Te das cuenta de la elasticidad de tu traje de baño cuando volvés a trabajar e intentás ponerte el mismo pantalón que usaste hastsa noviembre. No hay caso: el milagro del elástico te tuvo engañado y ahora hay que lidiar con una pesada herencia de festejos y vacaciones que extendieron tu cintura hasta límites peligrosos para la autoestima.

El asunto es volver al cauce. Y para eso, en plena ola de calor, hay que apuntar a algunos platos sabrosos y frescos, además de livianos. Todo sin renunciar al placer del vino y en un plan detox. Anotá.

Ensalada rabanito, pepino y huevo

Dicho así, preferirías suicidarte a comer un plato con rabanitos y huevo. Pero dale una chance, el truco está en el eneldo y el queso crema que no figuran en el título. Fijate:

  • 400 g  rabanitos
  • 1 pepino
  • 1 manojo de eneldo
  • 1 huevo duro frio
  • 3 cucharadas colmadas de queso crema
  • 2 cucharadas de vinagre de sidra
  • Sal y pimienta negra

 

Lavar bien toda la verdura,  pelar el pepino y cortarlo junto con los rabanitos en forma de monedas delgadas. Cortar el eneldo y espolvorear los vegetales. Sumarle el huevo trozado. Agregar vinagre al queso crema, sal y pimienta recién molida y mezclar bien con un tenedor. La idea es que quede líquido, así es que agregá un poco más vinagre si no fuera sí. Finalmente volcar el queso a la preparación y servir.

Este tipo de plato se lleva lo más bien con estos vinos

Verde, cítrico, palta y mar

Cuatro evocaciones de verano y playa para un plato detox que además llena de color la mesa. Fijate:

  • 1 palta
  • 1 pomelo rosado
  • 1 cebolla morada chica
  •  500 g de langostinos o camarones
  • Hojas de lechuga mantecosa
  • Hojas de escarola fina (o lechuga crespa, si no hubiera)
  • Aceto balsámico
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Trozar la palta, pelar y cortar en gajos el pomelo retirando la piel blanca que es amarga. Picar la cebolla y cortar con la mano la lechuga, la escarola e incorporar a la preparación anterior. Cocer los langostinos en agua hirviendo, pelar, retirar el cordón negro del lomo y una vez frio sumar al resto de los ingredientes. Alinear con aceite, aceto y rectificar con sal y pimienta.

Para esta receta te recomendamos estos vinos.

Ensalada de verdes, higos, bondiola y hongos

¿Bondiola en una receta detox? Parece una exageración, pero son unos pocos gramos, nada grave, para que no extrañes los momentos calóricos del verano. Tomá nota:

  • 2 atados de rúcula
  • 150 g de bondiola en fetas gruesas
  • 12 champiñones
  • 8 higos frescos medianos
  • Aceite de oliva
  • Aceto balsámico en reducción

Cortar la rúcula, retirar el cabo de los hongos y cortarlos en cuartos. Trozar la bondiola y los higos frescos. Mezclar todo y condimentar con oliva y aceite.
Este plato marida bien con estos vinos.

Emiliano Rodriguez Egaña
Es el mejor cocinero del mundo para los que tenemos el gusto de sentarnos a su mesa. Capaz de cruzar la ciudad por unas ostras o de sudar la gota gorda frente a un caldero durante horas, para el resto de los mortales es un estratega de la comunicación digital, el marketing de contenidos y otros tantos menesteres. Trabaja desde hace más de 12 años en medios digitales. Es el responsable de que no fallen los códigos de Vinómanos (plataforma que fundó en 2013), donde también escribe sobre su pasión culinaria.