Un fenómeno imparable, que ya había tocado a las marcas más importantes de la música, el entretenimiento y otros universos afines, finalmente llegó al territorio foodie: el gaming. 

Más que un pasatiempo, el invertir horas compitiendo frente a una pantalla se convirtió en un estilo de vida que en Argentina abraza a cada vez más adolescentes y sub 40. 

El mundo gastronómico prestó atención a esta movida, en especial en el continente ya que en América Latina se concentran más de 185 millones de fanáticos, de los cuales casi 23 millones son argentinos.

Alertado por la profesionalización de los esports, su crecimiento exponencial en la región y el incremento mundial de “jugadores serios” (se los  clasifica de acuerdo a las horas que destinan por día a la actividad) que se disparó a partir de la pandemia de Covid, el segmento foodie se zambulló en la movida gamer a través de la Esports Food League (EFL).

Esports Food LeagueEsports Food League: 8 marcas

Esta liga, la primera de su estilo, está formada por ocho equipos de marcas muy conocidas en la industria de alimentos, pero que jamás habían estado relacionadas con los deportes electrónicos. De esta manera, Sushi Club, El club de la Milanesa, Tea Connection, Green Eat, Valenti, Almacén de Pizzas, Kentucky y Burger 54, por primera vez competirán entre sí a lo largo de cuatro meses. El equipo ganador será sponsoreado por la respectiva marca por un lapso de entre tres y seis meses. 

Un staff nativo gamer del vertical de Gaming & Esports de la Agencia Moscú, liderado por Eric Manrique y Nicolás Honeker, lleva adelante este proyecto de cuatro meses, que ya está en la etapa de las competencias y cuyas finales están previstas para las últimas semanas de diciembre de este año

Los equipos seleccionados son de nivel amateur y semi profesionales, con jugadores de entre 20 y 35 años porque apuntan al desarrollo de los que ya competían y que ahora se animan a dar un paso más representando a una marca. 

Toda la acción está centrada en Discord, la plataforma seleccionada por la EFL y la favorita de millones de jugadores en todo el mundo para comunicarse con sus amigos y colegas.

Las transmisiones de las partidas en streaming se verán a través de Twitch, con relatores y hosts. La comunicación del calendario de transmisiones se realizará desde las cuentas oficiales de Instagram, Twitter y Facebook de la liga: @efoodleague.

También habrá información sobre la competencia y el streaming en las redes sociales de los equipos, que manejan sus propias  (y abultadas) comunidades de fans y seguidores en Instagram y Tik Tok.

Esports Food LeagueAsí comunica la liga del morfi

Volvamos al objetivo: las marcas gastronómicas plantan bandera en el mundo de los esports buscando expandir cada vez más sus comunidades del país al mundo, a través de un formato nuevo que penetra directamente en las generaciones X, Y (o millennial) y Z. Con estas acciones innovadoras de marketing, el vínculo de cada equipo con su marca se fortalece porque también comunica los productos de su team que tengan que ver con la Esports Food League. La intención es que ese vínculo crezca más allá de la competencia.

Las etapas competitivas, que son cuatro, fueron nombradas a tono con la temática. Por ejemplo, la primera etapa clasificatoria, se llamó mise en place, la segunda, entrada y en noviembre serán las instancias finales o plato principal, previo a la última fase. 

La liga que juega con la comida viene a cuestionar y poner patas para arriba el sermón que nos dieron de chicos, con una comunicación disruptiva y nuevos canales para aumentar la visibilidad.

Como otra apuesta para avanzar sobre el nicho gamer, los equipos de Moscú ya están delineando nuevas ideas para que las marcas de bebidas también incursionen en los deportes electrónicos

Esports Food LeagueJuego responsable 

Todos los aspectos de la interacción en el mundo esports fueron contemplados a la hora de cranear el proyecto de la Esports Food League.

Ante investigaciones que dan cuenta de que 3 de cada 10 jugadores ocupan más de 5 horas diarias en sus prácticas (la mitad de ellos sufre dolor en el cuello y no realiza actividad física que ayude a aliviar o corregir esas afecciones), Moscú Gaming desarrolló #JuguemosResponsablemente.

Se trata de una iniciativa para reconocer los riesgos de la práctica competitiva de videojuegos, evitar los malos hábitos y priorizar el desarrollo de los esports de forma saludable.

Es por eso que los equipos estarán acompañados por un grupo de kinesiólogos y psicólogos que guiarán su actividad.

Nació en la provincia de Mendoza, donde estudió Comunicación Social y Pastelería. Escribe sobre viajes, gastronomía y lifestyle en las revistas Lugares, Ohlalá!, Weekend y para La Nación. Colaboró con el Suplemento Turismo del Diario Los Andes y con las revistas Cosmopolitan, Seventeen, DMag y Cielos Argentinos. En vidas pasadas, también hizo producción de tele y radio. Sus notas en el celular son listas interminables de destinos y restaurantes pendientes de todo el mundo.