Desde su aparición en el mercado, los vinos de Lamadrid Estate se destacan por una excelente relación precio-calidad y una expresión nítida del terroir mendocino. Con Héctor Durigutti a cargo de la enología, la bodega impulsada en 2004 por Guillermo García Lamadrid supo construir su reputación gracias a sus viñedos ubicados a 980 metros de altura en Agrelo.

Los single vineyards fueron siempre su gran diferencial, vinos con de estilo intenso y expresivo producto de una elaboración que evita la estabilización, filtrado y clarificación con la intensión de llevar a la copa la expresión más pura del origen.

Con esta misma filosofía nacen dos nuevas etiquetas. Lamadrid Gran Reserva Cabernet Sauvignon 2012 (91pts, $460) es elaborado con uvas de un antiguo viñedo de 1973. Mientras que Lamadrid Gran Reserva Cabernet Franc 2012 (92pts, $560) proviene de un sector del viñedo plantado en 2004.

En ambos casos se trata de vinos expresivos y profundos con buena definición varietal y un equilibrio alcanzado gracias a los cinco años de estiba que la bodega siempre asegura a sus tintos de alta gama.