¿Whiskys argentinos? Sí, los hay. Es sabido que a los argentinos nos gusta el whisky. Nadie puede negarlo. Por eso, y a pesar de los avatares de la economía local, las principales etiquetas de scotch escocés siempre están presentes en el mercado. Incluso desembarcaron muchos de los whiskies más caros del planeta en diferentes oportunidades y la oferta nunca llegó a satisfacer la demanda de los fans.

Además, sabemos de la larga lista de whiskies locales que marcaron a fuego los paladares argentinos por décadas.

Pero hoy la cosa viene distinta y un puñado de productores y botellas de whiskys argentinos comienzan a cambiar la escena. O, mejor dicho, a escribir las primeras páginas de la historia de los whiskys argentinos. Sí, hoy podemos conseguir whiskies destilados en Argentina, con carácter argento y hasta elaborados con granos locales.

Agua, clima, granos argentinos

“En Argentina tenemos lo que hace falta para elaborar buen whisky”, asegura Néstor Serenelli, maestro destilador de La Alazana. “Tenemos agua de excelente calidad, climas ideales para la estiba y condiciones para desarrollar nuestros propios granos”. Y por suerte no está solo Serenelli. Hoy te podemos asegurar que al menos una decena de etiquetas de whisky nacionales pueden sorprenderte con su calidad y sabores.

El dato curioso es que sus botellas de edición limitada compiten en los segmentos de los scotch y marcas más famosos con la particularidad de que las etiquetas locales se agotan y deben rastrearse con lupa en la web y tiendas especializadas. ¿Cuáles tenés que probar?

La Alazana

Fundada en 2011, la conocimos como la primera destilería de whisky artesanal de la Patagonia. Sus propietarios son Néstor y Lila Serenelli, quienes en Lago Puelo se ocupan absolutamente de todo el proceso: malteado de cebadas escocesas, destilación y añejamiento en roble. @la_alazana_whisky

 

whiskys argentinos
Whisky es elaborado en Lago Puelo: malteado de cebadas escocesas, destilación y añejamiento en roble.

En los últimos años no han dejado de perfeccionar sus habilidades con viajes a Escocia para hacer sus stages en las destilerías más emblemáticas de la isla. Hoy producen dos etiquetas single malt, un lightly peated whisky y un peated whisky de mayor intensidad que solo se consigue en la destilería o contactándolos de manera directa.

Madoc Single Malt Whisky

Pablo Tognetti es un físico egresado del Instituto Balseiro que luego de años dedicados a la ciencia y a la investigación conduce su propia destilería en Dina Huapi, en las afueras de Bariloche.

whiskys argentinos
Este craft destilled single malt whisky está próximo a salir al mercado.

En su caso, la pasión por el whisky nació en Gran Bretaña, donde aprendió a cocinar cerveza. En 2011 fue uno de los creadores de La Alazana hasta que en 2015 decidió impulsar su propio proyecto cuyo craft destilled single malt whisky está próximo a salir al mercado. www.madocwhisky.com

La Orden del Libertador

Fue en 2017 cuando Ezequiel Domínguez y su mujer Niovi Angelidi lanzaron La Orden del Libertador, el primer whisky de malta en el mundo perfeccionado en barricas ex Malbec argentino. La fórmula fue a partir de maltas escocesas que importaron y afinaron en estos barriles de carácter argento.

Esta primera edición de solo 3700 botellas no tenía declaración de edad (movimiento NAS-no age statement), porque quisieron enfocar la atención de la gente al elemento autóctono. Una propuesta que sorprendió a muchos y gusta tanto que las primeras botella volaron.

whiskys argentinos
Primer whisky de malta en el mundo perfeccionado en barricas ex Malbec argentino.

Más tarde se animaron a sumar Bonfire Super Spiced Whisky, un licor de whisky que contiene whisky de La Orden y resulta de una infusión con canela, pimienta de cayena y miel que también se luce en la barras locales.

La segunda edición de La Orden del Libertador Malbecwood es esta vez de lujo, un single malt de 10 años. Una versión con alma latinoamericana pura, con maltas importadas de Brasil.

Usando el mismo whisky de base se hizo también una edición exclusiva de La Orden del Libertador, pero esta vez perfeccionada en una sola barrica de cerveza tipo Wee Heavy Scotch Ale.

Hoy sabemos que pronto lanzarán una nueva etiqueta destilada en el país, pero tendremos que tener paciencia, la misma que exigen los buenos whiskies.

Barricada

Julián Díaz es un inquieto personaje de la escena gastronómica porteña, por decirlo de algún modo. En realidad es más que eso: ex bartender, es el creador de bares míticos como 878, Florería Atlántico y La Fuerza Bar y Vermú, donde también se ocupa de la elaboración de los vermú junto a Sebas Zuccardi, Agustín Camps y Martín Auzmendi.

También rescata bares notables como Los Galgos y Roma del Abasto y hasta elabora un Pinot Noir junto a Matías Michelini.

whiskys argentinos
Barricada es el primer whisky de Julián Díaz, dueño del 878 bar.

A todo esto ahora suma su primer whisky, Barricada, elaborado junto a Niovi Angelidi y Ezequiel Domínguez, los ya mencionados de La Orden Del Libertador. Se trata de un destilado single grain -100% argentino- del 2008, que maduró por 12 años en barriles, más un wood finish de 8 meses en barriles de Malamado, el Malbec fortificado de Familia Zuccardi que acaba de cumplir 20 años en el mercado.

“Lo esperamos hasta comprobar que habíamos logrado algo nuevo, único y local”, explica el mismo Díaz. Alude a esta partida de tan solo 578 botellas ($3900) de color ámbar oscuro que sirve de contraste para el logo del 878, donde se lo puede adquirir con previa reserva al 4773-1098.

The Williams Casanegra

Cristian y Gabriel Williams son hermanos mendocinos con un pasado vitivinícola que les abrió las puertas al mundo de los alambiques. En 2014 tomaron a decisión de dar forma a la pasión por el whisky e iniciaron la construcción de una destilería y maltería en Las Compuertas (Luján de Cuyo) que cuenta con 12 alambiques y capacidad para 1000 barricas anuales.

Su whisky, The Williams Casanegra, es un single malt cuyo proceso llevan a cabo de punta a punta a partir de cebadas del Valle de Uco, a más de 2000 metros de altura, que ellos maltean.

A esta primera etiqueta se sumará un whisky que aún están afinando a 5000 metros de altura. ¿Hasta cuándo? Hasta llegar al punto de excelencia que los motiva a seguir con este proyecto. “Somos pacientes, es la clave para lograr whiskies de la calidad que deseamos”, asegura Cristian.

Si bien sus productos aún no se comercializan localmente, el mes próximo presentarán una familia de gin con la que aseguran sorprenderán a muchos. ¡Fundamentalistas del whisky, a tener el hielo y el vaso listos!

 

Alejandro Iglesias
Es sommelier y un consumado buscador de tesoros. Capaz de degustar cientos de vinos y de recordar del primero al último con la precisión y la agudeza de un entomólogo, conoce como nadie esos rincones del mercado a los que todos quieren llegar. Por eso elige los vinos del Club Bonvivir. Por eso escribe en Vinómanos (plataforma que fundó en 2013) sobre sus hallazgos o bien en importantes medios nacionales como Clase Ejecutiva, o internacionales como Decanter.