El servicio meteorológico promete sol y el cuerpo pide un poco de aire libre para sacarse el invierno. Es la oportunidad perfecta para ventilar la parrilla y ponerla a funcionar antes de que se oxide.

Claro que la temperatura tampoco es de verano: basta alejarse unos centímetros del fuego para ser candidato a un resfriado ¿Entonces? La parrilla express es la respuesta. Pasar el tiempo justo entre las brasas y disfrutar de una rica comida con olor a verano. De paso, podés invitar a esos amigos que con solo mencionar “langostinos grillados” llegan a tu puerta.

Para 4 personas, se necesita
1 kg. de langostinos con cáscara
2 bandejas de champignones
250 grs. de tomates cherry
1 morrón verde
1 diente de ajo
1 limón (puede ser una lima)
1 puñado de perejil (puede ser cilantro)
Aceite de oliva
Sal
Palitos de brochettes

Cómo hacerlos
Encender el fuego y hacer las brasas. Sumergir los palitos de brochettes en agua y dejarlos ahí hasta el momento de usar.

Pelar los langostinos. Para ello, quitar la cabeza y retirar el caparazón abriéndolo desde las patas hasta el lomo. Dejar sólo la cola. Lavar los langostinos debajo de la canilla y con los dedos (o con un cuchillo) abrir apenas los lomos, se va a poder ver un hilo negro, ese es el aparato digestivo y le aporta un sabor amargo al marisco, así que es mejor enjuagar el langostino bajo el chorro de agua hasta que desaparezca.

Es momento de cortar los hongos en mitades. Para el morrón, retirar las semilla y cortar en cuadrados las partes más tiernas, el tamaño tiene que ser proporcional a los champignones. Por último, se exprime el limón, se pica el ajo y el perejil lo más fino posible. A esa mezcla se le suma un chorro de aceite de oliva. Batir con un tenedor para integrar.

Ahora sacamos los pinchos del agua para intercalar un tomate cherry, champignon, un trozo de morrón y un langostino hasta completar todo el largo del palillo. Después, se colocan todas las brochettes en una fuente y se las pincela con una parte el preparado del limón, el resto lo vamos a seguir usando durante la cocción. Dejamos reposar 15 minutos y llevamos a la parrilla que deberá estar muy caliente. Se deja cocinar a la brasas durante 7 minutos por lado, pintando las brochettes con limón. Ya están listos

Esta es una comida que se puede acompañar con cualquier ensalada o aprovechar el fuego y hacer unos choclos asados. Para esto se hierven durante 10 minutos, se escurren y secan para ponerlos después en la parrilla rotando los lados hasta que estén asados.
Esta comida es ideal para vinos ligeros, sean  blancos, rosados o tintos, como estos.

Emiliano Rodríguez Egaña

Emiliano Rodriguez Egaña
Es el mejor cocinero del mundo para los que tenemos el gusto de sentarnos a su mesa. Capaz de cruzar la ciudad por unas ostras o de sudar la gota gorda frente a un caldero durante horas, para el resto de los mortales es un estratega de la comunicación digital, el marketing de contenidos y otros tantos menesteres. Trabaja desde hace más de 12 años en medios digitales. Es el responsable de que no fallen los códigos de Vinómanos (plataforma que fundó en 2013), donde también escribe sobre su pasión culinaria.