El año que se acaba fue uno de los más vertiginosos para el vino argentino. Más allá de los muchos desafíos que planteó la coyuntura local, el mercado internacional también se puso áspero. Sin embargo, la industria no afloja su apuesta por la calidad y las novedades estuvieron a la orden del día.

Así las cosas, estamos en condiciones de decir los vinos lanzados en 2017 marcaron un año que será recordado por que los blancos ofrecieron más novedades que los tintos, los rosados finalmente se transformaron en rosés y los espumosos demostraron que en Argentina la elaboración de burbujas es cosa seria. Repasamos las notas de cata de los últimos doce meses y estos son los vinos lanzados en 2017 que marcarán la agenda para el año que comienza.

VINOS DE MONTAÑA
Como una novedad, los viñedos de los cerros abren una nueva brecha que ya se cuenta en las etiquetas. Algunos de los mas cabales ejemplos, son:

Fósil 2016
(95pts, $1050).

San Pablo es una de las Indicaciones Geográficas que emergen en Tunuyán, Valle de Uco. A punto de ser aprobada, se cuentra entre las que más se habló en 2017. Su clima frío y con una humedad superior a la del promedio cuyano, lo convierten en origen de tintos delicados y blancos interesantes.

El enólogo Sebastián Zuccardi está empecinado en embotellar la expresión más pura de este rincón de montaña. Con este Chardonnay de frescura y austeridad extrema, propone un estilo nuevo para el frío de este paraje a 1400 metros de altura. En boca es lineal con textura seca y final largo, un blanco que abre la puerta a una nueva dimensión.

Estancia Uspallata Malbec 2015 (94pts, $800).

Este nuevo proyecto de montaña, a 2000 metros de altura enclavado en la cordillera mendocina, se convirtió para muchos en “el viñedo más lindo” de la provincia. Aquí, independientemente del marco natural, la clave es el clima, mucho más frío que en el resto de Mendoza y por ende desafiante. En estas condiciones extremas Alejandro Sejanovich elabora este Malbec que ofrece un perfil muy exótico con aromas de frutos rojos y hierbas silvestres con paladar delicado y frescura firme. Uno de los Malbec más originales del momento.

Matervini Piedras Viejas Malbec 2014 (92pts, $800).

La dupla Roberto Cipresso y Santiago Achával volvió al ruedo en 2017 con un proyecto que explora diferentes terruños argentinos. Este Malbec es el más curioso del nuevo proyecto ya que proviene de la región de el Challao, en Las Heras (Mendoza), región ignota para la vitivinicultura de calidad. Emplazadas a 1600 metros de altura sobre suelos pobres y muy antiguos estas viñas dan vida a un vino concentrado y profundo de perfil maduro pero sorprendente acidez y fluidez. Un vino muy exótico para conocer el perfil más extremo del Malbec.

Norton Lote Negro 2015 (93pts, $575).

Este año Bodega Norton inició un nuevo capitulo en su historia a partir del retiro de histórico Jorge Riccitelli que entregó el mando de la vinificaciones al joven David Bonomi. Un relevo que supone varios cambios a futuro entre los que este vino marca un nuevo rumbo. Se trata del primer vino de la histórica casa de Perdriel elaborado íntegramente con uvas del Valle de Uco. Corte 65% Malbec y 35% Cabernet Franc es profundo con reflejos violáceos. En nariz es complejo y elegante mientras que en paladar es intenso, con medio de boca sabroso y equilibrado.

REVIVAL DE VIEJOS TERROIR


Mientras que el Valle de Uco condensa las miradas del negocio y los consumidores, algunos productores vuelven a poner los ojos en los clásicos, con nueva vitalidad y vinos lanzados en 2017.

Proyecto Las Compuertas Malbec 5 Suelos 2016 (94pts, $395).

Los enólogos hermanos Héctor y Pablo Durigutti hace 15 años se instalaron en una bodega de Las Compuertas, Luján de Cuyo, y hoy están dispuestos a reivindicar este rincón  cuya superficie de viñedos se achica cada año. Para hacerlo lanzaron cuatro nuevos vinos que nacen del estudio e interpretación de los suelos y clima de este tradicional terroir mendocino. Cinco Suelos es la combinación de los diferentes perfiles identificaron en la viña. Cada componente se vinifica individualmente en huevos de cemento y luego se unen en el corte final. Un Malbec muy puro y profundo de paladar delicado y vibrante.

