3.5 (70%) 2 votos

Desde el 7 y hasta el 15 de septiembre tendrá lugar la segunda edición de la “Semana de Bodegones Don Valentín Lacrado” en la Ciudad de Buenos Aires, Mar del Plata, Rosario, Córdoba y Mendoza. Una iniciativa con propuestas gastronómicas simples y sabrosas para disfrutar con amigos o en familia acompañados de una copa de Don Valentín Lacrado.

Será un verdadero festival de cocina popular diseñado para acompañar un vino clásico de la mesa de los argentinos, por esto mismo, Bodegas Bianchi propone con esta selección de bodegones, un nuevo motivo para impulsar la costumbre de “comer con vino” los siete días de la semana. Sin olvidarnos del consumo responsable, claro está.

Este circuito de elegidos bodegones esperará a los comensales con con un menú especial de 3 pasos (entrada, principal y postre) a un precio promocional de 550 pesos por persona que incluye una botella de Don Valentín Lacrado. El clásico creado por Enzo Bianchi en 1965 y que hoy estrena una renovada presentación junto a tres nuevos varietales Malbec, Cabernet Sauvignon y Torrontés.

De este modo, la clásica bodega mendocina busca revalorizar la cocina auténtica y tradicional que ofrecen estos locales, verdaderos templos de la gastronomía con impronta inmigrante, junto un vino emblemático que acompaña la mesa de los argentinos desde hace 6 décadas.

“Queremos recuperar la sana costumbre de almorzar o cenar con una copa de vino, porque el vino es un alimento y nuestra bebida nacional”, explica Adrián Cura, gerente de marketing de Bodegas Bianchi y agrega: “Por eso hoy con Don Valentín Lacrado, un vino cuyo principal valor es la permanencia queremos revalorizar la mesa cotidiana y rescatar ese sentimiento de reunión familiar junto a un vino con historia”.

La “Semana de Bodegones Don Valentín Lacrado” cuenta con el apoyo del Gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires y podrés conocer el listado completo de los bodegones involucrados acá.

Emiliano Rodriguez Egaña
Es el mejor cocinero del mundo para los que tenemos el gusto de sentarnos a su mesa. Capaz de cruzar la ciudad por unas ostras o de sudar la gota gorda frente a un caldero durante horas, para el resto de los mortales es un estratega de la comunicación digital, el marketing de contenidos y otros tantos menesteres. Trabaja desde hace más de 12 años en medios digitales. Es el responsable de que no fallen los códigos de Vinómanos (plataforma que fundó en 2013), donde también escribe sobre su pasión culinaria.