¿Qué buenos Malbec hasta $250 quedan en la góndola? Algunos.

Ya sabemos que abril es el mes del Malbec y que el 17 de abril se celebra el Malbec World Day. Pero también es el cuarto mes consecutivo de 2019 en el que la inflación no baja del 3%. Mientras que los festejos por el vino más famoso de Argentina ganan la escena, los bolsillos pierden su poder adquisitivo de forma constante: sólo con la inflación de este año, y haciendo una comparación necesaria, la misma botella de vino que nos bebíamos a fines de diciembre hoy viene con una copa menos.

Amargas como son las cosas, habrá que endulzar el paladar con algo de buen Malbec y una buena noticia: el vino se rezagó respecto a la inflación. Por eso, es difícil saber cuáles la buena relación calidad hoy. Mientras que algunas marcas se quedan quietas respecto a otras en materia de precio, se aplastan algunos segmentos y otros se ensanchan. Pero puestos a sacarle provecho al asunto, estos son los 10 Malbec hasta $250 que vale la pena comprar. Ni más ni menos, que por un par de tarucas y algún que otro cóndor. Anotá.

Norton 1895 Malbec (2018 $150). Rebautizado con el año de fundación de la bodega, Norton 1895 es la línea de varietales de la clásica casa mendocina. Y en este tinto ligero, de perfume frutal y frescura modosa, la propuesta es honesta. Para la previa del asado y algunos platos de cuchara, un caso de manual. San

Felipe Malbec (2018, $179). Ya no es más una caramañola, pero sigue siendo un tinto en que confiar cuando las vacas flacas. Recuerda a frutos negros con un tono ahumado del roble que suma sobriedad a una boca envolvente con frescura justa y de taninos moderados. Un tinto fácil de encontrar, más fácil de beber y que no defrauda.

El Bautismo M4 Malbec (2018, $150). La idea de hablarle a un público más joven es al que empuja este vino, elaborado según la voluntad de cuatro enólogos sub 30 en Mendoza. De estilo franco y cordial, cuerpo medio y paladar sabroso con moderada frescura, es un ABC de lo que nos gusta beber a los argentinos cuando no queremos pensar acerca de lo que bebemos. No es poco mérito, ojo.
Malbec-hasta-250-1
Kadabra Malbec (2017, $169). Elabora con uvas de Valle de Uco este ejemplar de Estancia Mendoza propone un tinto de perfil renovado: ofrece la fruta roja como discurso y una frescura chispeante como eje de una boca suelta, lo que se dice un tinto expresivo para beber sin meditaciones profundas, ojalá con una honrosa picada.

Portillo Malbec (2017, $175). Desde el Valle de Uco, este ejemplar de Malbec ofrece un tinto con cuerpo y buena frescura, todo centrado en una oferta frutal que el paladar agradece. Más cuando se trata de acompañar un pastel de papas de los que empiezan a poblar nuestra mesa de otoño. Un clásico entre los malbec hasta $250.

Don Valentín Lacrado Malbec (2017, $175). Bodega Bianchi es experta en ofrecer relación entre pecio y calidad. Y a la hora de lograr esa ecuación, la línea de varietales Don Valentín Lacrado ofrece el punto justo. Como este Malbec de aromas frutales evidentes, con taninos moderados y frescura jugosa. Ideal para la mesa diaria o el asado del finde.

Eugenio Bustos Leyenda Malbec (2017, $175). Al sur del Valle de Uco, en la localidad de Eugenio Bustos, finca La Celia elabora este varietal que homenajea el fundador de la casa y del pueblo. De aromas claramente frutales y con una boca amplia, carnosa y de frescura jugosa, es un caso de estudio en la góndola de los accesibles.

Phebus Malbec (2016, $199). La gama de varietales de bodega Fabre Montmayou se llama Phebus y entre sus pocos vinos, destaca este Malbec sobre el que derrama buena parte de los grandes tintos de la casa. Algunos años, como el 2016, es un fuera de serie, con perfume frutal, paladar amplio y de sabor, con taninos firmes y jugoso.

Saurus Malbec (2017, $235). Una de las cosas que más se nota este Malbec de San Patricio del Chañar es la voluntad de ofrecer un tinto logrado, frutal y de paladar universal, donde la frescura sea el engranaje clave sobre el que se despliega el resto de los atributos. En eso, este Malbec de Familia Schroeder, es todo lo que uno puede esperar del vino en su rango de precio.

Osado Malbec (2018, $239). Novedad de 2019, este Malbec es otro de los casos en los que una marca apuesta por un paladar joven, con etiqueta vistosa y nombre provocador. El vino es de perfil moderno, con fruta negra y roja como aromas y un andar de rica y jugosa frescura. Perfecto para la mesa, vale la pena descubrirlo, como un nuevo ejemplar entre los Malbec hasta $250.