BLEND DE BLANCAS

Una de las tendencias más atractivas del año que se va vibró en los vinos blancos: blends de variedades, blanc de noir y el mar como horizontes.

Blanco de la Casa 2016
(93pts, $590). Matías Riccitelli sabe como estar un paso adelantado en materia de tendencias. Este blanco que se lanzó junto al Tinto de la Casa, pone en valor un concepto de bodegón junto a una artística súper original con fotografía de Marcos López.

El vino es un blend del Valle de Uco con Sauvignon Blanc, Semillón y Chardonnay provenientes de La Consulta (San Carlos), Gualtallary y Las Carreras (Tupungato), una mezcla que el enólogo sintetiza en el concepto de “vino de montaña”. Resulta complejo y elegante con rica frescura e intensidad frutal en paladar. Sin paso por barrica, es un vino que se luce en boca como pocos blancos locales.

Wapisa Sauvignon Blanc 2017 (93pts, $300).

Patricia y Jorge Ortiz, propietarios de Bodega Tapiz, desde hace unos años tomaron el control de un viñedo en San Javier, provincia de Río Negro. Muy próximo al río y a menos de 20 kilómetros de su desembocadura en el Atlantico, este viñedo recibe influencia marítima lo que lo convierte en un hábitat ideal para el Sauvignon que desarrolla aromática cítrica y herbal pero con buena armonía y balance, plan que repite en boca junto a una acidez refrescante y sabrosa.

El Esteco Blanc de Noirs 2016 (93pts, $N/D).

Si sos de los que piensa que en los Valles Calchaquíes solo se elaboran vinos briosos deberías buscar algunas de las novedades que El Esteco lanzó a punto de cambiar el año. Alejandro Pepa y equipo tienen la intensión de demostrar que en Salta se pueden lograr vinos complejos y delicados como la Criolla y el Torrontés de la línea Old Vines. Para esto lanzaron este blanco de Pinot Noir que ofrece un color cobrizo con impronta frutal definida y paladar súper refrescante. Un blanco curiosos que se propone como bisagra para la historia del vino Calchaquí.

Geisha de Jade 2016 (93pts, $500).

El Valle del Rhone, Francia, ganó predicamento en nuestro medio, como un horizonte de exploración para técnicas y variedades. Área calurosa en el sur, se asemeja a lo que sucede en nuestro terruños. Así, Marsanne y Roussanne, las dos variedades emblemáticas del Rhone son también el corazón de Geisha de Jade, el blanco que Ver Sacrum lanzó este año y que dejó a más de uno con sed, por la combinación de cuerpo y frescura.

Blanchard & Lurton Les Fous 2017 (93pts, $250).

Otra de las innovaciones entre los blancos vino de la mano de la consagración del assemblage bordelés como otra vertiente en la que abrevar. Corte de Sauvignon Blanc y Semillón, 80-20%, Les Fous es una apuesta por el balance y la delicadeza, antes que la exuberancia tropical de los Sauvignon blanc locales. Muy cítrico y elegante, marca un nuevo camino para los blancos de corte.

Vinos-lanzados-en-2017MAGIA DE BURBUJAS

Mientras que en Argentina somos famosos por los vinos tintos, los espumosos marcan una nueva cancha poco conocida pero que merece distinción. Entre las nuevos ascensos, el método Charmat Lungo ofrece una versión compleja de lo que se elabora en nuestro medio. Por ejemplo, este vino lanzado en 2017:

Alyda Van Salentein (92pts, $430).

Lanzado por Salentein a mediados de año, Alyda ofrece un combo ideal de complejidad aromática por la frescura de las uvas y el método, donde las levaduras y sus panificados aportan el toque de distinción. No fue el único lanzado este año, pero sí uno de los que cabalmente refleja esta tendencia en ascenso. Habrá mucho más, porque las bodega están invirtiendo en maquinaria para desarrollarlos.

TECNICAS DE ELABORACIÓN

Otra de las vías para la innovación que alumbraron nuevos vinos este año y que dará que hablar, es la elaboración de vinos. Mientras que el velo y los naranjos ganaron espacio, la maceración carbónica y los usos de la madera también despuntaron.

