De dónde viene la receta de carrot cake? Los yanquis la hicieron famosa, porque inventaron el marketing (ponele) y entonces la carrot cake en formato budín, muffin y pastel de zanahoria se volvió global. Hubo un momento en que lo más cool del mundo era tomar un café con una de estas tortas en formato individual en uno de esos localcitos piolas de Williamsburg, en NY (dato para viajar por Instagram: mirá esta maravillita del café Devoción, uno de más lindos para ir a conocer si estás por allá).

Si la probaste alguna vez, ya conocés las señas particulares de la carrot cake: es húmeda y oscura, tiene ese dejo especiado y el frosting de crema redondea su sabor rústico. Y las nueces pecan, vivan por siempre en la gloria bendita de los frutos secos, son el tropezón perfecto que alegra cada bocado.

receta de carrot cake

Dicho todo esto, vamos a la receta, que es más antigua que Matusalén (te contamos más abajo). ¡Ah! Antes algunas aclaraciones:
TIP 1) Mejor si tenés balanza de cocina, te resuelve la vida. Si no, no importa, taza o vasito medidor va.

TIP 2) Si vas a hacerla en formato torta, te sugerimos usar dos moldes de 24 cm, luego te contamos por qué. ¿No tenés dos? Ok, podés hacerla igual. Solo te damos caminos posibles.

Receta de carrot cake (en formato torta)

Ingredientes (si vas a hacer carrot cake en formato budín, pensá en una budinera grande para estas cantidades, mínimo de 30 cm).

  • Harina 0000 300 g
  • Polvo para hornear 2 cdtas.
  • Sal 1 pizca.
  • Canela molida 1 cda.
  • Aceite neutro 360 cc
  • Azúcar común 240 g
  • Azúcar negra 240 g
  • Esencia de vainilla 1 cdta.
  • Huevos 5 
  • Jengibre 1 cdita (puede ser rallado o en polvo)
  • Clavo de olor, 1 pizca (opcional)
    Zanahorias ralladas 360 g (unas 3 zanahorias medias grandes)
  • Nueces pecan 120 g
  • Pasas de uva rubias 100 g
  • Papel manteca
  • Manteca y harina para enmantecar los moldes

Frosting de queso (si vas a hacer la carrot cake en formato budín, dividí las cantidades de queso crema y azúcar impalpable (el resto igual) por 2 y solo untá el budín por encima con una capa gruesa)

  • Queso crema firme 600 g
  • Azúcar impalpable 360 g
  • Crema de leche 100 cc
  • Ralladura de naranja 1 cdta.

receta de carrot cake

Procedimiento

  1. Precalentá el horno a temperatura media. Enmantecá dos moldes de 24 cm, poneles papel manteca, volvé a enmantecar y enhariná. Sí, parece una exageración, pero esto garantiza que no se te pegue. Es una mezcla que lleva mucha azúcar, puede caramelizar y pegarse en el fondo. No queremos eso.
  2. Primero mezclar los secos y reservar: la harina, el polvo de hornear, la sal y la canela molida.
  3. En otro bowl batí el aceite con los dos tipos de azúcar, la esencia de vainilla, las especias y agregá los huevos de a uno. Luego incorporá todos los secos e integrá bien. 
  4. Por último, agregar las zanahorias ralladas bien finas en crudo (se van a cocinar dentro de la torta en el horno), las nueces pecan partidas y las pasas de uva deshidratadas (se van a hidratar con la mezcla y van a aportar acidez).
  5. Volcá la mitad de la preparación en cada molde (acá es cuando viene genial la balanza). Esto le permitirá a cada bizcochuelo desarrollarse mejor que si lo cocinás todo junto en un solo molde. Quedará un poco más esponjoso y aireado. Pero si solo tenés un molde, no pasa nada: cuando la carrot esté fría, la cortás al medio y ya está.
  6. Horneá por 30 a 40 minutos aproximadamente a 170°C. Si la hacés entera en un solo molde, va a necesitar más tiempo, unos 55 o 60 minutos. Dejá enfriar.
  7. Para el frosting, batir el queso crema (usalo a temperatura ambiente, así es más fácil de integrar) con el azúcar impalpable y ralladura de naranja (opcional). Por último, para que no se corte, incorporá la crema de leche bien fría ya batida (batila hasta lograr picos en un bol aparte). Esta mezcla mandala a la heladera un ratito antes de armar la carrot cake.
    Caminos alternativos: Podés usar solo queso blanco, sin agregarle crema de leche y estará re bien. También podés usar un poco de manteca en vez de crema de leche o un chorrito de leche (todo depende del punto lácteo que le quieras dar a tu frosting). Vos elegís.
  8. En el plato de torta que elijas, disponé la base, rellená con el frosting, poné el segundo bizcochuelo encima y en la superficie distribuí de manera rústica lo que te quede de crema. Decorá con más nueces pecan, hacete un cafecito y viajá lejos, lejos, lejos.

receta de carrot cake

¿De dónde viene la carrot cake?

