Regalar en el día del padre puede ser algo agotador: no sólo porque las buenas ideas escasean, sino porque en las tiendas la gente está loca por conseguir el regalo justo para un padre perfecto. Atentos a esta locura, en Vinómanos nos pusimos a pensar qué tiene el mundo del vino que sea ideal para un regalo. Y armamos un lista de vinos, accesorios y otros combos posibles para, si a tu padre le gusta el vino, encontrar un regalo fácil y rico, a la medida de cada bolsillo.

Día del padre en familia. Hay familias y familias. Algunas, el día del padre lo resuelven en un almuerzo íntimo y otras, en uno multitudinario. Si este es el caso, en el que tíos, primos, abuelos y hasta cuñados celebran su día en una reunión multitudinaria, llevar un vino puede resultar frustrante. Tu padre merece una buena botella, pero en la multitud se pierde y es plata tirada. Uno berreta, en cambio, puede deslucir el regalo. En este caso, la solución es salomónica: conviene llevar dos o tres botellas de un excelente tinto gama media con la mejor relación calidad precio. Por ejemplo: Argento Bonarda (2014, $80) y Aguijón de Abeja Syrah (2011, $88) para darse un gusto y sorprender; Tracia Cabernet Sauvignon (2014, $40) y Vía Blanca Malbec (2013, $50) para llenarle la boca a todos por poca plata.

Accesorios imprescindibles. A un padre amante del vino, que además es un buen consumidor, es difícil sorprenderlo a menos que se conozca mucho del tema. Precisamente por eso un accesorio puede resultar un buen obsequio. Y un buen sacacorchos es un plan perfecto. Por ejemplo, un Screwpull o Leiftheit con tirabuzón de teflón ($350); o un extractor de aire para evitar que las botellas que no beba se le echen a perder, como Vacuvin ($390). Si en cambio es un geek lover, un Magic Decanter puede ser el gran regalo: un chiche que hace respirar al vino rápidamente. Este juguete cuesta 475 pesos en las tiendas del mercado.

Leer para beber. No son muchos los buenos libros de vinos que están disponibles en nuestro medio. La mayoría son guías de compra y eventualmente planteos educacionales. Hay un punto medio, sin embargo. Más allá del Malbec ($170), editado por Sudamericana, de sommelier Andrés Rosberg y el periodista Eduardo Quintin, es un excelente libro para comprender el universo del vino. Otro buen ejemplo para quien quiera profundizar en la historia de esta bebida, un gran libro es La vid y la viña ($600), del historiador Tim Unwin, editado por Los 5 Sentidos. Lo mismo con La Guerra del Vino ($300), de los periodistas Don & Petie Kladstrup, sobre cómo los franceses evitaron que los nazis se apoderaran de sus vinos. Tres lecturas ideales para un amante del vino.

Rutas del vino. Una buena idea para hacer un regalo, dulce en lo emotivo  y salado en el precio, es un fin de semana en Mendoza para recorrer viñedos. Un gran obsequio para hacer aunando voluntades entre hermanos. Hon Travel o Aymará Turismo, empresas especializadas en el turismo del vino, ofrecen varios paquetes lindos desde 2500 pesos por día y por región, con visitas a 4 bodegas en Luján de Cuyo y Uco, a la que hay que sumarle pasajes y estadía. Una gran idea para regalar hoy y disfrutar en primavera.

Etiquetas deluxe. Tu padre es un exigente enófilo con una larga trayectoria en descorches. No es fácil elegirle una botella, a menos que sepas exactamente lo que toma. En cualquier caso, una etiqueta exclusiva siempre será bienvenida. Si su gusto es clásico, dos vinos claves son Luigi Bosca Finca Los Nobles Cabernet-Bouchet (2008, $700) y Salentein Primus Malbec (2012, $600). Pero si le gustan las novedades mejor Teho Malbec (2011, $500) o República del Malbec (2012, $600), en la avanzada enológica argentina. Pero si se trata de un enamorado de las burbujas, no falla Rosell Boher Grand Cuveé Edición Limitada (2008, $980), tope de precio para una botella elaborada en nuestro país.

Cursos de vinos. A tu padre le interesa el vino pero chapucea a la hora de los conceptos. Nada mejor que regalarle un completo curso de vinos. Hay varios.  Uno completo, ideal para los que arrancan de cero, es “Curso de introducción al mundo del vino” (8 clases, $1900), dictado por la Escuela Argentina de Sommeliers en su sede de Buenos Aires como en la de Mendoza. Se aprende de cepas, regiones, procesos de elaboración, maridaje y en todas las clase se degustan etiquetas. Para quienes ya cuentan con algún conocimiento el Centro Argentino de Vinos y Espirituosas ofrece un “Curso avanzado de vinos y cata” (6 clases, $1200) que profundiza en los matices más invisibles del mundo del vino.

Combos gourmet. Puede pasar que ya le hayas regalado todas las cosas mencionadas en esta lista. No hay que desesperar. Aún queda el maridaje: algo con lo que sorprender su paladar y acompañarlo con algunas buenas botellas. Una opción perfecta es una pata de jamón, las hay nacionales de buena calidad como  la de Cabaña Argentina ($1700, 8 kilos) que podes conseguirla en Vinoteca Ligier o el serrano español que ofrece Valenti en sus locales con un set de jamonera y cuchillo especial ($3700, 8 kilos). Pero si no da poner en riesgo la economía doméstica, se puede optar por algunas picadas de quesos y fiambres importados (desde $700 para 8 personas) o armarle una selección de quesos especiales, como los que comercializa Cabaña Piedras Blancas.