Altar Uco Vino de Flor 2015 (93pts, $1500).

Las vinificaciones especiales llegaron para aportar diversidad al mercado y entre ellas los vinos de velo, al estilo Jerez o Jura, fascinan a winemakers y consumidores. Altar Uco es creación de Juan Pablo Michelini, un corte 90% Sauvignon Blanc y 10% de Chenin Blanc que durante la fermentación en barricas de 500 litros desarrolló el velo de manera accidental. Para terminarlo le adicionó vinos 2016 a la especie de solera y se lo dejó continuar su crianza oxidativa. De color cristalino y a penas turbio. Aromáticamente floral, recuerda a la flor de tilo y azahares, cascara de mandarina, mazapán. Ofrece un paladar suelto y sutil con acidez elevada. Muy original.

Alma Negra Orange 2016 (92, $530).

Ernesto Catena relanzó el vino naranjo bajo su marca de cortes misteriosos. Solo logramos enterarnos que realizan una cofermentación de blancas y tintas en barriles junto a los hollejos blancos durante 9 meses. Luego se prensa y el vino vuelve a la barrica hasta alcanzar la oxidación y color naranjo. Aromáticamente recuerda a cítricos y flores secas y frutos de carozo disecados. Ataque seco y delgado, en medio de boca gana volumen que sirve de contrapunto a la acidez. Un vino misterioso de estilo jerezano ideal para los que buscan novedades extremas.

Trapiche Puro / Impuro Malbec (91pts, $250).

Lo interesante de un concepto es cuando refleja algo que sucede en el mercado a nivel d consumo. Eso pasa con Trapiche Puro/Impuro, el tándem de tintos que están elaborados con viñedos de Uco y que propone dos versiones de un mismo vino: Puro, sin madera, pasa 10 meses en recipiente de hormigón armado; Impuro, con madera, pasa 10 meses en roble.

Y la comparación queda establecida entre estos vinos lanzados en 2017. ¿Cuál te gusta más?

NUEVO ESCENARIO CALCHAQUÍ


Para los amantes de los vinos del NOA hay una nueva vertiente: la exploración de un costado más fresco y menos estructurado, de la mano también de otras variedades.

Estancia Los Cardones Tigerstone Garnacha 2015
 (92pts, $450).

Entre los vinos lanzados en 2017 también está la primera Garnacha creación del enólogo Alejandro Sejanovich. El nombre del vino da cuenta de los suelos del viñedo plagado de piedras con incrustaciones de cuarzo en forma de manchas de tigre. Como marca la tradición de las Garnachas de clima cálido es es de color ligero, buena intensidad de fruta roja fresca y también confitada con paladar tenso de buena amplitud. Un tinto versátil y muy fácil de beber.

Vallisto Criolla Extremo 2017 (92pts, $288).

En el año que las uva criollas volvieron a escena vimos a muchos de sus vinos trepar en precio de manera acelerada. Una contradicción para un vino cuyo principal argumento es la simpleza, la disponibilidad de hectáreas y el bajo precio de las uva. Por suerte Pancho Lavaque junto a Marcelo Pelleriti hicieron justicia al presentar esta versión Calchaquí que cumple en sabor y precio. Es un vino de color rojo cereza con buen caudal de fruta roja fresca en nariz además de paladar franco y sabroso.

LA MARCA 2016

Entre los vinos lanzados en 2017, hay muchos tintos cosecha 2016. El dato no pasó desapercibido a los paladares que, al beberlos, encontraron fruta fresca evidente, vinos de acidez lograda y más filosos. Con todo, el año fue ideal para una variedad olvidada, de la que habrá grandes ejemplares 2016: el Merlot. ¿Uno?

Kaiken Ultra Merlot 2016 (92pts, $350).

Lanzar un Merlot al mercado puede parecer una apuesta arriesgada hasta que probás la primer copa de esta creación de Rogelio Rabino y entendés que este vino necesitaba llegar al mercado. Un tinto para enamorarse del varietal o reencontrarse con su expresión de fruta negra, grafito y especias y paladar elegante. Tinto para tomarse muy en serio.