Malbec es sinónimo de Argentina. De eso no caben dudas. Pero el Malbec de la Patagonia no es sinónimo del Malbec del Valle de Uco o del Valle Calchaquí: si cambia el terruño, cambian los estilos posibles para un vino. 

Ahora bien, ¿cuál es la característica de los mejores Malbec de Patagonia? El color es siempre profundo y púrpura; los aromas puramente frutales, con algún trazo herbal y, particularmente en Río Negro, floral, de violetas. 

La boca es muy diferente en cada caso. Para Neuquén, que cultiva sobre la barda y la estepa, los Malbec son anchos y con taninos pulidos. Para Río Negro, que lo hace crecer sobre los suelos de gravas arcillosas del fondo del valle, tiene más estructura de taninos, algo más reactivos también.

Solo en mi último reporte de vino de La Patagonia –publicado por VINOUS en Estados Unidos– probé 40 Malbec de Río Negro, La Pampa y Neuquén, más algún ensayo de Chubut. 

Por eso, independientemente del precio –que es un factor importante en Patagonia, ya que el promedio de exportación es superior al resto de Argentina–, listamos los 10 mejores Malbec de Patagonia a continuación.

Mejores Malbec de Patagonia

1. Humberto Canale Old Vineyard Malbec 2020. Se elabora en General Roca con un viñedo plantado en la década de 1960, criado en barrica por un año. Ofrece ciruela y cereza, sobre una madera en el fondo, fragante. De cierta tanicidad y amplio paso, queda jugoso en el fondo de boca.

2. Saurus Barrel Fermented Malbec 2020. Con uvas del Chañar plantadas sobre la barda, fermenta en barricas donde se cría luego ocho meses. Púrpura intenso, recuerda a ciruela y caja de lápices, con pizca de vainilla y clavo. Expresivo. Fluido y jugoso, de paso fresco y frutado, con taninos pulidos y musculosos.

mejores malbec de patagonia3. Humberto Canale Gran Reserva Malbec 2020. De General Roca y con una crianza de 12 meses en barricas, ofrece intensa ciruela y violeta, con un trazo de crianza que suma complejidad. De cierto paso suave, los taninos le dan agarre al cabo. 

4. Verum Single Vineyard Malbec 2020. De Fernández Oro, Río Negro, criado un año en barrica de roble nuevo. Violáceo intenso, recuerda a guinda, ciruela y violeta, con una madera sutil. Expresivo. La frescura jugosa enciende unos taninos finos y reactivos. Es un típico Malbec de la región.

5. Araucana Malbec 2019. Con uvas de Valle Azul, Mainque, Río Negro, se cría 1/3 en barricas francesas nuevas. En aromas, recuerda a ciruelas frescas y mora, con un trazo de confitura, piedra mojada y pizca de pimienta blanca y violetas. Atractivo. Terso, sucroso y con el paso de la madera evidente en el tacto, es jugoso y de final franco y frutado. Es la primera añada de este vino.

6. Universo Malbec 2020. De San Patricio, 60% criado en barrica hasta 12 meses, elaborado por Malma. Ofrece linda fruta, guinda y cereza, con trazo de ciruela y té negro, hojas y menta. Es un vino de matices con taninos de grip.

mejores malbec de patagonia7. Fin del Mundo Single Vineyard Finca Don Eduardo Malbec 2019.  Con una parcela sobre la barda de San Patricio del Chañar, y criado en barrica, 20% nueva, recuerda a violetas, ciruelas y arándanos, bien francas, con madera de cedro. Intenso y de cierta complejidad para la complexión frutal, la frescura jugosa subraya el recuerdo floral. Puro en su sabor.

8. Familia Miras Malbec 2019. De Mainque, Río Negro, un año criado en barriles de 600 lts. Intenso, combina ciruela con una pizca de mora, violetas y pimienta, trazo de hierbas. Complejo. Terso y de frescura lograda, deja una hoja de menta en el fondo de boca. Tinto con precisión en sus formas.

9. Roka Malbec 2020. Chacra elabora las uvas de un viñedo plantado en 1945 en Mainque, Río Negro, 90% fermentado en concreto y el resto criado en barrica usada. Recuerda a violetas y ciruelas frescas, y ofrece cierta salinidad en boca, con frescura vital y jugosa que da vida a unos taninos pulidos y de delicado grip. Un Malbec con sentido de Pinot.

10. Noemía Malbec 2019. Elaborado con uvas de un viñedo de 1932 y criado en barricas, es un compendio de ciruela y cereza frescas, violeta y té negro. Lleno de matices. Con un balance en proporción justa entre taninos y acidez, el vino gana energía y se desplaza lleno de sabor por la boca. De largo y grato recuerdo, entre complejo y frutal.

Hasta aquí los mejores Malbec de Patagonia. Por supuesto, hay más.

Es periodista y enólogo y escribe como cata: busca curiosidades, experimenta en formatos y tiene una pluma capaz de desentrañar el secreto áspero del tanino o de evocar el sabor perdido de unas granadas en la infancia. Lleva más de quince años en esto. Lo leen en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) o bien en importantes medios nacionales, como La Nación Revista, La Mañana de Neuquén, Playboy y JOY, entre otros.