Llegó la hora de las golosinas veganas. Veamos: el 12% de la población argentina es vegetariana o vegana. Sí, más de 5 millones de personas eliminaron la carne y buena parte de los animal de su dieta.  Esto representa 3% más que el año pasado, según el informe de Kantar – Insights Division de julio último.

Pero para los que abrazan el veganismo abandonar el asado es una acción política, dejar los los alfajores es un acto de renuncia muy difícil. Este estilo de vida no sólo implica vivir a base de plantas y legumbres: los veganos también quieren divertirse. Esto lo saben las empresas que ya lanzaron al mercado productos dulces y snacks sin insumos animales. Así, llega la hora de las golosinas veganas.

Aunque a simple vista parezca que un chocolate o un caramelo no deberían tener ingredientes no-veganos, sucede bastante seguido. La cuestión no solo se trata de si tienen carne, leche o huevo: los colorantes, las grasas y algunos azúcares no tienen el origen que aparentan.

Por ejemplo, el colorante E-120, también conocido como colorante rojo, proviene de insectos y se usa tanto para comidas como para cosméticos. La gelatina, componente fundamental de muchos dulces, sale de la piel y los huesos de vacas y cerdos. Y el azúcar refinada suele estar rebajada con carbón de hueso de ganado. No es tan fácil como ir al kiosko y agarrar lo primero que aparezca.

golosinas veganas
Felices las Vacas propone chocolates, alfajores y helados 100% libres de insumos animales.

Bienestar y golosinas veganas

Compañías como Granix, Billiken y Lipo lanzaron una serie de golosinas veganas para no perder el vínculo con el 12% de los argentinos. La empresa a cargo de la famosa línea de galletitas Frutigran dijo en un comunicado que “este año se tomó la decisión de no utilizar el insumo leche” y sumó así más de 50 productos sin ingredientes de origen animal a su lista. Además, presentó una nueva línea de Veggie Snacks con cuatro sabores diferentes, elaborados principalmente con maíz, papa, avena y soja.

Billiken, mayormente conocida por sus pastillas y caramelos, no se quedó atrás. Si bien algunos productos, como las pastillas DRF y los bombones frutales, ya son aptos para veganos, la marca decidió lanzar la línea de gomitas +Vida. Tiene cuatro variedades, cada una pensada para “aportar un agregado de bienestar, salud y conciencia sobre los alimentos que consumimos”, dice la campaña. Hay sin azúcar, fuente de calcio, con colágeno y veganas, claro.

golosinas veganas
La industria se va poniendo a tono con la movida vegana, como estos snacks veggie saborizados.

Hace pocos meses, Lipo, la productora de infinidad de chupetines, caramelos ácidos y masticables, se puso la 10 verde y comenzó a certificar sus productos aptos para consumo vegano con un sello. Además, modificó los ingredientes del caramelo masticable. Lo que se cambió fue una grasa de origen animal que se convirtió en vegetal. Es uno de los pocos dulces de este tipo que se volvieron aptos para consumo vegano, según la empresa.

Imitar sabores

Por otro lado, en los últimos años también surgieron empresas de golosinas veganas elaboradas específicamente por y para este colectivo. Felices las Vacas busca una alimentación consciente a través de sus chocolates, alfajores y helados 100% libres de insumos animales. Para reemplazarlos, usan frutos secos, como castañas y almendras, además de aceite de coco.

Según el director de la empresa, Roberto Cantoli, la idea es “imitar los sabores que uno ya conoce para que sea más fácil el cambio de hábito”.

El chocolate Le Choc ya lleva un año a la venta y los alfajores están disponibles desde febrero, junto a otros 40 productos alimenticios. Además, constantemente están lanzando nuevas propuestas.

golosinas veganas
Alfajores, helados y más: la nueva tendencia es elaborar golosinas a base de frutas, leches de semillas e ingredientes no derivados de animales.

Cerro Azul es una empresa cordobesa, famosa por sus alfajores saludables. De siete variedades de sabores, cuatro son veganos y tres sin azúcar. Además, todos libres de gluten. También tienen bombones frutales, galletitas dulces y snacks salados, todo veggie.

Si no tenés ganas de innovar y preferís quedarte con los sabores conocidos, hay muchas golosinas en la góndola que son aptas para consumo vegano y probablemente nunca lo supiste. Por ejemplo, el chocolate semi-amargo de Águila, la Rhodesia, las galletitas Oreo, los chupetines Pico Dulce y los Baby Doll, las TicTac, el chocolate con maní de Lheritier, las papas fritas de Lay’s y Krachitos, y la lista sigue. Son apto veganas, dicen no contener ningún derivado animal. Vos elegís.

Sello y app

Muchas empresas están tomando conciencia de la importancia que tiene este estilo de vida en el mercado y comenzaron a certificar sus productos aptos para consumo vegano con un sello. ¿Cómo saber qué alimentos no tienen ingredientes derivados de animales si de verdad no lo tienen? Muy fácil: hay que revisar la etiqueta y ver que no aparezcan componentes que empiecen con la letra E, como el colorante E-120, ni gelatina o azúcar refinada.

Y si todo eso te parece mucho trabajo, existe una aplicación para el celular con muchísima data. AptoVegan funciona en varios países de habla hispana, entre ellos Argentina, y tiene un listado súper completo de golosinas, alfajores, snacks, barras de cereal y todo tipo de alimentos comerciales que son aptos para consumo vegano.

Ya no hay excusas para poner primera y arrancar con golosinas veganas onda verde.