Calificá esta nota

El transporte, el agua, el gas, la luz: todo aumenta y el bolsillo diario no sin fondo como el de los payasos. Si tenés dudas sobre tu economía, o todavía no cobraste y estás estirando el mango, buscá en tu cocina qué hay para no resignar sabor. Seguro tenés papas. Seguro tenés cebollas. Seguro algo de panceta. No en vano los dos productos son la base de la subsistencia en todo el globo.

Pero: ¿cómo hacer que no tengan el mismo gusto a poco de siempre? El recetario popular es rico en inventos. Y en estas tres recetas, encontrarás el sabor sofisticado de las papa y las cebollas, a costo de saldo. Tomá nota.

Ensalada tibia de papa y verdeo por $ 47.- aprox.
El truco de este plato, para convertirlo en plato único, es poder sumarle buenos detalles y usar ingredientes de buen sabor. En especial el oliva y el vinagre.
500 grs de papa más bien pequeñas
2 cebollas de verdeo
2 echalotes (pueden ser cebollas chicas)
2 cucharadas de semillas de lino
Un puñado de eneldo fresco (o perejil, en su defecto)
3 cucharadas de vinagre de manzana
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Como las papas se sirven con cáscara, lavarlas bien con un cepillo para retirar toda la tierra. Colocarlas en un recipiente con agua fría, sal y ponerlas a hervir durante unos 15 minutos o hasta que están entre tiernas. Retirar y secarlas.
Luego cortar los echalotes en juliana y el verdeo en aros. Llevar a una sartén con aceite de oliva y sofreir durante 5 minutos. Agregar sal y pimienta. Retirar del fuego y sumar el vinagre, revolver.

En la misma sartén incorporar las papa rotas –aplastadas con las manos–, las semillas y el eneldo. Integrar todo y servir tibio.
Esta ensalada es ideal para acompañarla con estos vinos blancos.

Crocante de papa rallada por $ 51.- aprox.
En la cocina una técnica reiventa un plato. Y en este caso, con sólo rallar las papas obrás un milagro. Fijate:
500 grs de papa más bien pequeñas
4 cebollas de verdeo
1 puñado de ciboulette
Aceite de oliva
Sal y pimienta

Lavar las papas y colocarlas en agua hirviendo, cocinar hasta que se puedan pínchar y que el centro esté duro. Escurrir, dejar enfriar y pelar. Rallarla gruesa, escurrurir con la manos el exceso de agua y reservar. Cortar el verdeo en rodajas finas y picar el ciboulette. Mezclar todo con la papa rayada y con las manos hacer unos bollos y aplastarlos como si fueran hamburguesas.  Colocar en una plancha caliente un poco de aceite de oliva, el medallón de papa  y dorar ambas caras para que quede crocante.
Esté crocante es ideal para acompañar vinos rosados y económicos como estos.

Gratín al horno por $ 74.- aprox. 
 Este plato es ideal para prepararlo, meterlo al horno y desentenderte. Vas a necesitar:
 
500 grs. de papa más bien pequeñas
2 cebollas chicas
100 grs. de panceta ahumada
100 grs. de provolone
25 grs. de manteca
Un rama de romero
Hojas de laurel
Aceite de oliva
Sal y pimienta
 
Pelar las papas y cortarlas en rodajas de medio cm. de espesor.  Hervir en un recipiente con agua, sal y el laurel durante 10 minutos hasta que la papa esté al dente.
En una sartén con aceite de oliva rehogar la cebolla cortada en juliana durante unos minutos hasta que quede transparente. Reservar.
cubetear la panceta y rallar más bien grueso el provolone.
En una fuente para horno enmatecar la base y colocar una capa de papas, otra de con las cebollas, otra más de papas, la panceta, el queso y el romero al final. Hornear entre 15 a 20 minutos a fuego fuerte y servir.
Este plato va muy bien con vinos tintos como estos.
Emiliano Rodríguez Egaña
Emiliano Rodriguez Egaña
Es el mejor cocinero del mundo para los que tenemos el gusto de sentarnos a su mesa. Capaz de cruzar la ciudad por unas ostras o de sudar la gota gorda frente a un caldero durante horas, para el resto de los mortales es un estratega de la comunicación digital, el marketing de contenidos y otros tantos menesteres. Trabaja desde hace más de 12 años en medios digitales. Es el responsable de que no fallen los códigos de Vinómanos (plataforma que fundó en 2013), donde también escribe sobre su pasión culinaria.