El mediático chef Donato de Santis, que por estos días nos tiene en vilo como jurado en Master Chef, acaba de cumplir sus primeros treinta años fuera de Italia. Y para celebrarlo, abrió las puertas de su Espacio de Cocina en el bajo Belgrano con cenas temáticas de la mano de Escorihuela Gascón, bajo el nombre de “Ciclo I Sapori Della Mia.”
¿Cuál es el tema de las cenas? La cocina italiana con sus recetas más personales, echando mano de sus ingredientes más preciados, seleccionados por su origen: quesos importados Emilia Romana, pastas elaboradas con recetas napolitanas, lentejas Umbria y hasta arroces añejados del Véneto, que el cocinero ofrece en una mesa larga y nutrida para sus invitados en Spazio Donato, como le llama: “en este lugar conviven todas mis actividades. Aquí es donde pienso, creo y en donde puedo ofrecer mi experiencia y conocimiento a todo aquel que esté dispuesto a vivir las cosas lindas de la vida”, afirma de Santis.
La noche que participamos con Vinómanos probamos varias cosas ricas y curiosas. Para empezar, unas masas fritas muy delgadas, llamadas Pane Pompeiano, que se acompañan con prosciutto di Parma. Luego, un guiso de lentejas de Castelluccio con Formaggio di Fossa que, en pocas palabras, es un queso madurado en una fosa sin oxígeno, por lo que adquiere un curioso color marrón, un aroma bien fétido y un sabor de gloria como sólo los quesos maduros pueden alcanzar.
A continuación, Tortelli tranzada a mano, rellenos con ricota, con manteca de salvia y trufas del Piamonte. Un plato delicioso, antesala perfecta para un principal como el que tenía preparado Donato: “Risotto invecchiato 7 anni, pere e prosecco”. En este nos detendremos un párrafo.
Se trata, ni más ni menos, que de un risotto meloso –es decir, ni seco ni gomoso- en el que el truco está en tres elementos. Primero, el arroz añejado siete años, una rareza crocante. Segundo, las peras en compota aportando sabor y aroma. Tercero, el prosecco –en rigor, un espumoso italiano- empleado en la cocción  que le daba frescura. Ágil y de un paladar delicado, es un plato perfecto para acompañar con un Chardonnay como Escorihuela Gascón Pequeñas Producciones 2012.
Y para terminar, un carnes de ternera a las brasas con sal traída de Colonnata, rica, aunque más típica en nuestra cocina. El maridaje perfecto fue Pequeñas Producciones Malbec 2009. ¿El postre? Una suerte de morcilla de chocolate con pistachos, que era realmente fundente y aromática. Como para los que dicen que no les gustan los dulces.
Las cenas temáticas, si bien son comidas exclusivas, se pueden contratar en Spazio Donato. El ciclo continuará en julio con productos de Umbría, agosto con los Fromaggi e Salumi Italiani, septiembre  toca Puglia, octubre será Toscana y en noviembre cerrará con la “Noche de Gastronomía y Cine Italiano”. Todo el ciclo está maridado con la línea de alta gama de Escorihuela Gascón: Miguel Escorihuela Gascón y los diferentes varietales de la línea de alta gama Pequeñas Producciones: Syrah, Barbera, Cabernet Franc (lanzado recientemente), Cabernet Sauvignon, Malbec, Chardonnay y el espumante Pequeñas Producciones Extra Brut Rosé.
Spazio Donato queda en Castañeda 1885, Bajo Belgrano. Más info acá.