrado mérito para colarse entre los mejores vinos espumosos argentinos.

Chandon Brut Nature (93,5pts, $480). Durante la década de 1980 Bodegas Chandon lanzó el primer Brut Nature del país como alternativa a los Extra Brut dominantes. Relanzado en 2015 como assemblage de Chardonnay y Pinot Noir es una de las propuestas más interesantes de la bodega. De estilo clásico y muy bien hecho.

Pequeñas Producciones Rosé Extra Brut (93,5pts, $1650). Este rosado de Pinot Noir que el enólogo Matías Ciciani Soler elabora con uvas de Pampa El Cepillo, al sur del Valle de Uco, madura en botella por doce meses. Paladar equilibrado, con buena burbuja y espuma sabrosa. Final intenso y largo.

Lagarde Extra Brut Método Tradicional 2017 (93,5pts, $880). Juan Roby es un enólogo con sobrada destreza para los espumosos. A la hora de elaborar el icónico Lagarde Extra Brut, parte de un assemblage de partes iguales de Chardonnay y Pinot Noir provenientes de Perdriel y Vista Flores. En boca es mantecoso, tenso con buena mousse y sabor prolongado.

Cadus Méthode Champenoise (93,5pts, $1445). Creado por Roberto González, otro legendario enólogo de las burbujas argentinas, este espumoso es un assamblage 80% Pinot Noir y 20% de Malbec criado por 24 meses en botella con un secreto: el licor de expedición es una grappa añejada en roble.

Salentein Cuvée Exceptionnelle Brut Nature Blanc de Blancs (93,5pts, $460). Salentein cuenta con un interesante porfolio de espumosos al que acaba de sumar este Chardonnay de Tunuyán. Con dos meses de crianza sobre borras, en boca donde manda la frescura con buena mousse. Muy bien logrado para la categoría, por lo que aún siendo primer embotellado está entre los mejores vinos espumosos del país.

Costa & Pampa Brut Rosé (93,5pts, $782). Costa y Pampa, bodega de Chapadmalal a metros del Atlántico, es la gran apuesta de Trapiche para la elaboración de espumosos Assembalge 80% Pinot Noir y 20% Chardonnay por el método tradicional, lleva una crianza de un año sobre borras. Amplio, sabroso y largo.

Bohème Brut Nature (93,5pts, $1650). Icónica botella de las burbujas de alta gama argentina, fue la primera en utilizar el corte completo de Champagne con Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Meunier además de una crianza de 24 meses sobre lías siguiendo el método tradicional. Es amplio, con buena mousse y sabor firme con burbuja sutil. Largo y elegante.

Domaine Mumm Extra Brut (93,5pts, $708). Mumm es uno de los principales productores de espumosos y desde hace décadas cuenta con una filial local en San Rafael. Corte de Pinot Noir y Chardonnay elaborado por método tradicional con crianza de 12 meses. Terciario y sabroso.