¿Sos de los que pasan por delante del cajón de zapallitos y no te mueven un pelo? ¿Sos de los que huye de la fuente de zapallitos rellenos recordando aquellos de la infancia que estaban sobrecocidos, oscuros y amargos? Ok, acá te proponemos darle una oportunidad a los zapallitos rellenos. Primero porque bien hechos son ricos; segundo porque son parte de nuestra identidad gastrocultural y tercero porque son económicos y su sabor neutro está buenísimo para combinarlos como quieras. Por eso, servite: tips que jamás fallan y tres recetas para disfrutar de los zapallitos rellenos.

Brishoso

El zapallito debe estar firme y brilloso, no queremos zapallitos tristones. Lo ideal, recién cosechados, con pulpa fresca y semillas apenas esbozadas. Compralos más o menos de igual tamaño, así se cocinan todos al mismo tiempo.

Base, tapa, hueco

Cortá la base apenas para que se sostengan derechitos en la fuente. Y decapitalos cortando una tapita de 1 cm para poder ahuecarlos. Luego, sacabocados, cucharita, cuchillito, todo sirve para sacar con cuidado la carne-pulpa. Más tarde será relleno.

Lo crudo y lo cocido

Hay dos escuelas a la hora de cocinar zapallitos. La tradicional dice que hay que blanquearlos antes de rellenarlos: pasándolos por agua hirviendo con sal unos 5 minutos o ahuecándolos y llevándolos al horno por el mismo tiempo con apenas aceite. Pero, los que prefieren arrancar desde el zapallito crudo, tienen sus argumentos: hervir hará que todos los nutrientes de los zapallitos queden en el agua. Y el horno hará que pierdan esa turgencia que tanto nos gusta. Vos elegís.

Relleno

La tradición es carne picada, cebolla, morrón, tomate, ajo, pimentón, orégano, comino, queso y al horno. Pero las mil y una combinaciones de sabor están permitidas.

Carne y más o menos

La carne se puede estirar agregando arroz, cebada (¡dale una chance también a la cebada!), trigo, pan rallado, mijo, porotos. Salí de tu zona de confort y explorá.

Dale una chance a la paz, y a los zapallitos rellenos 1
Un clásico que con los tips correctos es irresistible.
Ojo con la cocción

Lo recalcamos: no sobrecocinar los zapallitos o quedará lo peor de ellos. Serán blandos, sosos, amargos, sin gracia. Hay que prestar atención y retirarlos del calor cuando todavía estén verdes y crujientes. Otro tip: acomodalos en la fuente o en la sartén apretaditos, así mantienen la forma en la cocción.

Ahora sí, las recetas. Buscamos y elegimos tres bien distintas, para que hagas la que más te gusta (o todas).

Clásica

6 zapallitos bien firmes, con base, pulpa retirada y tapa lista, reservalos. En una sartén bien caliente, dorá en aceite 1 cebolla, 1 morrón rojo y 1 cebolla de verdeo picado. Sumá la pulpa del zapallito también cortada chiquito. Una vez que esté todo cocido, agregá 300 g de carne picada, agregá un poquito de ajo, sal y pimienta. Después podés sumar orégano, ají molido, una pizca de comino. Cociná hasta que se evapore el líquido de cocción.

Rellená los zapallitos, sé generoso. Acomodalos en una fuente para horno, bien juntitos, y salseá con salsa de tomate casera (en una sartén dorá cebolla rallada, ajo, puré de tomate, sal y pimienta y a último momento agregá hojas de albahaca picada). Antes de meterlos al calor, un cuadradito de queso cremoso por encima y al horno medio, unos 40 minutos. ¿Tenés horno eléctrico? Va como piña. Tip: hacé todo igual, sin carne, y serán vegetarianos.

De humita

En una cacerola, dorá en aceite de maíz 1 cebolla y 1 morrón rojo cortados en brunoise. Agregá 2 tomates concassé, sin piel y sin semillas, y 6 choclos rallados. Cociná durante 5 minutos. Agregá una cucharada de azúcar, pizca de sal, pimienta y pimentón picante. Apagá el fuego. Incorporá 100 g de queso rallado y 2 huevos. Revolvé y dale consistencia con miga de pan procesada. Rellená 6 zapallitos con la humita, espolvoreá con queso rallado y gratiná en el horno a 180°C durante 10 minutos. Se pueden servir calientes, tibios o fríos.

Dale una chance a la paz, y a los zapallitos rellenos 2
Un plato versátil para todos los gustos.

De chorizo

Este relleno la rompe y es re fácil. Para 8 zapallitos, desarmá 2 chorizos de cerdo (sacales la carne y retirá la piel), mezclalos con 1 cucharada de puré de calabaza, 1/2 cebolla picada, 1 cebolla de verdeo picada, 1 huevo, 150 g de quinoa cocida, 1 cucharadita de perejil fresco, 100 g de queso de cabra (o el que tengas), sal, pimienta, orégano fresco, tomillo, pimentón, aji molido, 1 zanahoria tierna rallada y un chorrito de vino blanco.

Rellená los zapallitos y acomodalos en una sartén grande. Agregá caldo de verdura hasta la mitad de los zapallitos y cociná por 20 minutos. Cuando empieza a hervir, tapá con papel de aluminio y poné el fuego suave. En un ratito están listos para servir.

Zapallitos rellenos hasta el fin (con música de Rutas Argentinas).

Laura Litvin
Es periodista especializada en gastronomía y trabaja en la producción de Cocineros Argentinos, el programa de cocina de la TV Pública. Escribió en La Nación Revista, El Planeta Urbano, El Gourmet, Revista Alta, entre otros medios. Además, es editora de libros en Editorial Planeta y está a cargo de las investigaciones sobre producto para el ciclo M.E.S.A. de Estación. Escribe notas sobre la cocina argentina en distintos medios extranjeros.