El microcentro porteño hipnotiza a turistas con el mismo ritmo frenético que asfixia a quienes deben pasar a diario ocho horas en alguna de sus oficinas. Un microclima agotador para el oficinista que encuentra pocas opciones para desconertarse por un momento de la rutina. Plagada de pizzerías al paso, confiterías y locales de fast-food, esta zona de la ciudad difícilmente aparece en las guías foodie de la ciudad. Sin embargo algunos rincones, bastante ocultos, merecen ser descubiertos por el amante de un buen plato. Es el caso de #Patio378.

Para un almuerzo bien pensado, para un after office a cielo abierto o bien para comer rico a la salida de algún teatro de Corrientes, es una excelente opción. Ubicado en la terraza del Novotel Buenos Aires, #Patio378  cuenta con la atmósfera ideal para desconectarse del ritmo laboral o bien refugiarse luego de disfrutar alguna obra teatral.

El lugar. La terraza, aunque esta en la planta baja del hotel, es protagonista indiscutida del restó y asegura intimidad a la hora de ir en grupo para el after o bien para una velada de a dos. Las mesas que rodean la piscina del hotel y el clima de relax que aporta el jardín vertical forman un combo que predispone bien para disfrutar de la barra y su cocteles. Hay opciones novedosas, aunque nos inclinamos más por los clásicos o una copa de vino con selección de quesos y fiambres.

La carta. A cargo del nuevo menú está Mauro Campos, joven chef que llega a Novotel luego de transitar las cocinas de los hoteles Continental, Caesar Park,  Madero y Regal Pacific. Su propuesta ofrece platos con sofisticación aunque sin sobreactuaciones. Entre las entradas se destaca Alma & Vida ($98), mollejas crocantes, alcauciles, papas provenzal y huevo mollet, y La Tempestad ($125), pulpo español marinado en mostaza antigua, crudites de apio y shot de gazpacho. Ambos pueden cumplir como principal si la idea es un almuerzo ligero. La selección de ensaladas (entre $120 y $135) también cumplen en precio, calidad y cantidad.

De los nueve principales la Sirena Varada ($245) es una trucha patagónica envuelta en panceta, con tapenade, espárragos y crema trufada de papa, limón y naranja que llena sin sin peso, para los que quieran apuntar a las carnes la opción ineludible es El Lobo ha Vuelto ($235), costillas de cordero asadas con papines norteños, panceta, habas, junto a un caviar de berenjenas salvia.

Los postres son un capítulo de la carta que Campos sugiere experimentar. En general son para golosos, abundantes y bien dulces. A Media Luz los Tres ($98), por ejemplo, llega con cremoso de chocolate con leche y cardamomo, marquise, sopa de chocolate blanco aromatizada con lavanda. Hay otros más frutales y ligeros.

El dato. Patio 378 además cuenta con diversas opciones de carta como su Menú Ejecutivo ($235, buffet de ensaladas, selección de quesos, fiambres y panes más copa de vino y café) y el Menú del Chef ($260, Principal y postre más copa de vino y café). Con una cocina abierta hasta las 2 a.m, para los noctámbulos teatreros de avenida Corrientes Patio 378 propone cambiar las pizzerías por una cena bajo las estrellas. La cuenta final no será muy diferente.

GPS: Novotel Buenos Aires – Avenida Corrientes, 1334 (Microcentro/Tribunales) – Buenos Aires – Lunes a sábado almuerzo de 12.30 a 16, cena de lunes a sábado de 20 a 2 a.m. – Reservas 4370 – 9512 o [email protected]