4.8 (95%) 4 votos

Los bares cerveceros abren en cada esquina a razón de uno por día. Pero este que acaba de abrir es muy diferente: el nuevísimo bar de Quilmes, en el barrio de San Nicolás, contrasta con los bares cerveceros y con los boliches del centro de Buenos Aires: conjuga una linda estética de bar retro, mezclada con fábrica de cerveza y de boliche tradicional porteño, con estaño y estanterías al tono. Para más datos, se llama El Clásico de Quilmes.

Toda la energía está puesta en servir cerveza tirada fresca, esa clásica dorada y cremosa cerveza que la compañía sirve tirada en tantos otros bares de todo el país. La diferencia con la botella es notable: birra sale sin pasteurizar, por lo que conserva los aromas.

Para acentuar el mensaje de cerveza recién elaborada, en el lugar hay un cartel (de hierro enlozado azul, como corresponde) que indica la fecha de elaboración. Es tipo almanaque. Y es la fecha del día. “Elaborada a 20 kilómetros de acá, directo de la cervecería Quilmes”. Más fresca, imposible.

Bar de QuilmesAhora bien, es un bar para ir a beber una buena birra. Y en segundo lugar para la comida. Aunque habrá que ver cuando esté puesto a punto. Recién tiene dos semanas.

En todo caos, cuando te acodás en la barra de acero inoxidable con el chop en la mano, las cosas tienen otra perspectiva: como de otro tiempo, con mesadas de mármol, cajones de madera y un espíritu de época. En el bar de Quilmes los productos están casi al desnudo. Es sencillo. Pocas pero buenas opciones. En todo caso, una cosa es segura: si te gusta la cerveza ligera y espumosa, con balance y sabor suave, en la barra del Clásico de Quilmes tenés un lugar asegurado.

bar de quilmes
GPS
: El Clásico de Quilmes queda en Esmeralda 570. Abre todo el día.

Gracias Martín Auzmendi por la foto.