La Sauvignon Blanc ha ganado mucho terreno en nuestro país durante los últimos años aunque no deja de ser novedosa para muchos. Mientras tanto en el mundo es uno de los blancos trendy gracias a los neozelandeses y chilenos que en sus viñedos marinos llevan su expresión al máximo.
¿Por qué en Argentina es una cepa curiosa? Básicamente por que se trata de una variedad que necesita de climas fríos y algo húmedos para dar su mejor expresión. Si miramos para adentro notaremos que en los viñedos argentinos eso no es tan fácil de encontrar.
Sin embargo hoy podemos hablar de un auge por el Sauvignon Blanc gracias a los viñedos del Valle de Uco y otros terruños fríos del país donde finalmente alcanzó un perfil que suma a la oferta local vinos realmente frescos, expresivos y sofisticados ideales para alternar con los Chardonnay y Torrentés.
Etiquetas pioneras de este nuevo estilo fueron Doña Paula Estate y Los Cardos, ambas elaboradas por la misma bodega que ahora sorprende con el primer espumoso argentino elaborado 100% con Sauvignon Blanc.
Se trata del Doña Paula Sauvage Blanc ($124), un Brut Nature elaborado con uvas de Tupungato que exalta la expresión cítrica típica del Sauvignon Blanc junto a notas herbales refrescantes. En paladar su acidez marcada lo convierte en un vino ideal para el aperitivo y los frutos de mar.
Sin dudas un espumante difícil de encasillar que hace honor a su nombre, Sauvage, que no significa otra cosa que salvaje en francés.