En los altos niveles de precio hay una oferta conocida de Malbec y Cabernet Sauvignon en Argentina. La novedad, en todo caso, viene dada por la consolidación de un segmento de Pinot noir de Alta Gama en la que, hasta ahora, había uno o dos vinos. Pero la semana pasada el cuadro cambió con la llegada de nuevos ejemplares al mercado.

Razones para que así haya sido hay muchas. La primera y más importante, es que el Pinot Noir no es una uva fácil. Para tintos, es como un blanco: poco color, poco cuerpo y mucho sabor. Y para blancos, es un tinto: tiene taninos y cierta estructura etérea. Para más datos, es tal su sutileza que pequeñas desviaciones en la elaboración o cambios sutiles de terroir, provocan grandes cambios en el vino final. De ahí que no sea una uva fácil. Ni de producir ni de tomar.

Sin embargo, en nuestro medio las bodega se atreven cada vez más. Sin ir más lejos, hay tres bodegas que han hecho del Pinot Noir de alta gama su insignia, cada una con sus particularidades: Familia Schroeder lo elabora en todos sus segmentos de precios –son siete vinos con base Pinot–; Chacra se propuso desde el vamos (2004) como la casa del Pinot Noir de alta gama en Argentina; y ahora Domaine Nico –presentado el viernes 23 de agosto a la prensa– viene a disputar un poco el rol de ambas. Son cinco Pinot en gamas de precio elevado.

Pero no es único lanzamiento reciente. También Cadus Wines puso en el mercado esta semana su flamante Cadus Signature Series Pinot Noir, el primero de la bodega. Mientras que a comienzos de este año también se conoció el primero elaborado en Capitán Sarmiento, Chubut, por Otronia Wines, cuyo lanzamiento está programado para fin de año.
Para completar el combo antes de pasar a los vinos, basten dos datos con cifras 2018.

Mendoza ostenta la mayor superficie para la variedad, con 1495 hectáreas, y la sigue Neuquén con 238 de un total de 2036 para toda la Argentina. El otro dato relevante: el Valle de Uco representa el 71% de todo lo plantado en Mendoza, con Tupungato liderando cómodo con 583 hectáreas.
Nuevos Pinot Noir de alta gama
Domaine Nico. La bodeguera Laura Catena toma el Pinot Noir como una cruzada personal y propone cinco vinos de diferentes parcelas pertenecientes a tres viñedos en Tupungato. Cada uno de los vinos tiene un nombre: los dos primeros de la línea se llaman Grand Mère 2017 y Grand Père 2017, de Villa Bastías, a 1120 msnm; siguen en precio Histoire D’A 2017 y La Savante 2016, del famoso viñedo Adrianna a 1450msnm; termina con Le Paradis 2016, cultivado a 1500 msnm. El perfil de los vinos va adelgazando y ganando frescura conforme se asciende, al mismo tiempo que ganan textura fina. Le Paradis es el más complejo pero también el más caro de la Argentina: 12.500 pesos. Si hubiera que elegir con el bolsillo, La Savante ($2800) por tensión y textura y Grand Pére ($1250) por aroma floral.

Cadus Signature Series Pinot Noir (2018, $865). Cadus Wine es famosa por sus Cabernet Sauvignon y Malbec jugosos elaborados con uvas de Uco. Este, su primer Pinot Noir, merece atención. Con uvas de Los Sauces, Tunuyán, Valle de Uco, el enólogo Santiago Mayorga propone un tinto de perfil frutado y floral, cuyo paladar sedoso ofrece una frescura justa y agradable. Para quienes ya amen la variedad y quieran descubrir un perfil sosegado y sabroso.

Alpataco Reserva (2017, $530). La nueva línea de Bodega Schroeder, nacida como producto de exportación, se comercializa desde este año en la Argentina. Elaborado con uvas de San Patricio del Chañar, con la enología de Leonardo Puppato y la consultoría de Paul Hobbs, ofrece un perfil frutado y con recuerdo de roble, paladar amplio y sedoso, con frescura moderada. Para paladares no iniciados, una buena puerta de ingreso.

Wapisa Pinot Noir (2017, $600). A pocos kilómetro de la desembocadura del Río Negro en el Atlántico, Finca Patagónicas elabora este Pinot Noir con viñedos propios. Lanzado a primeros de este año, es un tinto ligero como corresponde a la variedad, con textura suave y un paladar de frescura moderada. Elaborado por el enólogo Fabián Valenzuela y el equipo de Bodega Tapiz, es un lindo ejemplar del sur para paladares curioso.

El Regalón Pinot Noir (2017, $1700). El viticultor Hugo Gottardini y la enóloga Andrea Mufatto elaboran con uvas del Valle de Uco este Pinot Noir de Alta Gama aparecido al filo del año pasado. Es una edición limitada, con buena tipicidad, un trazo ligeramente desprolijo que le sienta bien, de paladar delgado y buena frescura.

Proyecto Hermanas Pinot Noir (2017, $1100). Las hermanas Sofía y Lucila Pescarmona son las encargadas de seleccionar este Pinot vino dentro del porfolio de Lagarde, elaborado por el enólogo Juan Roby. Con uvas de la finca Aguas Verdes, en Gualtallary, Tupungato, este tinto es ligero en color, fragante en aromas y de paladar suave y a la vez de elevada frescura.

Bramare Pinot Noir (2017, $1350). Paul Hobbs elabora Pinot Noir en Sonoma County, California, hace varios años. Este es su primer ejemplar en Argentina, elaborado con uvas de Valle de Uco. Con un perfil rico en aromas que recuerdan cereza confitada, al paladar es maduro y de paso amplio y frescura moderada. Un caso de manual dentro del estilo Hobbs.

Artesano Pinot Noir (2016, $650). La dupla formada por Jeff Mausbach y Alejandro Sejanovich propone este Pinot noir de Alta gama elaborado con uvas de Río Negro. Con uvas del famoso viñedo de Mainque, el tinto ofrece aromas frutales y terrosos, que recuerdan al champignon, con un paladar sedoso, de paso medio y largo final.

Otros Pinot para descubrir
Entre los que llamaríamos clásicos, conviene apuntar a: Saurus (2017, $286), Malma Finca La Papay (2017, $385), Salentein Reserve (2018, $410) y Serbal (2018, $390) para sabor y precio terrenal. Ahora, para elegir por estilos, entre los austeros y frescos, Pintom Vinos del Frío (2017, $1290) y Trivento Black Edition (2016, $660). Entre los que ofrecen un paladar más intenso y a la vez amable y suave, Luigi Bosca Grand Pinot Noir La Consulta (2015, $850) y el clásico Rutini (2015, $1089).

Joaquín Hidalgo
Es periodista y enólogo y escribe como cata: busca curiosidades, experimenta en formatos y tiene una pluma capaz de desentrañar el secreto áspero del tanino o de evocar el sabor perdido de unas granadas en la infancia. Lleva más de quince años en esto. Lo leen en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) o bien en importantes medios nacionales, como La Nación Revista, La Mañana de Neuquén, Playboy y JOY, entre otros.