El pronóstico para este fin de semana es auspicioso: sol y temperaturas moderadas desde Salta a Río Negro. Así arranca el otoño. Y en los planes de casi todos los argentinos hay al menos un asado para los tres días que vienen. Estarán los que convocaron vía WhatSapp el #asado de rigor, los que ya reservaron el día y la hora –compraron la picada- y los que se dejarán llevar por las circunstancias y llegarán tarde a la góndola de carnes juntando los últimos cortes que no salieron. Cualquiera sea el caso, en Vinómanos nos tomamos enserio nuestro trabajo y te recomendamos una serie de vinos para que no te pesque desprevenido el momento del asado.
Fantasía Torrontés 2012 ($57). Jamás un asado arranca puntual, menos si es con invitados. Por lo tanto para la previa, mientras el asador se ocupa del fuego y alguien de la picada, nada como un blanco bien fresco como aperitivo junto a unos quesos y fiambres. Para este plan el Torrontés no para de ganar adeptos como compañero del asador, incluso con un poco de hielo.
Familia Gascón Rosé ($62). Con los primeros fuegos y mientras la picada se acaba es momento de las achuras, una exquisitez argenta generalmente acompañada por tintos pero que encuentra mejor armonía con un rosado. Aunque pueda parecer un sacrilegio damos fe que nadie se queja y cada día son mas los que aplican en casa para sorprender a sus invitados.
Tracia Malbec 2012 ($28). La convocatoria fue todo un éxito. Es más, varios de los confirmados van acompañados. A no desesperarse, aún quedan vinos por debajo de los $30 para disfrutar de a muchos a pura carcajada. Tal vez no sea de los primeros que te vienen a la cabeza y por eso te pasamos el dato. Es un vino que encontras en el súper y en el chino, ¿qué mas podes pedir?
Norton Colección Varietales Tempranillo 2012 ($36). La versatilidad es de esos atributos que se valoran en un vino y si es económico mucho más. Este Tempranillo ha pasado tranquilo la prueba del asado, el cerdo, el cordero y hasta el pollo a la parrilla. Es uno de esos que se hacen valer mucho mas que su precio y sirven para cualquier ocasión.
Portillo Malbec 2012 ($43). ¿Uno de los últimos en confirma pregunto qué lleva? Para hacérsela fácil, y que no se pierda las achuras, que busque algunas botellas de este clásico  que siempre gusta por precio y sabor. Más de uno va a gradecer su demora.
Latitud 33 Cabernet Sauvignon 2011 ($43). A la hora de la mesa, cuando salen los cortes principales no puede faltarle a nadie el vino y esta etiqueta calza ideal para el momento. Un bueno, bonito y barato, fácil de conseguir y de pagar que se gusta al que bebe sin importarle qué mientras que sorprende al que si hecha el ojo a la etiqueta. Eso si, tener siempre un par de botellas a mano por que vuela.
Novecento Raíces Malbec 2012 ($50). Si se trata de una mesa de asadores fundamentalistas no podrá faltar el Malbec pero si son muchos hay que prestarle atención al precio. Esta etiqueta de Dante Robino resuelve la cuestión con uno de sus hit  del precio-calidad que llena copas que se vacían fácil. Por su ligereza es bueno para carnes vacunas y de cerdo así como también para la charla posterior.
Aguijón de Abeja-Obrera Bonarda Argentina 2012 ($70). Cuando el plan es un asado para pocos siempre es bueno terminar con una sobremesa larga acompañada de un vino para sorprender. Este Bonarda justamente lo que asegura es llamar la atención sin necesariamente desembolsar un dineral. Original y novedoso, para muchos es de esos que los expertos de la mesa valoran y hasta apuntan para luego sorprender a los suyos.
Alejandro Iglesias

Alejandro Iglesias
Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter.