Somos cafeteros, ya se sabe. Nos gusta sentarnos en el café a pasar el rato, a leer, a laburar, a encontrarnos con un amigo. Después de tantos meses de #quedateencasa, volver al café del barrio fue una felicidad genuina. La sorpresa fue encontrar un nuevo concepto: café o bares con viveros. ¿Vivero café? 

Sí, cada vez más abren locales que reúnen estas dos propuestas: café + vivero. Un lugar para tomar y comer algo rodeado de plantas. Pero no solo plantas como algo decorativo: en los viveros café podés comprar las plantas que ves, las macetas, la tierra y hasta (en algunos casos) podés tomar cursos y recibir asesoramiento sobre jardinería. Además, podés pedir un café de especialidad, disfrutar de pastelería tradicional o plant based y, sobre todo, conectar con la naturaleza. 

Algunos están ubicados en viveros, otros fueron pensados desde el vamos como café-vivero o al revés. La cosa es que van brotando distintas propuestas que bien vale la pena conocer. Más si tenés mano verde y sos amante del café rico.

Cafés y bares con viveros

Yunga Café

Primero floreció Herbarium, el vivero de 3000 m2 en Pilar que abrió en mayo de 2019 y se destaca por su propuesta de plantas nativas agrupadas según su bioma de procedencia. En diciembre del mismo año, allí llegó Yunga Café.

“El café está emplazado en el área del bioma Yunga, por eso el nombre.  Es como un spin off dentro del vivero, aunque siempre estuvo la idea en el master plan total del espacio. Se trata de un proyecto familiar en el que venimos trabajando desde hace ya 4 años. Encontramos este lugar grande y pudimos hacer varias cosas. Desde agosto del 2020 también sumamos un almacén natural en el que se vende todo orgánico, a granel”, comenta Jeremías Díaz, miembro de la familia dueña y quien participó activamente en el desarrollo del concepto vivero + café. 

bares con vivero
Ubicado en el área Yunga del vivero Herbarium, el café es 100 % plant based.

Yunga es un café 100 % plant based y para lograr la cuidada carta que ofrecen convocaron al chef Luciano Combi (de Fifí Almacén), experto en la cocina a base de vegetales. 

“No sé si tiene que ver con la pandemia, pero sí es cierto que, en muchas disciplinas, no solo en la gastronomía sino también en la arquitectura, el diseño y otras, crece la propuesta de estar en contacto con la naturaleza, a involucrarse con el cuidado del planeta. Creo que esta tendencia va más allá de la cuarentena, tiene que ver con volver a lo natural”.

“Herbarium y Yunga de alguna forma tienen un espíritu renacentista, porque invitan a repensar las formas en que comemos, cómo ocupamos el territorio. Por eso el vivero está orientado a las plantas nativas para jardines de grandes extensiones y los productos del almacén son sin conservantes, veganos. Queremos estar en sintonía”, dice Jeremías.

Qué comer: La carta se organiza en dulce y salado, café, bebidas y té orgánico. Hay alfajor de algarroba relleno de mousse de cacao y pasas de uva sin TACC; hay cheesecake raw de queso de castañas de cajú con mermelada de arándanos y base de maní y pasas; pero la estrellita de la casa es “la torta marquise raw de choco amargo con mermelada de remolacha. Súper proteica, hecha con castañas de cajú, tiene muchos nutrientes. No solo nos importa el sabor, sino también que sea nutritivo”, cuenta Díaz. 

bares con vivero
La carta de Yunga Café se organiza en dulce y salado, café, bebidas y té orgánico.

Entre los platos salados hay croissant hecho con aceite de coco; versiones de chipá relleno con papa y queso de castañas u opción de fécula de mandioca y papa que sale con miel de caña o mermelada de duraznos. Hay tostadas varias con pan casero de masa madre, burger con medallón de lentejas y hongos de pino, coleslaw, queso de cajú y girasol, rúcula y tomate asado en pan brioche de algarroba y trigo que sale con papas y emulsión de zanahoria y ajo asado. Gol.

bares con vivero
Fresco, natural, recién hecho, las premisas de Yunga Café, rodeado de plantas nativas.

¿Dónde? Chubut 406, Pilar, a 400 metros de Panamericana, frente al Mailing Club de Campo. https://www.instagram.com/yungacafe/

Fauna Café

En pleno Palermo, este espacio calmo y lleno de plantas ofrece café seleccionado de origen (de Guatemala especialmente) que sirven en unos pocillitos de cerámica muy mononos. Además, cuenta con barista profesional y asesoramiento de Puerto Blest y los arte latte salen impecables. Y mientras te preparan el cafecito, podés observar la diversa variedad de plantas nativas disponibles para la venta: todas con su precio y su nombre, listas para llevar.

Con el café podés comer una porción de torta de chocolate vegana, alfajores diversos (de coco, de nuez, de maní y chocolate), roll de canela, budines de banana y canela. En la propuesta salada, hay avocado toast, chipá, humus toast, tostada de jamón y queso y más. Para beber además de café ofrecen vinos, smoothies, jugos y cócteles clásicos (te podés tomar un Spritz, por ejemplo).

El ambiente es relajado, y te recibe una gran puerta de hierro gris que invita a pasar al salón. Te podés sentar en el mini jardín de la vereda o en el patio trasero. Simple y bonito.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de FAUNA (@fauna.cafeyflora)

¿Dónde? Malabia 1578, CABA.
https://www.instagram.com/fauna.cafeyflora/?hl=es

Al Alma 

Hace ya dos años instalada en Nordelta, Al alma es una tienda de jardín con objetos de decoración (cestería, muebles, cerámicas, fragancias y más). Pero no solo eso: es también una huerta agroecológica y lugar de encuentro para workshops, talleres y eventos “al natural”.

En medio de ese contexto verde, funciona también un café. Mariana Hogg, alma mater de este espacio, es paisajista de profesión y cuenta: “Viajando descubrí que podía sumar la propuesta de un café boutique dentro del vivero. No teníamos experiencia gastronómica, pero sí de plantas. Nos asesoramos y ahora tenemos una carta muy sabrosa para disfrutar en este entorno natural”, cuenta.

El menú es variado y simple. Se destaca porque usan productos agroecológicos y ofrecen opciones libres de gluten. Podés comer budines, alfajores de nuez, brownies, cookies de algarroba, pasta de maní y chocolate, scons de queso. La recomendada: carrot cake. Para beber, jugos detox de frutas naturales, sin azúcar, como pomelo y maracuyá, limonada de té de lavanda o un té de Tealosophy diseñado especialmente para el café vivero.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Alalma (@alalma.demarianahogg)

¿Dónde? Frente a la parroquia Sagrada Familia en el Centro Cívico de Nordelta, Tigre. https://www.instagram.com/alalma.demarianahogg/?hl=es-la https://alalmajardin.mitiendanube.com/

Sankalpa Verde

Hoy es un café botánico que comenzó como vivero y luego agregó el café, objetos de decoración y jardinería. Cerquita de la plaza Armenia, además de comprar plantas, macetas, terrarios, fragancias, cuadros y velas podés tomar una cerveza Patagonia, un café Nespresso y probar algunas de las delicias dulces caseras que van cambiando todas las semanas. Antes de la pandemia dictaron cursos y talleres de jardinería y seguramente volverán durante 2021. 

¿Dónde? Guatemala 4412, CABA.
https://www.instagram.com/sankalpaverde/?hl=es

Arboredo Vivero Café

Y si estás por San Lorenzo, provincia de Santa Fe, tenés una cita en Arboredo Vivero Café donde además de visitar el predio enorme con miles de plantas podés tomar un cafecito con, por ejemplo, una mini tarta frutal con bananas, dulce de leche, nueces, cereales y miel.

Conocés más bares con vivero? Contanos en los comentarios.