Ya lo dice el francés Philippe Delerm en su libro “El primer trago de cerveza y otros pequeños placeres de la vida”: en los detalles vibra el mundo. Nada más hay que prestarles una diletante atención. Eso mismo es lo que nos pasó con el paté que prepara la editora de Delerm en Argentina –Paola Lucantis– cuando lo probamos el fin de semana pasado: una consistencia, una superposición de sabores y sutilezas que nadie debería dejar de probar. Por eso le pedimos la receta para compartirla con otros amantes del buen comer y de los ricos detalles. Es muy fácil.

Necesitás:
  • 1/2 kg de hígados de pollo
  • 1 pechuga de pollo chica (200 grs)
  • 150  grs panceta ahumada
  • Media taza de crema de leche
  • 50 grs manteca
  • 3 o 4 cebollas de verdeo o puerro o echalotes (a gusto, picadas)
  • Pimienta
  • sal
  • Alguna hierba aromática fresca, si te gusta: orégano, tomillo, un par de ramitas
  • Una medida de oporto
  • 4/5 ciruelas secas o 2 cucharaditas de alguna mermelada de higos o ciruelas
Cómo prepararlo

Remojar los hígados en leche, entre media y una hora antes empezar a preparar el paté. Después, colarlos y reservarlos en un recipiente de vidrio.
En una sartén con un chorrito de aceite de oliva, rehogar las cebollas y reservarlas. A continuación y en la misma sartén, saltear la panceta cortada en daditos, agregar la pechuga cortada de la misma manera y agregar los hígados y las cebollas; condimentar con sal, pimienta y las hierbas frescas. Revolver con una cuchara de madera para integrar los ingredientes durante quince minutos. Luego, agregar la mermelada o las ciruelas y cocinar quince minutos más. Es importante que quede bien cocinado. Agregar el oporto, integrar y apagar el fuego. Dejar enfriar y retirar la ramitas de hierbas. Cuando esté frío procesarlo para hacer la pasta, agregar la manteca clarificada y la crema, y si hace falta rectificar los condimentos. Poner en un molde o frascos chiquitos y llevar a la heladera unas 12 hs. Se puede freezar.

Ahora sí, con el libro de Delerm y una buena tostada con paté sobre la mesa, solo te falta una copa para estrenar la primavera. Elegí entre estos buenos rosados, que no fallan para este paté.

Emiliano Rodriguez Egaña
Es el mejor cocinero del mundo para los que tenemos el gusto de sentarnos a su mesa. Capaz de cruzar la ciudad por unas ostras o de sudar la gota gorda frente a un caldero durante horas, para el resto de los mortales es un estratega de la comunicación digital, el marketing de contenidos y otros tantos menesteres. Trabaja desde hace más de 12 años en medios digitales. Es el responsable de que no fallen los códigos de Vinómanos (plataforma que fundó en 2013), donde también escribe sobre su pasión culinaria.