El mapa de vinos de la Patagonia hoy ofrece botellas de Chubut, Neuquén, La Pampa y Río Negro, las cuatro provincias vitivinícolas de la región. Y si hablar de provincias es apuntar a la gran escala en materia de vinos ¬–donde unos pocos kilómetros pueden obrar diferencias siderales en materia de gusto– hablar de una región tan grande como Francia y España juntas, como es Patagonia, puede resultar impreciso.

Pero puestos a comparar en materia de vinos, Mendoza es una región más pequeña en superficie, pero cubre el 70% del viñedo Argentino, mientras que el mapa de vinos de la Patagonia alcanza al 1,6% de las casi 221 mil hectáreas plantadas (2018) en el país. Un asunto de escalas. Si decir Mendoza es decir poco sobre sus vinos, ya que requiere ir en detalle sobre indicaciones geográficas como Paraje Altamira, Valle de Uco o Agrelo y Luján de Cuyo, decir hoy Patagonia es decir poco sobre lugares tan diversos como San Patricio del Chañar en Neuquén y Capitán Sarmiento en Chubut.

Así, al menos en materia de vinos, a la Patagonia hay que mirarla con otra escala.

mapa de vinos de la patagoniaPatagonia Norte
En el mapa de vinos de la Patagonia, todos los viñedos que están al norte del paralelo 42º corresponde a la Patagonia Norte, la zona más plantada, con casi 3650 hectáreas. Ahí mandan tres Indicaciones Geográficas con algunas cosas en común y una zona en la antípoda. Las parecidas son los valles productivos del río Neuquén, Negro y Colorado.

En torno a la latitud 39 y con veranos cálidos y de buena extensión, ofrecen vinos parientes entre sí, aunque las diferencias fundamentales son de orientación y ubicación respecto al corazón de los valles y por tanto de suelos: mientras que los viñedos de Río Negro están hacia el lecho arcilloso del río, los de Neuquén hoy trepan la barda y sus arenas y estratos, y los de La Pampa están plantados en arenales.

En todos ellos el viento y el sol, junto con la amplitud térmica, son la clave para madurar variedades de ciclo largo como Malbec, algunas veces incluso Cabernet Sauvignon, mientras que el resto llegan sin drama.

Buenos vinos para conocer, en materia de Malbec, son Saurus 2017, Fin del Mundo Reserva 2016 y Humberto Canale Old Vines 2016; en Pinot Noir, destacan Saurus Barrel Fermented 2017 y Miras Jovem 2017; Merlot, Aniello 006 2017, Marcus Gran Reserva 2015 y Patritti 2016; Cabernet Sauvignon, Mantra 2013.

En la antípoda está el valle inferior del Río Negro, en torno a Viedma, el mapa de vinos de la Patagonia encuentra el océano y otro ritmo de temperaturas medias, moderando la amplitud térmica. Pero contrariamente a lo que se pueda suponer por ello, es una zona seca. Tanto como las del centro oeste de la región. Lindo vino es Wapisa Sauvignon Blanc 2018, oriundo de San Javier.

Patagonia austral
Más allá del paralelo 42, en Chubut, existen una decena de viñedos y un puñado de bodegas elaborando vinos con dos vertientes bien diferentes. Están aquellos emprendimientos que se nutren de la estepa para conseguir el sol y la sanidad del desierto, y aquellos que buscaron en la cordillera el marco helado para sus vinos. Juntos alcanzan unas 80 hectáreas de uva.

Entre los productores cordilleranos, que van en línea desde el Bolsón al Hoyo de Epuyén y Trevelin, el asunto es que tanto los suelos como el clima son muy diferentes al resto: ahí llueve y hay materia orgánica en el suelo, por lo que el desafío, además del frío, es el manejo del viñedo para obtener calidad. Destacan los blancos muy filosos con base de Chardonnay, Casa Yagüe Oak 2018 y Contra Corriente 2018; en Pinot Nant y Fall 2017 y Familia de Bernardi 2017.

mapa de vino de la patagoniaEn la estepa, desde Gualjaina a Paso del Sapo y más allá, Capitán Sarmiento –hoy el viñedo más austral del mundo, a 45º de latitud– el mapa de vinos de la Patagonia es estepario. Ahí, el manejo apunta a gestionar la sequedad y el frío. Claro que los suelos son pobres en materia orgánica. Destaca Otronia Blend de Blancas 2017 y Otronia Chardonnay 2017.

Una cosa, sin embargo, hermana a estas dos viticulturas: las heladas. Aquí apenas terminan de madurar las uvas –casi todas blancas, Chardonnay, Sauvignon Blanc, Gewuztraminer; una tinta, Pinot Noir– antes de que lleguen las heladas. De hecho, como sucedió en 2018, pueden incluso tenerlas en pleno enero y alcanzar más de 20 episodios en todo el ciclo.

Indicación Geográfica Patagonia
La IG Patagonia aplica a todos los valles irrigados de la región, por lo que en el fondo, tanto los vinos de todas las provincias más allá del Río Colorado pueden usarla en sus etiquetas. En el futuro mediato, cada uno de los valles podría usar su propia indicación, siendo San Patricio y Alto Valle del Río Negro dos definidas.