Este pastel de zanahoria es muy antiguo. Se hacía en la Edad Media, cuando el azúcar era un bien muy costoso (como la sal, se heredaba en los testamentos) y entonces, para compensar la falta de azúcar, se usaban zanahorias ralladas. De paso, aportan ese toque dulzón y ácido a la vez, lo que vuelve a esta torta muy singular.

Es una torta que no lleva manteca, y como se hace a base de aceite neutro, dura un poco más (TIP 3). Como dijimos, la podés hacer en formato tarta de zanahoria, como budín o, por qué no, como muffins individuales. Siempre es rica.

No le temas al uso de especias: le quedan muy bien a la carrot cake y son los toques de sabor que la vuelven única.

TIP 4. Ojo con el azúcar negro: que no te vendan gato por liebre y te den esa cosa melosa pintada vaya a saber con qué. Comprá azúcar negro de calidad. Tiene que tener aroma a caña de azúcar, a miel profunda. 

TIP 5. Las nueces pecan son geniales, pero podés usar nueces comunes o almendras, claro que sí. ¿Qué más? ¡Nada! Hacela ya.

Receta de carrot cake casera: 5 tips para que quede bomba
Carrot cake casera: 5 tips para que quede bomba 1

Receta de carrot cake: húmeda, especiada, con esos pedacitos de nueces pecan cada tanto y esa crema firme que completa la felicidad de la vida toda. Acá compartimos la receta perfecta de la torta con zanahorias que se gana todos los aplausos.

Tipo: Dulce

Cocina: Estados Unidos

Palabras claves: carrot cake, tarta de zanahoria, torta de zanahoria, pastel de zanahoria

Rendimiento de la receta: 8

Tiempo de preparación: PT00H40M

Tiempo de cocinado: PT00H40M

Tiempo total: PT2H00M

Ingredientes de la receta:

  • Harina 0000 300 g
  • Polvo para hornear 2 cdtas.
  • Sal 1 pizca.
  • Canela molida 1 cda.
  • Aceite neutro 360 cc
  • Azúcar común 240 g
  • Azúcar negra 240 g
  • Esencia de vainilla 1 cdta.
  • Huevos 5
  • Jengibre 1 cdita (puede ser rallado o en polvo)
  • Clavo de olor, 1 pizca (opcional)
  • Zanahorias ralladas 360 g (unas 3 zanahorias medias grandes)
  • Nueces pecan 120 g
  • Pasas de uva rubias 100 g
  • Papel manteca/ Manteca y harina para enmantecar los moldes
  • Queso crema firme 600 g
  • Azúcar impalpable 360 g
  • Crema de leche 100 cc
  • Ralladura de naranja 1 cdta.

Instrucciones de la receta:

1:

  • Precalentá el horno a temperatura media. Enmantecá dos moldes de 24 cm, poneles papel manteca, volvé a enmantecar y enhariná. Sí, parece una exageración, pero esto garantiza que no se te pegue. Es una mezcla que lleva mucha azúcar, puede caramelizar y pegarse en el fondo. No queremos eso.

2:

  • Primero mezclar los secos y reservar: la harina, el polvo de hornear, la sal y la canela molida.

3:

  • En otro bowl batí el aceite con los dos tipos de azúcar, la esencia de vainilla, las especias y agregá los huevos de a uno. Luego incorporá todos los secos e integrá bien.

4:

  • Por último, agregar las zanahorias ralladas bien finas en crudo (se van a cocinar dentro de la torta en el horno), las nueces pecan partidas y las pasas de uva deshidratadas (se van a hidratar con la mezcla y van a aportar acidez).

5:

  • Volcá la mitad de la preparación en cada molde (acá es cuando viene genial la balanza). Esto le permitirá a cada bizcochuelo desarrollarse mejor que si lo cocinás todo junto en un solo molde. Quedará un poco más esponjoso y aireado. Pero si solo tenés un molde, no pasa nada: cuando la carrot esté fría, la cortás al medio y ya está.

6:

  • Horneá por 30 a 40 minutos aproximadamente a 170°C. Si la hacés entera en un solo molde, va a necesitar más tiempo, unos 55 o 60 minutos. Dejá enfriar.

7:

  • Para el frosting, batir el queso crema (usalo a temperatura ambiente, así es más fácil de integrar) con el azúcar impalpable y ralladura de naranja (opcional). Por último, para que no se corte, incorporá la crema de leche bien fría y batí hasta lograr picos. Esta mezcla mandala a la heladera un ratito antes de armar la carrot cake.

8:

  • En el plato de torta que elijas, disponé la base, rellená con el frosting, poné el segundo bizcochuelo encima y en la superficie distribuí de manera rústica lo que te quede de crema. Decorá con más nueces pecan, hacete un cafecito y viajá lejos, lejos, lejos.

Puntuación del editor:
5