¿Hay vida por debajo de los 40 pesos? Hay. El punto es elegir con buen tinto. Y de los muchos vinos que he probado últimamente, estos seis Malbec que listo a continuación ofrecen un perfil frutado, fresco y de boca amable, perfectos para llevarlos a la mesa diaria. No son los únicos, es verdad, pero sí los que más llamaron mi atención, sobre un total de 450 vinos de todos los precios, catados a ciegas el último mes y medio. Son:

Tracia Malbec 2012 ($27). La ecuación de Finca del Enlace es clara: un tinto sencillo pero gustable a un precio más que accesible. Huele a frutas rojas, con trazo de guinda y algo herbal. Al paladar es sabroso, con buena fruta, andar apenas jugoso y de frescura media con taninos moderados. Tinto diario, fácil y agradable al paladar. Será el elegido de una asado de muchos.

Novecento Malbec 2012 ($30). En la góndola de los vinos accesibles Dante Robino ofrece esta gama de varietales, cuyo Malbec 2013 está entre lo mejor de esta gama de precio. Rojo violáceo de buen brillo, en nariz es expresivo y frutal. Al paladar entra carnoso, con volumen y textura algo rugosa debido a sus taninos vigentes. Sabroso, tiene buena persistencia. Best buy inequívoco para paladares que busquen emociones fuertes.

Callia Alta Malbec 2013 ($30). Si el Malbec de San Juan nunca fue estelar, este vino viene a demostrar que existe margen. Y encima a buen precio. Violeta a la vista, es especiado, con recuerdos de frutos confitados. En boca es intenso y pleno, algo goloso, que hace llevadera a su estructura. Expresivo sin abusar de sus recursos, es un estilo simple y logrado que lucirá mejor en la mesa cotidiana.

Los Árboles Malbec 2012 ($30). Este vino y esta cosecha son un dato de extrema necesidad. Por el precio está en la base de la góndola. Por calidad y sabor, compite con cualquier que esté dos o tres escaparates más arriba. En suma, un best buy de calibre. Elaborado por Navarro Correas, sus aromas recuerdan a la fruta en mermeladas. Liviano, de acidez finamente entreverada y cuerpo ligero, llena la boca de sabor. Tinto jovial, para beber y degustar, muy asadero, por cierto.

San Telmo Malbec 2012 ($30). Desde la década de 1970 en que San Telmo lanzó los primeros varietales, la apuesta de la marca fue elaborar la mejor relación calidad precio en cada categoría. Este Malbec va en esa línea. Tinto de profundidad media, ofrece una aromática frutal, con trazos balsámicos y herbales. Al paladar entra jugoso, con taninos moderados y textura apenas rugosa. Moderno, es un tinto de precio amable perfecto para un plato de pastas.

Serie Terra Malbec 2012 ($38). Bodega Vinterra volvió al ruedo con un plan: competir en calida y precio con sus líneas más accesibles. Y este Malbec da buena cuenta. Atractivo, su aromática es un gol, con una nota florada y frutal que gusta. Al paladar entra jugoso, con paso lleno de sabor y textura tersa. Largo e intenso, se destaca del promedio. Para darse un gusto por poca plata.